Skip to content
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing y Ventas

¿Cómo posicionar tu página web en Google?

Si tienes un negocio online, una página web, un blog donde publicas contenido periódicamente, habrás oído hablar del posicionamiento SEO. SEO por aquí, SEO por allá…Seguramente que cada día lidias con esta palabrilla en tu negocio, ya que es lo más importante para estar posicionados correctamente en los buscadores online: como Google, por ejemplo.

Sin embargo, saber a la perfección qué es el posicionamiento SEO, cuáles son los errores más frecuentes que cometemos, cómo analizamos y reparamos esos errores, qué herramientas podemos usar para posicionarnos, etc., no es tan común. Por eso, vamos a usar este post para servirte de guía en cuanto al posicionamiento de tu página web en Google, así podrás conocer todos y cada uno de los conceptos… ¡y hasta los secretos! Te lo vamos a compartir todo, así que… ¿sigues leyendo?

¿Qué es el posicionamiento SEO? 

Antes de empezar a hablar sobre cómo posicionar nuestra página web en Google, los pasos que debemos seguir o los errores que debemos evitar, vamos a comenzar por el principio: conocer qué es el posicionamiento SEO y cómo funciona.

El posicionamiento SEO ha ido evolucionando y adaptándose a las nuevas circunstancias que pedía el mercado hasta llegar al punto en el que se encuentra actualmente y reunir las características con las que hoy lo conocemos. Podemos decir que el SEO empieza a conocerse como tal en 1994, con el nacimiento de WebCrawler, el primer bot dirigido a indexar el contenido web. Ese mismo año nació Lycos, el primer motor de búsqueda de la historia que utilizaba el sistema de rastreo de páginas. Sólo un año más tarde, en 1995, nació Yahoo! No funcionaba como buscador tal y como lo conocemos hoy en día, sino como directorio.

En esta época, a diferencia de ahora, la única tarea de optimización de los sitios web respecto al posicionamiento orgánico en buscadores consistía en trabajar el título, un factor clave en aquel entonces.

Fue en el año 1996 cuando las palabras clave empezaron a tomar protagonismo en el posicionamiento orgánico. En aquella época, cuanta mayor densidad de keywords tenía un sitio web, mejor posicionado estaba en los resultados de búsqueda. Esto no ha cambiado demasiado desde entonces.

Seguidamente, nació Google, el buscador más utilizado en el mundo en la actualidad, en 1998 de la mano de Larry Page y Sergey Brin. A su llegada, los buscadores fueron evolucionando para ofrecer resultados basándose en un ranking en los resultados de búsqueda, tal y como se continúa haciendo a día de hoy. Fue posteriormente, en el año 1999, cuando las meta etiquetas hicieron su aparición en el mundo del SEO, jugando un papel clave en el posicionamiento orgánico on-page, del que hablaremos más adelante.

Con la llegada de los años 2000, Google fue cobrando el protagonismo con el que cuenta hoy en día. Fue a partir de entonces cuando el SEO-off page empezó a cobrar fuerza, especialmente en lo relativo a los links como factor fundamental para obtener mejores resultados en los rankings. Después, los buscadores comenzaron a dar importancia no solo a la densidad de palabras clave, sino también a su colocación dentro de un sitio web.

Google lanza para ayudar al posicionamiento en su buscador las herramientas de Google Adwords, su servicio de publicidad basado en enlaces patrocinados. Es entonces cuando el posicionamiento SEO empieza a consolidarse y llegar al punto en el que lo encontramos a en la actualidad.

seo_landingActualmente, SEO (de sus siglas en inglés Search Engine Optimitazion) es una serie de estrategias de optimización de contenidos que tiene como objetivo conseguir mejorar nuestra posición en los buscadores, para determinados términos de búsqueda, con la finalidad de aumentar el tráfico hacia nuestra página web. 

Por tanto, las estrategias que utilicemos para posicionar nuestra página web serán técnicas SEO que no solo conseguirán dirigir más tráfico hacia nuestra página web, sino mejorar otras características. Algunas de esas características pueden ser: mejorar el diseño de nuestra página para hacerlo más atractivo para el usuario, mejorar las keywords que utilizamos para referirnos a nuestro contenido en la web, etc. En definitiva, el posicionamiento SEO ofrece a nuestra página web muchas ventajas que van más allá de encontrarnos en el primer puesto cuando alguien busque términos relacionados con nuestra web en Google.

Podemos tener una página web muy atractiva y que resulte muy funcional e intuitiva para el usuario, pero si no aparecemos en los primeros puestos de Google estamos perdiendo la mitad de probabilidades de que alguien entre en ella. Por eso, es muy importante que sepamos utilizar las técnicas y herramientas necesarias para estar posicionados en Google.  Hoy en día, si tenemos un negocio y no aparecemos en los principales resultados de búsqueda, los usuarios difícilmente nos elegirán.

¿Eres de los que se guía por los primeros 10 resultados de búsqueda? Por eso mismo, como sabemos cómo funcionan las personas en internet, es importante darles lo que buscan de la mejor manera posible. 

Para empezar a saber cómo funciona el posicionamiento SEO es fundamental saber entender el uso de las palabras clave. Como hemos visto al principio, fue una de las primeras estrategias que se trataron desde el principio para conseguir un buen posicionamiento orgánico.

Qué son las keywords y cómo funcionan 

Las keywords significan literalmente: “palabras clave” traducido desde el inglés. Las keywords aportan al posicionamiento SEO la posibilidad de trabajar de forma correcta los contenidos con los que queremos posicionarnos en Google.
Por eso, si quieres conseguir un buen posicionamiento orgánico, debes seleccionar las keywords correctas y de forma adecuada para que guarden relación con el contenido de tu sitio web.
00939_seo_ranking
Una idea para empezar a entender qué son las keywords son esas palabras clave que deberás colocar en el título de tu texto, en algún subtítulo y a lo largo del cuerpo del texto en sí (especialmente en el primer párrafo). De esta forma, Google (o cualquier otro buscador) entenderá que el contenido de tu sitio web trata sobre un tema concreto.
Además, las keywords también resultan de gran ayuda para definir el contenido principal de nuestro sitio web y, por tanto, de nuestra empresa y a lo que nos dedicamos como marca.
Dentro de las keywords encontramos las LSI keywords que acompañan a estas primeras y son igual de importantes que las anteriores para el posicionamiento SEO.


Las keywords, como ya sabemos, son las palabras clave que usamos en posicionamiento SEO para que Google nos posicione en un mejor puesto relacionado con los términos de búsqueda. Pero, ¿qué son? Bien, su significado viene de “Latent Semantic Indexin” que en castellano significa “Indexación semántica latente”. Lo sabemos, no has entendido nada con la traducción literal, por eso vamos a darte otra definición, para que comprendas a qué hace referencia este término.


De manera sencilla, podemos definir las LSI keywords como las palabras que ayudan a Google a saber de qué contenido se habla en nuestro sitio web.
Como ya sabemos, Google no es capaz de comprender por sí mismo el contenido de nuestro sitio, ni saber si es de calidad o no, especialmente si este está redactado en castellano (Google está desarrollado en inglés). Por eso, el buscador se sirve de las LSI keywords para saber de qué va nuestra web y mostrarlo cuando los usuarios realicen búsquedas con términos relacionados.

Por ejemplo, y para que lo entiendas mejor, imagina que tienes un blog que habla sobre recetas de cocina. La palabra clave de tu sitio web será probablemente “recetas”. Sin embargo, queremos también aparecer cuando el usuario busque términos relacionados con recetas. Así que, utilizaremos las LSI keywords recetas, repostería, cocina, verduras… para ayudar a Google a comprender mejor nuestro sitio web y que no solo nos posicione en base a la keyword principal.

Habrás podido deducir gracias a esto que la importancia de las LSI keywords es fundamental para tu sitio web, ya que ayuda a que Google entienda lo que aparece en tu web y te muestre como resultado de búsqueda. De esta forma, y continuando con el ejemplo, si tenemos una receta de paella e incluimos paella en nuestras LSI keywords, Google nos mostrará ante los usuarios cuando busquen este término y no solo cuando busquen recetas en general.


Los Googlebots serán los encargados de seleccionar nuestro contenido para posicionarnos, por lo que debemos ponérselo fácil.
En líneas generales, lo que buscan las LSI keywords es crear un “ecosistema de palabras” en el cual todas las palabras relacionadas con nuestro sitio web estén incluidas y puedan ser usadas para el posicionamiento SEO.
Para saber si un lugar es de calidad o no, Google se fijará en muchos factores; uno de ellos será en saber si las keywords con las que está relacionado nuestro sitio web hacen realmente referencia a lo que se está tratando en él. Por ello, las LSI keywords nos ofrecen la posibilidad de dar a Google no solo una palabra clave principal, sino muchas otras que guardan relación con nuestro contenido. Al fin y al cabo, el posicionamiento SEO busca que aparezcamos en los primeros resultados de búsqueda cuando los usuarios busquen contenido relacionado con nuestras keywords.

Cuando entramos a un sitio web y comenzamos a leer, por ejemplo, un post que guarda relación con los términos que hemos buscado, nos comenzaremos a preguntar, a medida que vayamos leyendo, qué es lo que esas palabras nos quieren transmitir. Bien, pues Google hace exactamente lo mismo.
Por ejemplo, si has buscado un post sobre baloncesto, puede que te aparezca uno que no contenga la palabra baloncesto como tal, pero sí otras como pueden ser “canasta”, “jugador”... Esto es gracias a que Google ha podido relacionar los conceptos “baloncesto” y “canasta” y saber que en un sitio web que trata la keyword “canasta” está relacionado con el baloncesto.

Lo bueno de la llegada de las LSI keywords es que ya no hay que repetir constantemente a Google nuestra palabra clave. En relación con el ejemplo de antes, no hará falta que incluyamos en todos nuestros post “equipo de baloncesto”, “nuestro equipo de baloncesto”, etc. Sino que los Googlebots entenderán los términos relacionados y le será más fácil posicionarnos. 

Esto no quiere decir que las keywords principales no sigan siendo tan imprescindibles como siempre han sido, pero ahora las podemos integrar de una forma más orgánica en el texto, gracias a las LSI. Es decir, gracias a la familia semántica de la palabra clave. Google entiende cada vez mejor de qué estamos hablando.

Cómo obtener keywords 

La elección de las palabras clave está envuelta en un proceso complejo, ya que serán decisivas para el posicionamiento de nuestra página web en Google. Las fases para obtener nuestras keywords podrían ser cuatro:

  • Análisis de nuestro sitio web: Debe ser completo y amplio, ya que no solamente se tienen que ver qué temas se van a tratar, sino saber elegir con qué palabras clave nos posicionaremos por encima de nuestra competencia.

Por eso, también es importante que analicemos nuestra competencia con determinadas palabras clave y sepamos darle valor a las que queramos que nos posicionen como marca. Más adelante veremos cómo hacer un análisis completo tanto interno como externo.

  • Definir a tus buyer personas: Lo más importante del inbound marketing es saber definir y crear a nuestras buyer personas: a nuestros clientes ideales. Consiste en la definición exhaustiva de tu público ideal, sus necesidades y cómo realiza las búsquedas para resolverlas y obtener información. De esta manera, podrás utilizar keywords que encajen y sean muy accesibles para los usuarios que te interesan.
    buyer persona
  • Elegir las keywords: Una vez que hemos realizado esos dos pasos, es el momento de elegir nuestras keywords. Para ello podemos utilizar herramientas que nos servirán de ayuda.

Podemos contar con herramientas que nos pueden ayudar a obtener las LSI keywords necesarias para mejorar nuestro posicionamiento en Google. Una de ellas es Keyword Planner de Google Adwords. Esta herramienta no nos lo dará todo hecho, sino que nos entregará un montón de palabras clave entre las que tendremos que seleccionar aquellas que puedan ayudarnos y apartar aquellas que no.

También está muy de moda el uso de herramientas gratuitas y online, como Keyword Shitter. El inconveniente de estas plataformas es que muchas veces este tipo de herramientas nos van a entregar palabras clave completamente similares a la nuestra, pero con otra terminación (long tails). Por ejemplo, si nuestra palabra clave es “videojuegos”, la plataforma nos ofrecerá palabras como: “videojuegos para niños”, “videojuegos divertidos”, etc. Es decir, nos ofrecerá palabras clave a partir de nuestra palabra clave como extensiones, no nos ofrecerá nuestras palabras como podrían ser “consola”, “streaming”, etc.

Una de las mejores herramientas que sí que nos ofrecerá LSI keywords relacionadas con nuestra palabra clave principal sin hacer una extensión de ella es SEMrush a través de su informe de "palabras clave relacionadas". Lo hará de manera automática y nos ofrecerá una infinidad de posibilidades que podremos utilizar para nuestro sitio web.

  • Identificar palabras clave longtail: En la última fase de nuestro proceso de obtención de keywords debemos tratar de buscar conjuntos de palabras más largos y descriptivos, adaptados a la atracción de un tráfico de más calidad y mayor cualificación. Por ejemplo, un long tail de la keyword "coches", sería "coches económicos Barcelona".

Las palabras long tail son muy interesantes porque combinan una menor competencia con la atracción de un público más segmentado que puede estar realmente interesado en tus propuestas.

SEO-on page y SEO off page: conoce las diferencias 

Una vez que hemos empezado a recorrer el camino de descubrimiento de SEO debemos saber que hay dos tipos. SEO-on page y SEO-off page son las dos variedades de SEO que se dan y que se diferencian, principalmente, por los aspectos en los que trabajan cada uno.

  • SEO on-page: Es el encargado de cubrir los factores que afectan al posicionamiento de nuestra página web en Google y que podemos corregir internamente desde nuestra propia marca. Algunos de estos aspectos podrían ser, como ya hemos comentado anteriormente: la velocidad de carga de nuestra página principal, el nivel de optimización de las imágenes, si hay una gran cantidad de elementos duplicados o repetidos. etc. Es decir, el análisis SEO on-page, como su propio nombre indica, se trata de conocer los factores que están afectando internamente y sobre los que podemos actuar de manera directa. 
  • SEO off-page: Se trata de descubrir qué aspectos influyen sobre el posicionamiento de nuestra página web de manera externa. Es decir, qué aspectos están afectando positiva o negativamente a nuestra página web. Por ejemplo, tener un número elevado de reseñas negativas hará que nuestro contenido no se muestre de los primeros en los resultados de búsqueda. O, por el contrario, si nuestra página web está siendo enlazada muchas veces con contenido de calidad, nuestro posicionamiento en Internet se verá favorecido e influirá en la autoridad con la que se ve nuestra página web en Internet. 

¿Cuáles son sus diferencias? 

Como acabamos de citar, el seo off-page es el encargo de saber qué factores externos influyen en el posicionamiento de nuestra página web. Trabajar en él consiste en  aplicar una serie de estrategias y técnicas que nos ayuden a conseguir enlaces externos que apunten a nuestra página web. Tal y como hemos comentado, si tenemos un número elevado de enlaces externos que guíen tráfico a nuestra web y además se trata de tráfico de calidad el éxito en el posicionamiento SEO está asegurado.  

El SEO off-page está ligado al Page Rank de un navegador web como puede ser Google. El Page Rank es una puntuación que Google asigna a todas las páginas web que muestra cuando se realiza una búsqueda y que se va actualizando y modificando cada cierto tiempo. Esta puntuación que Google asigna se basa, principalmente, en enlaces recibidos, visitas totales de la página y calidad del sito en cuanto a diseño, actualización, contenidos, participación, etc.

Es decir, Google valorará la calidad de nuestra página para decidir nuestro posicionamiento en base a los enlaces de otros blogs, publicaciones o redes sociales que enlacen nuestra página web para guiar tráfico. Como Wendy Piersall dijo en una conferencia en 2018, “Google solo te amará cuando los demás te amen primero” ¡Qué razón tenía! 

searching-engine-optimizing-seo-browsing-concept

SEO OFF-PAGE

Para mejorar nuestro SEO off page y que nuestro posicionamiento sea óptimo existen diversas acciones que, si las llevamos a cabo, pueden acabar guiando tráfico de calidad hacia nuestra página web. 

  • Incluir en nuestra página web un blog y actualizarlo: Si queremos que otros blogs con autoridad nos enlacen debemos tener un blog en nuestra página web en el que publiquemos contenido interesante, relacionado con el ámbito de nuestra empresa. 
  • Incluir agregadores de contenido: Muchas plataformas de prestigio encargadas de compartir contenido nos pueden servir para distribuir a través de ellas nuestros artículos y llegar así a una mayor audiencia. Un ejemplo de esta plataforma podrías ser Dotdash.com  
  • Saber aprovechar las redes sociales: Sí, lo hemos dicho cientos de veces, pero es que las redes sociales son una herramienta tan útil y versátil que nos puede ayudar con todo. 
  • Desarrollar estrategias de linkbuilding: Ya hemos contado que uno de los principales factores que favorecen nuestro SEO off-page son los enlaces de blog de autoridad hacia nuestra página web. Por eso, podemos crear una campaña con ellos, ponernos en contacto y explicarles el beneficio mutuo que tendría para ambas marcas que nos enlacemos post de manera recíproca, ya que ellos también ganarían un mayor tráfico con nuestros links.

 

SEO ON PAGE

Por otro lado, existe el SEO on page. Tal y como su nombre indica y hemos mencionado anteriormente, se encarga de aquellos aspectos de nuestra página web que afectan al posicionamiento de nuestra página en Google y que podemos corregir internamente desde nuestra propia marca.

El SEO On Page es fundamental porque contribuye a aparecer en las primeras posiciones de Google y, como bien sabes, aparecer en las primeras posiciones de Google implica una gran cantidad de visitas para tu sitio web.

 Algunos de los aspectos en los que trabaja el SEO on page son: 

  • Optimiza tu sitio webNuestra página web será el escaparate que tendremos para vendernos a los usuarios y que estos nos descubran como marca. Sin embargo, si no la tenemos optimizada, no se posicionará en Google y esto nos restará visibilidad. Tener nuestra página web optimizada es hacer que la experiencia del usuario por ella sea lo más fácil posible, lo más óptima. Algunas de las cosas que podemos hacer para que esto suceda es controlar la velocidad de carga de nuestra plataforma: no incluir imágenes o vídeos que pesen demasiado y que puedan dificultar la calidad de los resultados. 
  • Utiliza buenas keywords: El posicionamiento en Google también consiste en las keywords que utilizamos. Las keywords, como su propio nombre en inglés indica, son las palabras clave que utilizamos en nuestra página. Es importante que en los artículos de nuestro blog, por ejemplo, utilicemos términos relacionados con las competencias de nuestra marca y con lo que el usuario está buscando. 
  • Crear contenido de calidad: Estar bien posicionado en Google es una tarea que requiere cuidado y trabajo constante. Un día podemos estar muy arriba en los resultados de búsqueda, pero si no cuidamos nuestra interfaz y no creamos contenido de calidad, los usuarios entrarán pero volverán a salir.
  • Añade contenidos digitales a tu página: Relacionado con lo anterior y con crear contenido de calidad para nuestra página web, una buena herramienta son los contenidos digitales. Si incorporamos en nuestra web vídeos, imágenes, infografías, etc., haremos la experiencia visual del usuario más atractiva y le ayudarán mejor a entender el funcionamiento de nuestra marca y nuestro trabajo. 

 ¿Cómo empezar mi análisis SEO?

Vale, ya tenemos los conocimientos sobre la mesa: sabemos qué es SEO, qué son y cómo funcionan las keywords, los tipos de SEO en los que podemos trabajar… pero nos falta lo más importante, ¿por dónde empezamos a ponernos con la acción? Vamos a verlo.

Lo más importante antes de comenzar a trabajar en el posicionamiento SEO de nuestro sitio web en Google es conocer el estado actual de nuestra página. Debemos, para ello, realizar un análisis y ver qué errores estamos cometiendo, qué cosas estamos haciendo bien y, sobre todo, cómo las corregimos.

Un análisis SEO consiste en revisar los factores de nuestra página web que afectan a su posicionamiento en buscadores como Google. Estos factores pueden ser: la velocidad de carga de nuestra página web, el nivel de optimización de las imágenes que aparecen en ella, la existencia de contenido duplicado o repetido, etc. 

Esto nos servirá de mucha utilidad cuando queremos llevar a cabo un proyecto de Inbound Marketing para nuestra empresa ya que, antes de nada, es importante saber en qué punto se encuentra nuestra página web. Conocer los factores que pueden estar influyendo en nuestro posicionamiento SEO hará que podamos corregirlos y mejorarlos para dar un mejor posición a nuestra marca y por tanto una mayor visibilidad. 

Para llevar a cabo nuestro análisis es importante contar con herramientas que nos permitan conocer el número de visitas que recibimos en nuestra web, cuál es nuestro porcentaje de rebote, etc. 

Las propias herramientas de Google SEO podrían sernos muy útiles: Google Analytics, Google Search Console o el propio buscador de Google donde podemos buscar a nuestra marca y ver en qué posición o en qué lugar aparece cuando buscamos términos relacionados con ella. 

Otras herramientas que pueden ayudarnos a realizar nuestro análisis SEO serían: 

  • Check My Links Para asegurarte de que tus enlaces en un sitio web, ya sean externos o internos, funcionan bien puedes utilizar Check My Links. Este verificador de enlaces rotos facilita mucho la tarea a la hora de identificar y corregir aquellos links que estén dañados o mal enlazados. Check My Links te avisa de cuando un enlace está roto, destacándolo en rojo, para que así sea más fácil identificarlo entre los demás enlaces activos.
  • Website Grader: En 2007 HubSpot lanzó una herramienta gratuita llamada Website Grader que tiene el propósito de ayudar a las empresas a descubrir las oportunidades de optimización que tienen para mejorar sus resultados en los motores de búsqueda. 

    Website Grader genera informes personalizados basados en las métricas de: desempeño, compatibilidad con diseños móviles, SEO y seguridad. 

  • SEO Report Card: SEO Report Card es un sitio web gratuito y que solamente está en inglés, de UpCity, que te permite analizar tu sitio web para determinar la competencia. Es decir, cómo se compara nuestra empresa con respecto a otras empresas directamente competencia nuestra. 

    A cambio de un poco de tu información de contacto, SEO Report Card creará un informe que definirá lo siguiente:

    • Análisis de clasificación: es una descomposición del lugar que ocupa tu sitio web en el posicionamiento de Google, Yahoo! y Bing. Tu clasificación se basa en la palabra clave principal que seleccionaste para crear el informe.

    • Construcción de enlaces: te presenta un conteo detallado del número de sitios web que se enlazan a tu sitio.

    • Análisis en el sitio: permite determinar en qué medida tuviste éxito al incorporar la palabra clave principal en tu sitio web.

    • Accesibilidad del sitio web: esta sección se centra en el tiempo de carga y la facilidad de acceso que tienen los rastreadores en tu sitio.

    • Métricas de fiabilidad: muestra un resumen del nivel de confianza o autoridad de tu sitio. 

También es importante saber que podemos hacer dos análisis SEO diferentes, dependiendo de los factores que queramos analizar. 

  • Análisis SEO on-page: consiste en comprobar el estado actual de los factores que afectan al posicionamiento de nuestra página web en Google. Algunos de ellos podrían ser, como ya hemos comentado anteriormente: la velocidad de carga de nuestra página principal, el nivel de optimización de las imágenes, si hay una gran cantidad de elementos duplicados o repetidos, etc. Es decir, el análisis SEO on-page, como su propio nombre indica, se trata de conocer los factores que están afectando internamente y sobre los que podemos actuar de manera directa. 
  • Análisis SEO off-page: Este análisis consiste en revisar y analizar los elementos externos que influyen sobre el posicionamiento de nuestra página web y sobre los cuáles no podemos actuar directamente. Sin embargo, pese a que no podamos actuar directamente sobre ellos es importante conocerlos y ver de qué manera indirecta podemos hacer algo por cambiarlos. Por ejemplo, tener un número elevado de reseñas negativas hará que nuestro contenido no se muestre de los primeros en los resultados de búsqueda. O, por el contrario, si nuestra página web está siendo enlazada muchas veces con contenido de calidad, nuestro posicionamiento en Internet se verá favorecido. 

Una vez que hemos empezado a conocer la situación de nuestro sitio web, vamos a comenzar a descubrir cuáles son los fallos que estamos cometiendo y que están llevando a nuestra página a un mal posicionamiento SEO. Algunos de los errores más comunes son:

  • Velocidad de carga: Este es uno de los puntos más importantes a la hora de comenzar. Saber cuánto tarda nuestra página en cargar cuando un usuario entra es primordial para corregir nuestro error. Si la página tarda mucho en cargar podemos realizarle algunos cambios como: utilizar imágenes que se vean bien pero que tengan poco peso, elegir bien el hosting donde alojaremos nuestra página web y hacer limpieza en los lenguajes de etiquetado y programación (CSS, HTML, etc.)
  • Estructura de los encabezados: Para que Google considere nuestra página de calidad, debe contener encabezados y titulación. Las etiquetas de título, h1, h2, h3, h4, y así sucesivamente son una forma de saber qué información se incluye en la página y en qué orden aparecen. Si, por ejemplo, se repite el h1 o se deja en blanco el título, Google tendrá problemas para saber qué contenido es relevante a la hora de posicionarnos.
  • URL amigables: Esto quiere decir que utilicemos URLS que sean cortas, descriptivas y le indiquen al usuario lo que va a encontrar en nuestra página web.
  • Enlaces externos: Cuantos más enlaces externos de otras páginas nos enlacen a la nuestra, esto significará un sinónimo de autoridad para Google, que pasará a posicionarnos entre los primeros resultados.
  • Contenido duplicado: Google favorece la originalidad, por tanto, es importante no repetir lo mismo que ya hemos escrito una y otra vez o copiar contenido de otra página web de manera exagerada ya que entonces el buscador no nos destacará entre cientos de páginas que estén hablando sobre el mismo tema que nosotros.
  • Rellenar el atributo Alt de las imágenes: Es uno de los errores SEO más frecuentes. Al no rellenar los atributos Alt de las imágenes a Google le costará más saber de lo que estamos hablando. Por tanto, no es solo importante rellenarlo sino añadir información relevante sobre el tema que estamos tratando o sobre nuestra marca.
Es muy importante para nuestra estrategia de Inbound Marketing estar posicionados en la red y que nuestra visibilidad sea buena ya que esto influirá directamente en nuestra reputación online. Además, aparecer en los primeros resultados cuando alguien busque términos relacionados con nuestra empresa nos ayudará a crecer como marca, ya que nos dará un reconocimiento especial y haremos ver al usuario que somos expertos en nuestro sector y sabemos hacer las cosas de manera correcta e inteligente.  
 ¿Cómo posicionar mi página web en Google? 

Una vez realizado nuestro análisis ya sabemos por dónde podemos empezar a trabajar en nuestro posicionamiento SEO en Google. Para llevar a cabo el posicionamiento orgánico y que nuestro sitio web tenga el éxito asegurado, se recomienda seguir una serie de pasos: 

1. Optimiza tu sitio web 

Como ya hemos dicho, nuestra página web será el escaparate que tendremos para vendernos a los usuarios y que estos nos descubran como marca. Sin embargo, si no la tenemos optimizada, no se posicionará en Google y esto nos restará visibilidad y, por tanto, oportunidades de negocio. 

Tener nuestra página web optimizada es hacer que la experiencia del usuario por ella sea lo más fácil posible, lo más óptima. Algunas de las cosas que podemos hacer para que esto suceda es controlar la velocidad de carga de nuestra plataforma: no incluir imágenes o vídeos que pesen demasiado y que puedan dificultar la calidad de los resultados. 

También es importante que nuestra página esté optimizada tanto para portátil como para teléfono móvil u otros dispositivos. El 42% de los usuarios consultan información a través del móvil, por lo que nuestra página también debe estar disponible para este formato. Un error que cometen muchas páginas es no tener la página preparada para ello y cuando la consultamos desde un smartphone no podemos visualizar correctamente todos los elementos.  

2. Utiliza buenas keywords 

El posicionamiento en Google también consiste en las keywords que utilizamos. Las keywords, como su propio nombre en indica, son las palabras clave que utilizamos en nuestra página. Es importante que en los artículos de nuestro blog, por ejemplo, utilicemos términos relacionados con las competencias de nuestra marca y con lo que el usuario está buscando. 

De esta forma, cuando un usuario busque en Google “inbound marketing” le aparecemos en los primeros resultados si hemos hecho alusión a esta keyword en nuestro sitio web. Y así, cuando nos encuentre en los primeros resultados sabrá que somos un blog de calidad que hablamos sobre inbound marketing. 

3. Crea contenido de calidad 

Estar bien posicionado en Google es una tarea que requiere cuidado y trabajo constante. Un día podemos estar muy arriba en los resultados de búsqueda, pero si no cuidamos nuestra interfaz y no creamos contenido de calidad, los usuarios entrarán pero volverán a salir. Esto hará que aumente nuestro porcentaje de rebote y por tanto, Google nos empezará a bajar en los resultados. 

Debemos estar al día de las principales tendencias y también de nuestra competencia para crear contenido de calidad y que esté continuamente actualizada para que Google no nos mande al foso de los resultados de la segunda página. 

4. Añade contenidos digitales a tu página 

Relacionado con lo anterior y con crear contenido de calidad para nuestra página web una buena herramienta son los contenidos digitales. Si incorporamos en nuestra web vídeos, imágenes, infografías, etc. Haremos la experiencia visual del usuario más atractiva y le ayudarán mejor a entender el funcionamiento de nuestra marca y nuestro trabajo. 

 

5. Anima a los usuarios a interactuar con la página web 

Es importante que el usuario se sienta partícipe de nuestro proyecto. Podemos animar a que haga comentarios en nuestras publicaciones del blog, a que nos mande sugerencias, indicarle que estamos aquí para responderle sus dudas, etc. También podemos integrar un chatbot en nuestra página web para chatear con el usuario en directo y que vea que estamos aquí para ayudarle. Esto hará que el cliente nos considere un sitio de calidad y también lo hará Google después. 

6. Inserta enlaces 

Uno de los principales criterios que Google tiene en cuenta para posicionar un sitio web más arriba o más abajo en los resultados de búsqueda es la cantidad de blogs que lo enlazan. Por tanto, conseguir que blogs de autoridad nos enlacen nos hará subir como la espuma. 

Aunque esto no depende de nosotros, lo que sí está en nuestra mano es insertar enlaces a otros artículos de nuestra web o a servicios que tengan relación con lo que estamos hablando. Así podemos guiar al usuario en la experiencia de lectura y que no tenga que visitar otras páginas para buscar términos o conceptos que no haya entendido. 

7. Consigue la fidelización de tus clientes 

Probablemente, esta sea la parte más difícil, ya que, en parte, depende de nosotros y, en parte, no. A veces, los usuarios no nos elegirán como clientes, y si lo hacen no tienen por qué seguir siéndolo en el tiempo. Sin embargo, en lo que de nosotros depende debemos crear contenido de calidad, personalizado e interesarnos por ello. Si los clientes sienten que les tenemos en cuenta y que nos importa su opinión serán fieles a nuestra marca y nos servirán de herramienta de publicidad de nuestro sitio web.

¡QUIERO SEO!

10 beneficios de estar posicionados correctamente en Google 
Para nuestro negocio web, es importante estar posicionado correctamente y aparecer en los primeros puestos de búsqueda ya que reporta múltiples beneficios para nuestra marca. Muchos de ellos los hemos ido desgranando a lo largo del post, pero aquí los resumimos en 10 puntos:
➡️Mejorar el rendimiento de la inversión 

Como ya hemos comentado al principio de este post, uno de los principales objetivos del posicionamiento SEO es dirigir un mayor número de tráfico hacia nuestra página web. Y si es posible, que este tráfico sea de calidad. Una vez que hemos conseguido aumentar el tráfico a la web, las ventas aumentarán. Si que es cierto que no todos los visitantes se convertirán en clientes, pero sí que habrá más probabilidades. 

➡️Conseguir un posicionamiento a largo plazo 

Otra ventaja muy importante del posicionamiento SEO es que es una estrategia de inbound marketing que también nos servirá a largo plazo. Es decir, si conseguimos tener un buen posicionamiento en la web, y vamos haciendo periódicamente un mantenimiento para mantenernos en los primeros puestos de Google o de otro buscador, no será fácil que “nos quiten el puesto”. Por tanto, esto ayudará a que, a largo plazo, nos encontremos muy arriba en los resultados de búsqueda y, por tanto, se generen unos mayores beneficios de nuestro negocio web. 

➡️Aumentar el tráfico objetivo 

Hay estudios que demuestran que el 75% de las personas solo hacen “clic” en los tres primeros enlaces que muestra cualquier buscador online cuando escriben unos términos de búsqueda. Y además, solo un 15% pasan a la siguiente página. 

¿Qué nos demuestra esto? Efectivamente, la importancia de estar cuanto más arriba mejor en los resultados de búsqueda, ya que la mayoría de usuarios que buscan comprar algo relacionado con sus búsquedas solo nos elegirán si nos encuentran de primeras. 

Para posicionarnos más arriba es importante el uso de keywords (palabras clave) que nos ayuden a relacionar términos específicos con nuestra marca para que los usuarios puedan encontrarnos rápidamente. 

➡️Generar más ventas 

No es difícil de creer que si aumentan las visitas a nuestra página web, también aumentarán las ventas. Sin embargo, no siempre es así. A veces, podemos recibir muchas visitas a nuestra web pero, si el cliente no encuentra de manera rápida lo que busca, volverá a salir por el lugar por el que entró. Esto afecta no solo a nuestras ventas, sino al porcentaje de rebote que genera nuestra web. 

Por eso, el posicionamiento SEO no solo hace que se genere más tráfico, sino que ayudará a optimizar la tasa de conversión de nuestro sitio web. Es decir, cuando usamos unas keyword correctas y tenemos una página web con mucha claridad visual, el tráfico que se dirige es altamente probable que se convierta en nuestro cliente o que al menos muestre intención de comunicarse con nuestra marca. 

➡️Estar “promocionados” todo el tiempo 

Esta es una de las ventajas del posicionamiento SEO que no tienen las campañas que realizamos para aumentar el tráfico, como pueden ser las de Google Ads, por ejemplo. Cuando creamos campañas, en el momento que la paramos, se deja de generar tráfico. En cambio, no ocurre lo mismo con el SEO ya que nos ofrece una perdurabilidad en el tiempo una vez que nuestra página web está optimizada. 

➡️Nos ayudará a crear buenos contenidos 

Google no sabe descifrar el contenido que aparece en nuestra página web, y menos cuando este contenido está redactado en español. Por eso, nos posicionará cualquier contenido. Sin embargo, es importante que lo que redactas tenga buenas keywords. Cuando se posiciona nuestra página web, queremos que las visitas encuentren en nuestra web lo que estaban buscando y no salgan de nuevo para ir a la página web de otra empresa. 

➡️Ganar visibilidad para nuestra marca 

Cuando nos encontramos en los primeros puestos de resultados de búsquedas en la web, estamos ganando una buena reputación online para nuestra marca. Es decir, si aparecemos en los primeros puestos, le estamos dando al usuario una sensación de confianza, ya que eso  significa que estamos destacando por encima de otras empresa que hacen lo mismo. La calidad, por tanto, está muy ligada con esto y hará que la imagen de nuestra marca se vea ensalzada. 

➡️Tener una mejor usabilidad de nuestra página web 

Otra de las ventajas del posicionamiento SEO es que para estar bien posicionados debemos mejorar nuestra página web. Debemos hacerla lo más intuitiva posible para que al usuario le resulte fácil navegar por ella y comprender las características de nuestros productos o servicios. 

➡️Mejorar el tiempo de carga 

También es importante, cuando hacemos el análisis SEO para mejorar el posicionamiento de nuestra web, saber cuánto tiempo tarda nuestra página en cargar. Cuando entramos a una página en internet, si tarda mucho en cargarse saldremos de ella sin haber llegado a consultarla. 

Por eso, es importante que mejoremos los tiempos de carga de nuestra web, que no contenga imágenes que tarden mucho tiempo en cargar, etc. 

➡️Ganar confianza 

Si Google ha colocado nuestra marca en los primeros puestos de búsqueda es porque el contenido que ofrecemos es de calidad, somos expertos en lo que los usuarios están buscando y vamos a saber ayudarles. Esto hace que el usuario ya adquiera un grado de confianza hacia nuestra marca sin haber entablado comunicación con nosotros, lo que nos ayudará a comenzar una relación más confiada con los posibles clientes. 

 

En definitiva y aunque lo hayamos dicho muchas veces, toda estrategia de inbound marketing debe contar  con un buen posicionamiento orgánico en los principales buscadores, especialmente en Google. Los beneficios que reporta son mucho mayores al trabajo que nos conllevará estar posicionados y, siempre que hagamos bien nuestro trabajo, no será tan fácil bajar de nuevo puestos en los principales resultados. 

Nuestro último consejo es que el posicionamiento SEO es una tarea del día a día, hay que estar actualizado con las tendencias, trabajar en nuestras keywords y saber actualizarnos para que Google sepa siempre que somos una marca comprometida con nuestros clientes y con nuestro trabajo. Y por tanto, Google nos mantendrá en su top de resultados de búsqueda. Como dijo Carlos Redondo: "el tiempo pone a cada uno en su lugar y si haces SEO, un poco más arriba". 

¡Anímate y ponte a trabajar en el SEO de tu empresa! Ten paciencia y los resultados te lo agradecerán. ¡Suerte! 

como crear buyer personas

También te pueden interesar...

Pasos auditoría ASO
Posicionamiento orgánico vs pagado: cuál es más rentable
Cómo posicionarme en los 10 primeros resultados de Google