Skip to content
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing y Ventas

¿Cómo hacer un plan para Redes Sociales? Ejemplos

Las redes sociales se han convertido en una herramienta esencial para las personas y, por ende, para las empresas, que han detectado la necesidad de reforzar los lazos con sus clientes y de ir en busca de sus potenciales clientes en uno de los lugares donde más tiempo pasan.

Entre más específico sea tu plan de redes sociales, más efectivo será, así que mantenlo conciso. No hagas tu plan tan general o tan cerrado que sea imposible de conseguir o imposible de medir.

En este artículo te explicaremos cómo poder crear el tuyo de forma fácil y sencilla y así empezar a ganar visibilidad en las redes. 

 

¿Qué es un plan de Redes Sociales?

 

Un Plan de Social Media Marketing es un documento en el que se detallan las estrategias de redes sociales que se van a llevar a cabo para alcanzar los objetivos de marketing de la empresa. En otras palabras, un Social Media Plan es un Plan de Marketing en Redes Sociales. Es el timón que va a dirigir todas nuestras estrategias y acciones del plan de las redes y que será ejecutado por el community manager.

Las marcas ya no ven a las redes sociales solo como un canal de comunicación, sino también como algo que les puede ayudar a vender. Por ello, se necesita un Plan de contenidos que nos guiará para saber qué contenido publicaremos en nuestros canales, y en qué momento, para conseguir llegar a nuestro público y los objetivos que nos marquemos . 

Este plan será nuestro documento base para poder diseñar, crear y programar los contenidos de nuestra estrategia.

 

Pasos para hacer un plan de redes sociales

Una vez entiendas qué es un social media plan, es importante que comprendas cómo crearlo. Es por ello que te vamos a mostrar todos los pasos necesarios para empezar tu plan de contenidos en redes y que sea totalmente efectivo. Empezaremos con: 

 

  • Un análisis interno y externo

Antes de ponerte manos a la obra, es importante que hagas un ejercicio de análisis sobre las actividades específicas del plan, el público al que te diriges o el mercado en el que operas, entre otros asuntos. 

Dentro del análisis interno debemos estudiar nuestra web, ya que conviene optimizarla al máximo para tener un mayor éxito, y nuestras plataformas ya existentes, porque es necesario analizar qué canales son los mejores para alcanzar a nuestro público objetivo. 

Recuerda que Facebook podría venirte bien a nivel de branding. LinkedIn es la más idónea si eres un negocio B2B. Twitter es la mejor opción si generas contenido muy especializado. Y, si te diriges a un público joven, puedes llegar a valorar redes sociales como Snapchat o Instagram.

Una herramienta muy útil para llevar adelante nuestro estudio sería aplicar un análisis DAFO, es decir, estudiar cuáles son nuestras debilidades, fortalezas, amenazas y oportunidades dentro del mercado. 

Descarga ahora nuestro eBook

  • Localiza y establece a tu público objetivo

Una vez has completado la fase de análisis del social media plan es hora de identificar a tu audiencia objetivo. Sin duda es uno de los pasos más importantes de todo el documento ya que una correcta segmentación nos hará estar más cerca del éxito. 

Este proceso te ayudará a la hora de elaborar contenidos. Podrás analizar mejor qué tipo de contenidos son los que desea, con qué lenguaje llegarás a esa persona, tono  e incluso podrás saber en qué red social debes publicar ese contenido, la mejor hora de publicación.

 

  • Define tus objetivos en redes sociales que se alineen con los objetivos comerciales

Para lograr un plan de marketing sólido es importante definir qué es lo que quieres conseguir. Sin objetivos, no puedes saber si lo que estás haciendo funciona ni medir el retorno de la inversión. La idea es que tus objetivos de redes sociales respondan a las metas generales de tu empresa.

Este es el momento de apoyarnos en los objetivos S.M.A.R.T., el cual guiará tus acciones para asegurar que conduzcan a resultados comerciales reales. Las siglas S.M.A.R.T vienen a explicar qué tipo de objetivos debemos plantearnos para lograr dichos objetivos a la larga. Estos deben ser específicos, medibles, alcanzables, relevantes y con fecha límite. 

Todas nuestras acciones, a parte de estar dirigidas a lograr nuestros objetivos, deben ser medidas para conocer los resultados que vayas obteniendo con tu estrategia. Recuerda que no es necesario esperar hasta el final para poder evaluar las acciones que hayas emprendido: debes hacerlo en todo momento.

Los KPI a analizar varían en función de tus necesidades. Pueden ser interacciones según el número de seguidores, clics por número de publicaciones o conversiones a lead directas desde redes sociales, entre otros.

 

  • Estrategia de contenidos

Después de dar todos los pasos que hemos ido viendo, ahora llega el momento de empezar a definir la estrategia y las acciones que vas a llevar a cabo. 

Tendremos que definir qué estrategia vamos a poner en marcha (de lanzamiento, de visibilidad, de confianza, de posicionamiento, de promoción, de expansión…). Y además, qué acciones social media nos van ayudar a conseguir esos objetivos.

Tienes que tener mucha paciencia ya que, en la mayoría de los casos es un proceso lento. Aunque hay una cosa que debes tener clara: lo que buscan las personas son soluciones a sus problemas y sus necesidades, de ahí la importancia de saber cómo buscan y con qué palabras buscan para trazar una estrategia que te posicione como la alternativa número uno para satisfacer sus deseos.

 

  • Plan de difusión y promoción

Nuestro plan de contenidos también debe ir acompañado de un plan de difusión y promoción. Es importante como hemos visto: analizar, diseñar la estrategia de contenidos, crear, programar y publicar, pero no debemos olvidarnos de la promoción.

Compartir contenidos de valor es esencial, pero también lo es compartirlos en el momento adecuado. Un buen calendario de contenidos te ayudará a maximizar el impacto de tus publicaciones y hará la vida de tu equipo mucho más fácil.

Para diseñar este plan podemos contar con medios pagados o medios propios. Lo más recomendable es que si dispones de presupuesto puedes diseñar un plan de difusión que combine diferentes formas de promocionar contenidos: de pago y propias. Si no cuentas con un presupuesto, diseña un plan de difusión con tus medios propios y gratuitos que te ayuden a promocionar tus contenidos, y aumentar de esta forma, la visibilidad de éstos.

 

Llevar a cabo un plan de contenidos para tus redes sociales requiere tiempo, análisis y mucho trabajo. Pero sin duda, será la base para que tu estrategia social media funcione. Empezar a gestionar las redes sociales sin realizar este análisis, es ser poco óptimo, lo que se traduce en pérdida de tiempo y dinero. Si queremos apostar por una presencia profesional será necesario este análisis y diseño de contenidos.

 

Contacta con nosotros

También te pueden interesar...

El papel del social media manager para conseguir objetivos SMART
Guía para hacer un plan social media para tu empresa
¿Cómo ayuda Pinterest a mi estrategia de marketing?