Skip to content
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing y Ventas

Técnicas para ganar leads a través de imágenes publicitarias

Un lead es un usuario que, una vez dentro de un sitio web, aporta algunos datos sobre sí mismo que permiten a quien gestiona la página conocerlo y sacarlo del anonimato. Normalmente esta conversión tiene lugar a través de llamadas a la acción que invita al prospecto a compartir información a cambio de algún beneficio. 

Para cualquier empresa es fundamental ganar leads, pues permiten conocer a las personas que visitan su sitio, comprender cómo son y, con ello, poder crear una estrategia de marketing dirigida e individualizada.  

La conversión de leads forma parte de la etapa de interacción del inbound marketing,el momento en el que la empresa entra en contacto con los potenciales clientes para convertirlos en compradores en un futuro. 

La nutrición de leads y clientes tiene cinco etapas : establecer objetivos, seleccionar buyer personas, crear contenido, determinar una cronología y, por último, medir y mejorar. Las imágenes publicitarias estarían dentro de la creación de contenido, aunque, como puede deducirse, estas no son el único elemento útil para la creación de leads. 

El uso de la imagen

La primera técnica para la captación de leads a través de imágenes es crear una estrategia integrada con otras herramientas como el email, chat en directo, Facebook, Messenger, o redes sociales. Complementar los diferentes formatos o integrar unos dentro de otros. 

El diseño es fundamental. Aunque el objetivo de la imagen sea una llamada a la acción, la imagen, como en cualquier otro contexto, debe estar cuidada y dispuesta para resultar atractiva. La fotografía no debe resultar llamativa ni cargar la página. Intercalar una imagen con el texto de la web, por ejemplo, es una buena estrategia. Beneficia al contenido del texto, pues el lector vuelve a él focalizado, y al mismo tiempo beneficia a la imagen, ya que el usuario acude a ella a modo de descanso.  

En línea con lo anterior, la imagen debe de ser periódica y programada. Para atraer prospectos, es necesario que las llamadas de atención sean eficientes y estén preparadas. Un estudio de Hubspot comprobó que una llamada de atención a los 5 minutos de captar al prospecto eleva las posibilidades de convertirlo en un cliente. Sin embargo, debe encontrarse el equilibrio entre la utilidad y la insistencia. Cargar en demasía al lector puede generar un efecto antagónico y provocar la salida de la página. 

Utilizar una apelación directa. Cualquier estrategia de captación de leads debe serlo, pero en el caso de las imágenes publicitarias todavía más. Un vídeo o un email pueden permitirse dilatar un poco más la solicitud de información y llevar a cabo una conquista paulatina. Sin embargo, una imagen tiene espacio y tiempo reducido para interactuar con el usuario, lo que obliga a ser clara, concisa y precisa. Se trata, como en otras esferas del marketing, de identificar a la audiencia. 

Personalizar la imagen al lead. Se debe nutrir a todos los leads según sus motivaciones, intereses y etapa del ciclo de vida en el que se encuentren. El individualismo es determinante para el éxito de la conversión. Además, atraer leads no consiste en captar cuantas más personas mejor, sino en lograr atrapar a aquellas personas que tienen posibilidades de convertirse en clientes en un futuro. Para detectar quiénes son los contactos, es útil tener una base de datos actualizada que permita localizarlos, clasificarlos y ordenarlos y que, igualmente, es provechosa para otras fases del marketing. 

Otra técnica útil y que reúne gran parte de lo anterior es la automatización de la tarea. Utilizar un software que realice autónomamente acciones rutinarias, entre ellas, la publicación de imágenes publicitarias. Ganará leads en tanto que simplifica tareas y detecta de manera autónoma el momento justo para hacer llegar la imagen. 

En vistas de la omnicanalidad, una imagen debe ser adaptable a las diferentes plataformas con las que los usuarios acceden a la web. Un ancho de 600 píxeles es una dimensión óptima para transformarse y adaptarse a los diferentes diseños, así como la publicación en redes sociales. 

Incluir un link a la landing page es básico. La imagen tiene un objetivo claro, derivar al usuario a un lugar donde pueda facilitar sus datos y, para ello, debe ser dirigible. Puede optarse por una dirección camuflada, donde el prospecto clica sin ser consciente en el enlace que lo redirige o por una alternativa más visible como botones o links. 

La realidad es que la sociedad actual, de la que bebe cualquier clase de marketing y empresa, es más visual que ninguna otra. A los usuarios de internet, por ende, también les encanta el contenido visual y optar por ello como parte de una estrategia de captación de leads es una opción muy conveniente. 

Contacta con nosotros

También te pueden interesar...

¿Qué es un vlog? ¿Por qué se está convirtiendo en tendencia? ¿Qué es un vlog? ¿Por qué se está convirtiendo en tendencia?
Todo lo que debes saber sobre las campañas PPC o Pay Per Click Todo lo que debes saber sobre las campañas PPC o Pay Per Click
Google Tag Manager, ¿qué es y para qué sirve? Google Tag Manager, ¿qué es y para qué sirve?