Skip to content
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing y Ventas

¿Qué es la tasa de rebote y cómo mejorarla?

Realizamos acciones de marketing con el objetivo de recibir una respuesta por parte del usuario o cliente. Cuando no recibimos ninguna respuesta tras realizar una estrategia de marketing online, lo definimos como rebote. Es la ausencia de la respuesta que una empresa esperaba del usuario tras realizar una acción de marketing.

En el e-mail marketing podemos denominar rebote a los correos electrónicos publicitarios que Google elimina porque han sido identificados como spam. Esto impide que llegue a los usuarios, y, por tanto, la empresa no recibe ninguna respuesta.

Un alto porcentaje de rebote puede entenderse como un bajo rendimiento de las acciones de marketing. La mejor manera de disminuir la ratio de rebote es haciendo pruebas y experimentos como la depuración de las listas de correo, hacer más fácil la navegación por sitios web, etc.

La tasa de rebote es la métrica que calcula el número de abandonos de una página web. En este artículo explicaremos más a fondo qué es la tasa de rebote, cómo calcularla, y las mejores herramientas para mejorarla.

¿Qué es la tasa de rebote?

La tasa de rebote es la fórmula que nos permite ver qué número de usuarios no ve interesante el contenido de nuestro sitio web y lo abandona sin navegar por ningún enlace. Puede haber muchas razones por las que el usuario no encuentre interesante lo que ofrecemos, ya sea porque no han encontrado lo que quería o porque se le ha hecho difícil la navegación.

El porcentaje o tasa de rebote sirve también para medir el nivel de satisfacción de nuestros usuarios. Nos indica el tiempo de permanencia del usuario en la red. Con esto podemos determinar si ha tardado mucho en encontrar lo que buscaba, si lo ha encontrado de manera inmediata o si directamente no lo ha encontrado y ha decidido hacer rebote.

Rebotar consiste en salir de la página sin haber interactuado en ella. Aunque puede parecer un aspecto negativo, no siempre lo es, pues también puede suponer la atracción de leads. Puedes tener en cuenta la página y volver en otro momento en el que sí interactuarás.

Nuestro objetivo como empresa es determinar qué es lo que está causando que se produzca este rebote.

Para ello, es importante calcular la tasa o porcentaje de rebote.

Cómo calcular la tasa de rebote

La fórmula para calcular la tasa de rebote es muy clara y sencilla:

Tasa de rebote = Número de usuarios que abandonan la página sin interactuar / Total de usuarios de la página web

De esta manera, si dividimos el número de usuarios que abandonan nuestra landing page sin realizar ninguna interacción entre el número total de usuarios de nuestra página web, podremos sacar el porcentaje de rebote. Por ejemplo, si hay 50 usuarios que han abandonado mi página web sin ninguna interacción, y el número total de usuarios de mi página son 100, la tasa de rebote será del 50%.

Existen diferentes motivos por los que el usuario puede rebotar. Estos son algunos de ellos:

  • Hacer clic en otra página web.
  • Volver atrás para salir de mi página web.
  • Cerrar la pestaña de navegación.
  • Introducir una nueva URL en el navegador.

También se puede rebotar si el usuario deja de interactuar con la página y se cancela por inactividad. En estos casos la sesión se caduca si el usuario pasa más de una hora sin interactuar con nuestra página web.

Es necesario crear una estrategia para mejorar la tasa de rebote de nuestra página web.

Cómo mejorar la tasa de rebote

Debemos pensar que, para toda estrategia de negocio, sea cual sea, debemos establecer puntos clave que mejoren o den soluciones a problemas. Para mejorar la tasa de rebote hemos establecido los siguientes puntos:

  1. Revisión de analíticas. Debemos revisar continuamente nuestras analíticas en nuestra base de datos. Son estas informaciones las que nos dirán el número de visitas de nuestra página y el tiempo de permanencia de nuestros usuarios en ellas. Esto contribuirá a crear acciones para reducir la tasa de rebote.
  2. Mejora de la navegación y contenidos. Debemos establecer una página web por la que sea fácil navegar. Además, debemos incluir contenidos de calidad que el usuario pueda encontrar fácilmente. Estas dos herramientas van de la mano, pues una buena navegación que incluya contenidos interesantes mejorará la experiencia del usuario.
  3. Imágenes acordes con el texto. Los elementos visuales son muy importantes para el usuario. Debemos incluir imágenes llamativas que atraigan la atención del cliente. Será clave que estas imágenes estén dispuestas a lo largo de la página web acorde con el texto que se incluya.
  4. Texto escaneable. Tener un texto que pueda ser escaneado es muy útil en la práctica. Es vital ofrecer contenidos fáciles de interpretar y atractivos para los visitantes de la página.
  5. Buen servicio de atención al cliente. Responder a las dudas del usuario siempre que se le plantee alguna es vital. Una buena relación con el cliente va a contribuir a que el cliente tenga una mejor opinión de nuestra marca y quiera trabajar con nosotros.
  6. Incluir enlaces en la página. Es imprescindible la inclusión de enlaces en tu página web. Le das al usuario más opciones de contenido. La posibilidad de saltar de un enlace a otro más fácilmente hará que la tasa de rebote no sea tan alta.
  7. Cuidado a la hora de incluir pop-ups y propagandas. Los pop-ups o propagandas son instrumentos excelentes para aumentar la tasa de conversión de una página, pero en ocasiones pueden resultar molestos para el usuario. Evitar incluir muchos de estos elementos en la página, porque el usuario se verá abrumado y no querrá mantenerse en ella.
  8. Buen uso del CTA. El CTA o llamado a la acción es muy importante para hacer saber al usuario cuál es el siguiente paso que tiene que realizar. Un buen CTA, hacer textos cortos y frágiles y crear emergencia hará que el usuario quiera pasar al siguiente paso.

La tasa de rebote es muy fácil de calcular. Esta opción ya nos permite obtener datos que nos van a servir en un futuro para mejorar la experiencia del usuario en nuestra página web. En este post te hemos dejado herramientas muy útiles para reducir y mejorar esta tasa de rebote. ¡Aprovecha todas estas herramientas y haz que tu usuario nunca quiera abandonar tu página!

Contacta con nosotros

También te pueden interesar...

Sector IT: ¿Cómo conectar por email desde el primer momento?
Análisis del sitio web: métricas más importantes
¿Cuáles son los KPIs principales en una campaña de Youtube?