Skip to content
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing y Ventas

Tips para reducir el porcentaje de rebote en Google Analytics

Seguro que más de una vez has buscado algo en Google y has entrado en el primer resultado que te aparece. Sin embargo, después de entrar te das cuenta que en el sitio no aparece lo que estás buscando y vuelves a salir sin leer nada más allá de la página web. ¿Te suena esto? Bien, si te ha pasado alguna vez, de manera inconsciente has aumentado el porcentaje de rebote de esa marca en internet. 

Si te estás preguntando “¿qué es el porcentaje de rebote?” en este post te lo contamos además de darte unos tips para que puedas mejorar el tuyo. ¡Vamos a ello! 

¿Qué es el porcentaje de rebote? 

El porcentaje de rebote es una métrica que muestra cuántos usuarios salen y entran de tu página web sin consultar ninguna otra página o sin hacer clic en ningún botón o enlace de la página principal. Es decir, cuántas personas salen y entran de la página web por el mismo lugar por el que entraron sin haber consultado ninguna otra opción. 

Es independiente de esto el tiempo que pasen leyendo esa página, tanto si pasan un solo minuto como si pasan 10, si solo se quedan en la página principal de nuestra web y no van más allá, la tasa o porcentaje de rebote será el mismo.

Este aspecto influye directamente sobre el posicionamiento SEO que hemos comentado en otros post en alguna ocasión y que, por tanto, guarda relación con Google, que es el principal motor de búsqueda en el que se va a posicionar nuestra página web. 

Para entender esto, podemos partir  de la base de que Google no es capaz de saber qué es lo que hay dentro de una página web, ni el contenido que hemos escrito en ella y mucho menos si este se encuentra redactado en español, ya que Google está desarrollado en inglés. Por tanto, Google no puede saber si el contenido de una plataforma es de mayor o de menor calidad, sino que utiliza a los usuarios para determinar el valor y la calidad de la página web. Por ejemplo, si permanecemos más tiempo en un página web y no salimos nada más entrar, esto le indicará a Google que el contenido que aparece ahí gusta a los usuarios y por tanto empezará a posicionarla más arriba o, al menos, a mantenerlo en la posición en la que se encontraba en un principio. Si, por el contrario, los usuarios salen de nuestra página web nada más entrar, esto le indicará a Google que no contiene términos relacionados con la búsqueda que se ha realizado, y comenzará a bajarla en la lista y hará aumentar nuestro porcentaje de rebote. 

Cómo funciona Google Analytics 

Google Analytics fue creado por la propia empresa de Google y lanzado el 14 de noviembre de 2005. Son una serie de herramientas a través de las cuales Google puede  analizar los datos de un sitio web y de esta manera, conocer mejor a sus clientes. Google Analytics, te aporta información para conocer a los usuarios, y también, para saber cómo interactúan en tu sitio web, tanto con los contenidos que publicas como con tus propios productos. 

“En Analytics, un rebote se calcula específicamente como una sesión que únicamente activa una solicitud en el servidor de Analytics, por ejemplo, cuando un usuario abre una sola página en su sitio web y, a continuación, sale sin activar ninguna otra solicitud en el servidor de Analytics en esa sesión”. Así define Google Analytics cómo se genera el porcentaje de rebote y cómo se mide. 

Sin embargo, tal y como hemos citado anteriormente, el porcentaje de rebote influye directamente sobre nuestro posicionamiento SEO  en el principal buscador: Google. Dependiendo de la tasa de rebote con la que contemos, Google pasará a posicionarnos más arriba o más abajo cuando alguien busque términos relacionados con nuestra página web. 

Por ejemplo: Si tenemos un blog de marketing digital cuando los usuarios tecleen “marketing digital” en Google, apareceremos entre los enlaces principales. Sin embargo, si nada más entrar a nuestro blog el usuario vuelve a salir sin clicar en ningún post o acceder a ningún enlace externo, se comenzará a crear el porcentaje de rebote. Cada vez que un usuario haga esto con nuestra página web, la tasa de rebote irá en aumento y será entonces cuando Google empiece a bajar el enlace de nuestro blog cuando alguien busque algún término relacionado, empeorando así nuestro posicionamiento SEO.

Por tanto, es importante que nuestro porcentaje de rebote no sea malo, sin embargo, a veces no dependerá de nosotros. Cómo te posicionas en Google lo determinará el tiempo que los usuarios dediquen a tu página web. 

Imagino que llegados a este punto te estarás preguntando, “Pero, ¿puedo hacer algo por ‘arreglar’ mi porcentaje de rebote?”. Pese a que esto dependerá del consumidor y no de tu marca, vamos  a dejarte una serie de tips que te ayudarán a que tu porcentaje de rebote “se corrija”.  

Tips para reducir tu porcentaje de rebote 

  • Reduce el tiempo de carga de tu sitio web: Como usuario de internet seguro que sabes que aquí no existe el tiempo de espera “de cortesía”. Cuando entras a un sitio web: si tarda mucho en cargar o los elementos tardan mucho en verse bien, abandonarás el sitio web rápidamente. Por eso, hacer que nuestra página web tarde en cargar lo menos posible será un aspecto fundamental para que los usuarios no abandonen rápidamente y generen porcentaje de rebote. 

Para reducir el tiempo de carga debemos tener en cuenta el hecho de no incluir imágenes o vídeos que pesen demasiado, por ejemplo. 

Una herramienta que nos ayudará a saber qué está fallando en los tiempos de carga de nuestra web es Google Page Speed Insights. Una vez que lo averigüemos, solo tendremos que corregirlo. 

  • Incluye buenas keywords: Si, el uso de las palabras clave también es importante para nuestro porcentaje de rebote. Si incluimos keywords realmente relacionadas con nuestro sector y nuestros servicios, los usuarios no abandonarán nuestra página si han entrado en busca de esos contenidos específicos. 

  • Trabaja en la versión móvil: Cada vez son más los usuarios que usan el teléfono móvil antes que el ordenador para buscar información internet. Por eso es importante que tu sitio web también esté desarrollado para visualizarse de manera correcta en estos dispositivos. Si, en cambio, nuestra página web no se divisa de manera correcta desde el smartphone, se abandonará rápidamente. 

  • Genera contenido de calidad: El contenido de tu web debe ser dinámico para el usuario. Los post de tu blog deben ser amenos pero atrayentes. Incluir imágenes y vídeos que expliquen mejor nuestros productos o servicios también será muy agradecido por parte del usuario y le invitará a quedarse visitando nuestra web. 

  • Crea un sitio web útil: La página web debe ser intuitiva para el usuario, de forma que la entienda y sepa moverse dentro de ella. Sin embargo, si no es fácil encontrar los apartados o no se entiende de manera sencilla su funcionamiento también se abandonará pronto. 

Ahora que ya tienes todos los tips necesarios es el momento de ponerse manos a la obra para mejorar nuestro porcentaje de rebote, el cuál podremos conocer a través de Google Analytics. Y sobre todo, recuerda que un porcentaje alto no indica nada siempre que pongamos manos a la obra y trabajamos para corregirlo. ¡Ánimo!

Consigue un marketing de éxito

También te pueden interesar...

El valor de una buena historia para tus clientes: storytelling
¿Qué es el porcentaje de rebote y cómo puedo reducirlo?
Pinterest te ayuda a mejorar el tráfico de tu web: trucos