Skip to content
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing y Ventas

Qué es el CRO y cómo mejorar tu tasa de conversión

Cuando desarrollamos una web para nuestra marca es fundamental hacerlo en base a unos objetivos previamente marcados. Atraer visitantes a nuestro sitio es un paso fundamental en nuestra estrategia, sin embargo, si esos visitantes no se convierten en potenciales clientes, nuestro esfuerzo habrá sido en vano. 

Un gran volumen de visitas a tu página web no tiene por qué traducirse en un aumento en el nivel de negocio. Únicamente los visitantes activos, que rellenan un formulario o añaden artículos a su cesta influyen en los beneficios que genera la web. A esto se le llama conversiones y en este artículo vamos a hablar de cómo optimizarlas y analizarlas para mejorar tu estrategia de marketing online. 

La optimización de la tasa de conversión (CRO)

Cuando medimos el éxito de una web en términos económicos, lo importante es el número de usuarios a los que se llega. Sin embargo, aunque una página web que tiene 3.000 visitas al mes parece prometer un nivel de ventas mayor, puede que otra web con 300 visitas sea capaz de incitar mejor a la compra. 

Según IONOS, la optimización de la conversión (CRO) se ocupa de la observación, el análisis y mejora de la tasa de conversión, siendo una de las subdisciplinas más importante del marketing y constituyendo uno de los indicadores clave de rendimiento (KPI’s)

Este indicador nos ayuda a cuantificar el éxito de una web, sobre todo si se dedica al comercio online. Optimizar la conversión supone aumentar ventas a través de la adaptación de diversos elementos como la usabilidad, el diseño o el contenido de la web. 

Pese a que la publicidad sigue siendo muy valiosa como fuente de ingresos, hoy en día juega un papel secundario. Parte de la oferta web actual está ligada a intereses comerciales que ponen el foco en la venta de bienes y servicios o en la suscripción a boletines por parte de sus usuarios, y se ha convertido en una parte más importante. 

La tasa de conversión se expresa en porcentajes y se calcula con la siguiente fórmula:

Tasa de conversión (%) = Número de conversiones*100 / Número de visitas a la web

¿Cómo mejorar tu tasa de conversión?

Mejorar tu tasa de conversión trae consigo muchas ventajas. La principal es conseguir que los clientes potenciales realicen una acción determinada al entrar al sitio. Pero según Iebs School, esta no es la única ventaja:

> Mejorar la tasa de conversión sirve para ganar nuevos clientes

> Puede ayudarte a reducir el CAC (Coste de adquisición del cliente) y aumentar el ROI (Retorno de la Inversión)

>Por último, beneficia a la hora de atraer enlaces a tu web

Los pasos a seguir para mejorar la conversión de un sitio web dependerán de la naturaleza del sitio. De todas formas, existen diferentes aspectos que lo determinan y hay que tener en cuenta que las acciones que realiza el usuario van a estar influenciadas por las características de la propia web, su usabilidad y los elementos que la conforman. Algunos de los más importantes son los que exponemos a continuación. 

Tanto si se trata de un portal de noticias, como de una tienda online, la usabilidad es uno de los factores más importantes a tener en cuenta, ya que afecta de manera directa a la experiencia del usuario en tu web. 

La estructura que conforma un sitio web y los elementos que incluye deben estar dirigidos a la optimización de la tasa de conversión. Por ello, es importante detectar cuáles son los puntos débiles de tu página y de qué manera puedes mejorarla.

Por un lado, deberás asegurarte de que el menú de navegación incluye todo los apartados y temas de la web y que los enlaces entre unos y otros funcionan eficazmente. Además, deberás comprobar que todos los botones que pones a disposición de los visitantes, así como los formularios que pueden rellenar, cumplen con su función o llevan al lugar deseado. 

Por otro lado, asegúrate de que los textos que incluyas en tu web sean legibles para todos los usuarios. Ten en cuenta el tipo de letra, su tamaño y el lenguaje y tono utilizados; teniendo en cuenta siempre a tu buyer persona

Un diseño orientado al usuario puede ser clave a la hora de atraer nuevos clientes. Tu web es tu carta de presentación. Piensa que para muchos usuarios puede ser lo primero que conozcan de tu marca, así que su maquetación y diseño no puede caer en el olvido. 

Los colores utilizados, la disposición de los elementos etc. afectan, aunque no lo creas, en las decisiones de compra de tus futuros clientes. Un diseño eficiente orientado a facilitar la experiencia del usuario puede ayudarle a encontrar lo que busca con facilidad y a completar una acción sin abandonar antes la web. Hay que evitar que la apariencia y la composición de tu sitio lleven al visitante a sentir frustración por no encontrar lo que busca. 

Además, al diseñar tu sitio web debes tener en cuenta los diferentes dispositivos que usamos a día de hoy. El diseño debe ser responsive, es decir, su apariencia debe ajustarse a los distintos dispositivos. El usuario debe encontrarse con una experiencia agradable tanto si accede desde su portátil, como si lo hace desde un teléfono móvil o una tablet. 

Si tu sitio web está dedicado al e-commerce tu objetivo final es la compra de un bien y servicio por parte del los visitantes de tu web. En ese caso, según IONOS, el momento de introducir un producto en la cesta de la compra es decisivo. Si te encuentras con que muy pocos usuarios efectúan esa acción esto puede deberse a que se trate de una acción demasiado complicada para el usuario, a la escasez de formas de pago o a un problema de falta de confianza. Ionos propone las siguientes medidas de acción al respecto:

    1. Integrar elementos de confianza (Trusted Shops): en este sentido puedes ofrecer un servicio al cliente efectivo, ampliar las opciones de pago o incluir reseñas de clientes con fotos del producto.
    2. Simplificar el proceso de compra: por ejemplo, incluyendo la opción de compra sin registro previo. 
    3. Incluir un recordatorio para el usuario en caso de que los artículos permanezcan durante un tiempo en la cesta sin efectuarse una compra. 

Tu presencia en internet y en las redes sociales es fundamental a la hora de mejorar la imagen que los usuarios tienen de ti y, por supuesto, te ayudará a ganar notoriedad. Es importante que vean que estás presente. 

Asegúrate de mantenerte activo publicando contenido relevante en todas las plataformas, responde posibles dudas y comentarios y cuida la forma en la que comunicas. 

Ten en cuenta que el contenido que publiques debe ser de calidad, para satisfacer con él las expectativas de los usuarios. Combina texto, fotografías y vídeos e incluye llamadas a la acción en lugares estratégicos. 

IONOS recomienda la implementación de contenido personalizado, como sugerencias de productos o artículos, así como la realización de vídeo tutoriales que expliquen cómo realizar acciones concretas dentro de la web.

Por último, la correcta utilización de palabras clave y el uso de encabezados, listados y negritas puede hacer que los contenidos que publicas tengan mucho más éxito. 

Para terminar, debes tener en cuenta que cada usuario es un mundo y que las formas de navegación varían de uno a otro, es importante que compruebes qué métodos te funcionan y cuáles no y que te vayas adaptando a las necesidades de los usuarios que visitan tu web. Escuchar a tus usuarios y realizar mejoras en base a ellos mejorará tu tasa de inversión.

La optimización de la conversión es un proceso de mejora continua que te proporcionará mejores resultados, así que esperamos que este post te haya servido para obtener ideas sobre cómo mejorarla. ¡Te esperamos en el próximo!

Contacta con nosotros

También te pueden interesar...

El vídeo como parte del embudo de conversión
Importancia del CRO en tus proyectos de Inbound Marketing
Diferencias entre un MQL y un SQL