Skip to content
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing y Ventas

Incorpora el marketing de influencers a tu estrategia de contenido

El marketing de influencers es un recurso al alza, pero ¿sabes cómo puedes aprovecharlo para promocionar tu marca?

¿Alguna vez has visto a un personaje de tu serie de televisión favorita bebiendo una Coca-Cola? Este tipo de publicidad, denominada product placement (o publicidad por emplazamiento), es el origen del actual marketing de influencers según Gerardo Sordo, el CEO y fundador de la empresa mexicana BrandMe. La diferencia entre ambas estrategias está en el canal de distribución, pues pasamos de las películas, las series o los videoclips a las redes sociales.

Entonces… ¿Qué es el marketing de influencers? Es una acción comercial que puede enriquecer la creación de contenido de una marca a través de colaboraciones con personajes públicos e influyentes. De esta forma, la empresa posiciona sus mensajes en el mundo digital desde los perfiles sociales de influencers que transmiten confianza y credibilidad a sus seguidores. En este sentido, también deben estar relacionados con los servicios y productos de la marca: si vendes pijamas, busca perfiles de moda.

Por tanto, el marketing de influencers puede ofrecer un alcance muy valioso a tu empresa porque permite llegar a tus clientes potenciales gracias al contenido creado por personas a las que admiran. Si crees que puedes sacar provecho de esta estrategia, sigue leyendo para descubrir todos los detalles.

 

Tipos de influencers

Los objetivos que marques, teniendo en cuenta el presupuesto y el producto a promocionar, guiarán la elección del tipo de influencer que necesita tu campaña. A lo mejor, en vez recurrir a la persona con más seguidores del sector, puedes obtener un mayor beneficio con un micro-influencer que tenga un nivel de engagement muy alto. Por ello, es importante conocer todos los tipos que existen:

  • Top celebridades. Tienen más de 30 millones de seguidores y un alcance mundial.
  • Celebridades. Tienen más de 1 millón de seguidores y se las reconoce por su talento fuera de Internet.
  • Top influencers. Al igual que las celebridades, tienen más de 1 millón de seguidores. La diferencia es que estos sí se dieron a conocer en Internet.
  • Macro-influencers. Tienen entre 100 mil y 999 mil seguidores gracias a su trabajo en redes sociales. Son relativamente conocidos por la sociedad y su audiencia crece de forma paulatina.
  • Micro-influencers. Tienen entre 10 mil y 99 mil seguidores. Se les considera creadores de contenido para un público más segmentado.
  • Crowds. Tienen entre 300 y 9 mil seguidores. Ofrecen un alcance muy nicho, pero son los más predispuestos a patrocinar productos.

Pasos para encontrar al influencer ideal

La tarea más ardua en el marketing de influencers es encontrar a los protagonistas de la campaña. No vale con ponerse en contacto con el primero que encuentres: hay que realizar una búsqueda exhaustiva que te permita elegir al influencer ideal para cada promoción. Para ello, no dudes en seguir estos tres pasos:

  1. Estudiar el presupuesto. Para comprobar hasta qué nivel de la pirámide de los tipos de influencers puede abarcar tu empresa, tienes que establecer el presupuesto de la campaña. Esto también es útil para diseñar el modelo de promoción: ¿es mejor invertir en una celebridad o muchos micro-influencers? Teniendo todo esto en cuenta, puedes empezar a buscar.
  2. Buscar en redes sociales e Internet. Para ello, utiliza palabras clave relacionadas con tu marca o producto. Algunos ejemplos serían: moda, videojuegos, cine, viajes, etc. Haz estas búsquedas generales, pero también otras más específicas: zapatos, Minecraft, cine español, viajes por Europa, etc. Además, recuerda aprovechar la opción que ofrecen las redes sociales (e Instagram en particular) para consultar perfiles relacionados con una cuenta que te parezca interesante. Por su parte, en los motores de búsqueda puedes hacer consultas como: “Influencers españoles sobre moda”, “gamers más populares en España”, etc.
  3. Crear un listado de influencers. Cuando termines tu investigación y estés satisfecho con los resultados, es el momento de organizar a los influencers en una lista. Incluye datos como el número de seguidores, su especialización, el tipo de contenido que crea, la plataforma donde registra un mayor impacto… Todo lo que se te ocurra. A partir de ahí, podrás elegir a los más indicados para cada campaña concreta. Además, a medida que vayas colaborando con ellos, puedes determinar si obtuviste los beneficios esperados para volver a trabajar con ellos en el futuro o descartarlos.

Incorpora el marketing de influencers a tu estrategia de contenido

Tipos de colaboraciones en el marketing de influencers

La mayoría de los influencers son expertos en la creación de contenido. Por ello, colaborar con ellos es una garantía casi segura de calidad y efectividad. Con una supervisión adecuada, podrás aprovechar el contenido que generen sobre tu marca para posicionarte y llegar a un público más amplio. Pero… ¿De qué contenido estamos hablando? Gracias a la diversidad de formatos y canales de difusión, las colaboraciones ofrecen muchas posibilidades. Veámoslas una a una:

  • Reseña. Se trata de mostrar la experiencia que han tenido con el producto o servicio hablado de sus características, bondades o deficiencias.
  • Mención. Aquí, el influencer solo menciona la marca en alguno de sus contenidos. Requiere de una llamada a la acción para resultar más eficaz.
  • Recomendación. El objetivo es encontrar perfiles que de verdad admiren tu marca para que la recomienden a sus seguidores de forma natural y sincera.
  • Lookbook. Como una recomendación, pero enfocado al mundo de la moda.
  • Favoritos. En este caso, el influencer deja claro por qué un producto es fundamental en su estilo de vida.
  • Tutorial. Consiste en explicar el funcionamiento de un producto de forma didáctica y entretenida. Muy habitual en el mundo del maquillaje y la tecnología.
  • GamePlay. Como un tutorial, pero enfocado a los videojuegos. De esta forma, los gamers muestran cómo juegan a sus seguidores.
  • Sketch de comedia. Sirve para promocionar un producto a través de la comedia.
  • TikTok o Reel. Se trata de aprovechar los nuevos formatos de éxito en redes sociales para promocionarse. Para ello, es preferible optar por esta colaboración con influencers que tengan muchos seguidores, pues su objetivo es generar un impacto inmediato de gran alcance.
  • Unboxing. Es uno de los formatos más conocidos. Consiste en abrir el paquete del producto y enseñarlo mientras el influencer hace comentarios sobre él.

Llegados a este punto, hagamos un repaso. Teniendo en mente el objetivo de la promoción (mejorar la imagen de marca o aumentar las ventas de un producto), establece el presupuesto y crea una campaña adaptada al mismo. Para ello, crea una lista de influencers y valora qué impacto o alcance te gustaría conseguir. A partir de ahí, elige a los perfiles más idóneos (o en singular, si optas por invertir en una celebridad) y determina el tipo de colaboración, el formato y el canal de difusión.

Listo. ¡Ya estáis preparados para publicar la promoción! Y después, ¿qué deberías hacer?

Mide el impacto de la campaña con estas métricas

Efectivamente, el último paso es medir los resultados, tal y como lo harías en cualquier otra estrategia de marketing. La diferencia la encontramos en el tipo de métricas que permiten demostrar la efectividad de la campaña. Veamos las más importantes:

  • Alcance potencial. Es la suma de todos los seguidores que tienen los influencers
  • Alcance real. Es la suma de todas las impresiones que ha obtenido el contenido de la campaña.
  • Engagement. Es la suma de todas las interacciones que ha obtenido el contenido. Es decir, la suma de los me gusta, los comentarios o las veces que se ha compartido.
  • Engagement rate. Se utiliza para cada influencer Se obtiene dividiendo el engagement de su contenido entre su número de seguidores. Luego, multiplicas el resultado por 100 y obtienes el porcentaje. Cuanto más alto sea, mayor será el engagement de ese perfil.
  • Costo por engagement (CPE). Es la división del costo de la campaña entre el engagement. Se puede utilizar de forma general y para cada influencer. Así, obtienes el precio de cada interacción.
  • Costo por adquisición (CPA). Es la división del costo de la campaña entre el número de nuevos leads o productos vendidos. Así, obtienes el precio de cada lead o venta.
  • Costo por clic (CPC). Es la división del costo de la campaña entre el número de clics hacia el enlace que situaste en la promoción. Así, obtienes el precio de cada clic.
  • Otras métricas. Por ejemplo, los datos demográficos para consultar el origen de los usuarios, la distinción entre géneros, la edad media o más repetida, etc. Estos datos los suelen ofrecer las propias redes sociales.

A través de este análisis imprescindible, podrás comprobar qué ha funcionado, qué no o qué puedes mejorar de cara a próximas campañas. Además, irás seleccionando a los perfiles que ofrezcan unos resultados más atractivos. Como ves, el marketing de influencers ofrece otra forma de crear contenido que promocione tu marca y sus productos o servicios. ¿Te atreves a probarla?

Contacto Occam Agencia Digital

También te pueden interesar...