Skip to content
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing y Ventas

¿Tu campaña de marketing de contenido está alineada con tus objetivos?

Comprueba que el marketing de contenido de tu empresa sea consistente y se dirija a cumplir tus objetivos

Cuando sales a la calle, ¿sabes de antemano dónde vas y por qué? Esta pregunta se puede extrapolar al marketing, ya que cada campaña debe ser consciente de qué pretende conseguir antes de dar comienzo. En este sentido, cada acción dentro de la creación de contenido debe estar vinculada con uno o varios objetivos de marketing. A su vez, estos parten de los propósitos generales de la empresa, generalmente relacionados con la rentabilidad.

 

Es importante comprobar si tus esfuerzos en el marketing de contenido serán recompensados. Para ello, plantéate las cuatro preguntas que exponemos a continuación antes de seguir con tu estrategia. También te serán de gran ayuda si estás pensando en unirte al marketing de contenido, pero todavía no has empezado.

  1. Antes de nada… ¿Has fijado tus objetivos?

Para asegurar que tu trabajo en el marketing de contenido cumple con los objetivos de tu empresa, primero necesitas concretar qué metas pretendes alcanzar con esta estrategia. Para ello, es fundamental escribir los objetivos siguiendo los criterios SMART. Veamos en qué consiste cada una de estas siglas:

  • Specific o específico. La concreción evita planteamientos genéricos.
  • Measurable o medible. Al finalizar la campaña, debes ser capaz de medir los resultados.
  • Attainable o alcanzable. Se tiene en cuenta la situación de la empresa y sus posibilidades para ser realistas.
  • Relevant o relevante. Los objetivos deben ser útiles para la empresa y para los clientes.
  • Timely o temporal. La eternidad no existe en el marketing: hay que ponerse una fecha límite para optimizar el trabajo.

Un ejemplo de objetivo SMART sería: conseguir un mínimo de 20 visitas en cada entrada del blog durante el primer mes. Como ves, cumple con cada uno de los criterios y desvela que se trata de una pequeña marca que está empezando en el marketing de contenido. Una vez alcanzado ese objetivo, la empresa podría establecer otro como este: conseguir 50 leads creados por la oferta de contenido en un mes. Así, objetivo tras objetivo, la empresa irá optimizando su estrategia para alcanzar la mayor rentabilidad posible.

 

Con los requisitos para fijar objetivos aprendidos, puede que te plantees otra pregunta: ¿por qué es tan importante establecer objetivos SMART en el marketing? Lo vemos:

  • Son la clave de la planificación. Tener un propósito final facilita la organización del tiempo, de los recursos y de los equipos humanos.
  • Dirigen todas las acciones de la campaña. Los objetivos garantizan que cada acción perteneciente al marketing de contenido acerca a la empresa a sus objetivos. Pregúntate siempre si lo que estás haciendo es realmente útil en este sentido. De lo contrario, quizás deberías revisar los objetivos y adaptar tu trabajo a ellos.
  • Ofrecen una meta realista. Los objetivos deben ser alcanzables porque necesitan adaptarse a la empresa. Así, tu estrategia de creación de contenido puede ir aumentando en ambición a medida que vayas consiguiendo tus objetivos. Esto mejora el ambiente de trabajo y permite que los implicados sientan que su esfuerzo obtiene recompensas.

Con los objetivos claros, es el momento de hacerse la segunda pregunta.

  1. ¿El contenido se dirige a tu buyer persona?

El propósito final de este tipo de marketing es atraer nuevos clientes aportando valor a su experiencia con la marca con contenido de calidad. Pero, para que tu público objetivo considere relevante tus materiales, debes asegurarte de que te diriges específicamente a esas personas. Si tu empresa todavía no ha establecido su buyer persona, puedes solucionarlo descargándote nuestra guía sobre este tema

 

En este sentido, es importante que diseñes un plan editorial prestando atención a tres elementos fundamentales del marketing de contenido: las temáticas, la redacción y el diseño:

  • Céntrate en los temas de los que eres experto que estén relacionados con tus servicios. Así, podrás crear una imagen de credibilidad y confianza para que los usuarios te perciban como una fuente de información valiosa. Además, te estarás dirigiendo a tu público potencial y facilitarás que, en la última fase del recorrido del comprador, se conviertan en clientes.
  • Establece un estilo de redacción unificado y adaptado a tu público. Usa un tono cercano usando la segunda persona, así como una redacción clara, concisa y fácil de entender. Para ello, reduce el uso de tecnicismos y acrónimos: puede que te lean muchas personas que no conocen estos términos. Aun así, cuando los uses, recuerda explicar su significado la primera vez que los menciones.
  • Diseña los contenidos para hacerlos atractivos y fáciles de consultar para los usuarios. En esta estrategia, el contenido y la forma de presentarlo adquieren el mismo nivel de importancia. Además de información de calidad, es imprescindible diseñar y estructurar los materiales lo mejor posible según el formato y el canal de difusión.

Además de llegar al público, asegúrate de que tu contenido impacte en él. Para ello, cuenta historias que generen emociones y satisfagan necesidades de los usuarios. Así, crearán un vínculo con tus buyer personas que facilitará la conversión final.

  1. ¿Tienes en cuenta el recorrido del comprador?

Para alcanzar tus objetivos más o menos ambiciosos respecto a la obtención de clientes, debes crear contenido adaptado para cada fase del recorrido del comprador (la base del inbound marketing). Piensa que no es lo mismo un contacto recién llegado a la página web que otro que lleva meses recibiendo una newsletter.

De esta forma, podrás ofrecer material adaptado a cualquiera de tus contactos en cualquier momento de su recorrido. El objetivo es llamar su atención, mejorar su experiencia con la marca e ir allanándole el camino hasta convertirse en cliente. Para ello, hay que enriquecer cada una de las cuatro etapas con contenido específico:

  • Atracción. Aquí es necesario resolver dudas y problemas de usuarios que buscan soluciones sencillas y eficaces. Por tanto, al ser el primer contacto que tendrán con tu empresa, intenta transmitir una imagen profesional y de confianza creando contenido útil y, al mismo tiempo, que exponga los valores de la marca. Y recuerda siempre despertar emociones positivas. Ejemplo: un artículo en tu blog explicando los pasos para publicar un vídeo en YouTube.
  • Interacción. Tras la primera fase, ahora es el momento de ofrecer la mejor relación con los usuarios para enriquecer su recorrido. Aquí, el contenido es más elaborado y profesional que en la etapa anterior. Ejemplo: un ebook sobre cómo establecer una estrategia de vídeo marketing a largo plazo.
  • Conversión. Ahora es el momento de convencer a tus contactos de lanzarse a adquirir tus productos o servicios generándoles una necesidad de compra. Ejemplo: un vídeo con declaraciones de clientes satisfechos demostrando los beneficios de tu producto.
  • Deleite. Aquí, el objetivo es fidelizar a los compradores para que generen un vínculo estrecho con tu empresa y se sientan parte de ella. Es importante dar una sensación de comunidad y demostrarles que sus opiniones y sugerencias son muy importantes para la marca. Ejemplo: un vídeo de agradecimiento y bienvenida que explique las bondades de formar parte de tu empresa.

Así, ofreciendo contenido diversificado, facilitarás que un contacto nuevo pueda convertirse en cliente. Para ello, no te olvides de utilizar formatos y canales de difusión diferentes (sin olvidarte del vídeo), incluir llamadas a la acción (CTA) y enlaces o hipervínculos en tus artículos para enriquecer su paso por tu empresa.

 

  1. Una vez terminada la campaña, ¿serías capaz de analizar sus resultados?

Para que tu estrategia de contenido pueda alinearse con los objetivos de tu marca, es imprescindible que seas capaz de medir el impacto de tu campaña. De lo contrario, ¿cómo sabrás si has obtenido resultados de éxito o por debajo de lo esperado? ¿De qué sirve establecer objetivos iniciales si al final no sabes si se han cumplido o no?

Para ello, es importante conocer las métricas que utilizarás para analizar la campaña de marketing de contenido. Y no solo al finalizar el plazo de tus objetivos, sino también durante su desarrollo. Hacer un seguimiento es esencial para poder adaptarse a las necesidades de la campaña e intentar redirigir tus esfuerzos para optimizarlos. Es decir, el objetivo es mejorar tu estrategia y comprobar qué funciona y qué no.

Las plataformas como HubSpot ofrecen muchas herramientas útiles para tu estrategia de contenido. Por tanto, decide qué métricas consideras relevantes y cómo vas a calcularlas antes de realizar un informe de resultados

En definitiva, tu estrategia de marketing de contenido siempre debe tener presente los objetivos concretos de esta campaña, pero también los generales de tu empresa. De esta forma, optimizarás tiempo y recursos y ofrecerás una mejor experiencia a tus clientes potenciales.

Contacto Occam Agencia Digital

También te pueden interesar...

Crea tu propio vídeo corporativo con Occam Agencia Digital Crea tu propio vídeo corporativo con Occam Agencia Digital
Ventajas de utilizar el webinar en tu estrategia de contenidos Ventajas de utilizar el webinar en tu estrategia de contenidos
¿Qué es el content marketing o marketing de contenidos? ¿Qué es el content marketing o marketing de contenidos?