Skip to content
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing y Ventas

Inbound marketing vs outbound marketing, ¿qué las diferencia?

Desde el desarrollo de las nuevas tecnologías y el auge de Internet, la metodología de marketing tradicional ha cambiado. Es por eso, que el marketing ha tenido que adaptarse a las nuevas circunstancias y acoger a la revolución tecnológica. 

El inbound y el outbound marketing son ambas estrategias de mercadeo que buscan más o menos lo mismo pero que difieren en la forma de obtener resultados. Conoce las principales diferencias y decídete por la mejor metodología que en realidad te lleva a cumplir tus objetivos de negocio.

 

Definición de inbound y outbound 

 

Estos dos conceptos nacen al mismo tiempo, en 2005, para dar nombre a la metodología del inbound marketing y diferenciarla de los métodos de marketing tradicionales (outbound marketing). El inbound marketing y el outbound son dos metodologías contrapuestas que comparten un gran objetivo común: generar tráfico, leads y, en última instancia, ventas para tu empresa. 

¿Cuál es ese fondo que comparten? El fondo está claro, ambos pretenden llamar la atención de los usuarios con el objetivo de que contraten nuestros productos o servicios.

 

El inbound marketing trata de centrar todo su esfuerzo en el contacto con el usuario y el cliente potencial. Se trata de desarrollar tácticas para ganar su interés, interactuar y deleitar con el fin de aumentar las ventas, brindar una experiencia digital satisfactoria y crear relaciones sólidas con los clientes. 

La comunicación es interactiva, en dos direcciones, lo que posibilita establecer un contacto y conocer de primera mano las necesidades y opiniones del cliente potencial. Además, la interacción puede generarse a través de distintos medios digitales como blogs o las redes sociales. 

A través de la creatividad, se busca informar y entretener a un público objetivo. Para ello es necesario definir a nuestro buyer persona y saber cómo podemos satisfacer sus necesidades con nuestro contenido, producto o servicio. Este proceso aporta valor añadido al usuario, ya que no solo muestra el producto, sino que integra contenidos relevantes que interesan al consumidor y le son de utilidad para su día a día. 

Y por último, la metodología inbound acoge herramientas digitales que nos ayudan a cuantificar y analizar los resultados obtenidos, lo que hace posible comprobar el rendimiento de las acciones establecidas a lo largo de todo el proceso y reconducir la estrategia en caso de que no cumplan las expectativas marcadas.

 

El outbound marketing está centrado en la marca y producto, en mostrar sus características y bondades, pero deja a un lado la explicación de su utilidad para el usuario, y sobre todo y más importante, no tiene en cuenta las necesidades de este por lo que puede resultar molesto ya que busca e interrumpe al cliente cuando no ha solicitado información de ninguno de los productos o servicios lo que lo convierte en un contacto frío con el cliente. 

Para atraer al público y llamar su atención, lo hacen a través de medios tradicionales como la radio o la televisión, lo cual no genera ningún tipo de interacción entre consumidor y marca. 

Su principal objetivo es vender y así lo muestra directamente con su enfoque comercial. No permite que el usuario haga una investigación de lo que se le ofrece ni tampoco proporcionarle contenidos de calidad y útiles para solucionar su necesidad. Es impersonal, y por lo tanto arriesgada, ya que puede no causar ningún efecto en el usuario que, a priori, no está interesado.

 

¿Quieres adentrarte en el mundo del Inbound marketing? ¿Quieres pasar de una metodología outbound a una inbound mediante HubSpot? Haz click aquí.

 

Las 4 claves del inbound marketing vs outbound

  • Comunicación bidireccional. El bombardeo publicitario ya no existe, y la comunicación entre la marca y los usuarios se convierte en un diálogo donde ambas partes participan por igual.

  • El consumidor viene a nosotros. Los usuarios ya no esperan sentados a que una marca les venda sus productos, sino que saben dónde buscar lo que necesitan, cómo comparar un producto con otro y dónde encontrar opiniones de otros clientes. En este sentido, la presencia en internet es vital. Lo que muestra una empresa, lo que sus clientes y trabajadores dicen de ella y la relación que tiene con los usuarios que se interesan por ella. Ahora bien resulta imprescindible definir bien a nuestro buyer persona para entender el discurso que están dispuestos a recibir.

  • Tiene valor añadido. El contenido generado, aunque a priori responde a una finalidad publicitaria, aporta información útil a los usuarios.

  • Entretiene y educa. En la mayoría de casos, el inbound marketing busca entretener a los usuarios y resolver sus dudas. No es solamente una marca, también es una filosofía y una organización que aporta soluciones y recursos.

La conclusión a la que hemos llegado es que ambas estrategias no son excluyentes, el outbound se basa en medios tradicionales y en una publicidad más intrusiva, pero que no debemos descartar en todos los casos. Lo ideal es utilizar siempre técnicas de venta que lleven al cliente a comprar de forma «natural», sin embargo estas se pueden combinar con técnicas más agresivas si sabemos plantearlas con un sentido.

DESCARGAR CASO DE ÉXITO

 

Entonces Inbound o Outbound

Al entender cada concepto y saber qué te ofrece el uno y el otro, parece que está claro que el inbound marketing es la apuesta del futuro pero... ¡no tan rápido! Y es que estas estrategias no tienen por qué ser incompatibles, y de hecho pueden usarse para reforzarse entre sí.

Las estrategias outbound tienen el poder de atraer a un gran número de usuarios, número que podemos capitalizar a través de acciones inbound integradas en el mismo proceso. Por ejemplo, lanzamos una campaña outbound en medios tradicionales dentro de la cual incluimos información sobre nuestro blog. No se trata de renunciar por completo al outbound, sino de emplearlo de manera inteligente y no indiscriminada.

En estos tiempos, en los que no es fácil llegar al consumidor, que espera que las ofertas aparezcan justo cuando las necesita y no cuando las marcas quieren, que no desea ser interrumpido, que exige calidad en los contenidos, y que tiene los medios tecnológicos para bloquear la publicidad, el inbound marketing puede ser una buena solución, sin olvidar y aprovechar las estrategias tradicionales del outbound marketing para completarlo.

 

Contacta con nosotros

También te pueden interesar...

Inbound marketing y vídeo marketing = fusión perfecta
¿Qué es marketing ABM?
Inbound marketing vs Outbound marketing