Skip to content
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing y Ventas

¿Cómo redactar un objetivo SMART?

Si estás planificando tu estrategia de marketing, el primer paso que tendrás que seguir será fijar los objetivos a los que quieres llegar, más concretamente, será efectivo definir los objetivos SMART. Hay que aprender a definirlos correctamente ya que sino no seremos capaces de cumplirlos y la estrategia se volverá ineficaz. 

¿Qué son los objetivos SMART?

La primera vez que se utilizó el término SMART fue en 1981 gracias a George T. Doran, SMART, que en inglés significa listo o inteligente, es una metodología que nos permite recordar los elementos que son indispensables cuando redactas objetivos. 

Este modelo está dividido por cada letra de su acrónimo, cada una representa un aspecto que a la hora de redactar es imprescindible. 

  • Specific: Tienes que ser muy claro a la hora de fijar objetivos, así será mucho más sencillo a la hora de que tú y tu equipo entendais exactamente a dónde queréis llegar, estos deben ser lo más acorde posible con tu área de negocio. No sirve con, por ejemplo, definir que quieres llegar a conseguir X número de seguidores, tienes que fijar en cuánto tiempo, en qué red social específica, etc.

Para poder lograrlo, debemos responder a estas preguntas de la forma más concreta que podamos:

-Qué: La más importante ya que implica saber qué es lo que queremos conseguir con ese objetivo

-Cuál: En esta pregunta debemos responder a aquellos obstáculos que pueden impedirnos lograr nuestro objetivo. 

-Quién: Hay que tener muy claro quién es la persona responsable en alcanzar ese objetivo, si es un tercero, un compañero del equipo, o nosotros mismos. 

-Dónde: Esta pregunta se responde simplemente si el lugar es relevante a la hora de lograr el objetivo.

  • Measurable: Todo objetivo debe ser medible para poder ser mejorable, si tus objetivos están unidos a un valor numérico, te será mucho más sencillo entender si estás consiguiendo llegar a ellos, para ello lo que utilizamos son los KPIs, que nos sirven para poder medir la eficiencia de los objetivos que hemos marcado con anterioridad.

  • Achievable: Hay que fijar objetivos realistas, tenemos que tener muy claro a dónde podemos llegar con nuestra estrategia y a dónde no, fijar objetivos que sean inalcanzables para nosotros no nos hará motivarnos más para conseguirlos, sino todo lo contrario. Al fijar un objetivo inalcanzable, lo que conseguimos es desmotivarnos a la hora de intentar conseguirlo, ya que nunca lo conseguiremos. Si tenemos un nuevo negocio pequeño y nos abrimos una nueva cuenta en instagram, no podemos fijarnos como objetivo llegar a los 10.000 seguidores en dos días, porque sería imposible y al no llegar ni a 1.000, estaremos muy desmotivados. 

  • Relevant: Los objetivos fijados deben ser relevantes en cuánto a tu estrategia, tienes que tener muy claro cuáles son realmente tus necesidades, no tiene sentido fijar objetivos sin sentido y que no te van a ayudar a optimizar tu estrategia, ya que puede implicar gastar tus esfuerzos en objetivos que no necesitas y dejar de lado otros que sí sean realmente importantes. 

  • Time-Related: Todos los objetivos que te marques para tu estrategia deben tener un tiempo determinado para poder lograrlos, los plazos son parte de los objetivos, no tiene sentido fijar un objetivo pero no el tiempo en el que debes conseguirlo ya que no implica el mismo esfuerzo tardar una semana en conseguir algo que tardar 2 años. 

Podemos decir que esta forma de fijar objetivos es una de las más eficaces tanto en el entorno laboral como en el personal. 

¡Fijarnos objetivos siempre está bien, mejoraremos a largo plazo!

¿Cómo redactar un objetivo SMART?

Aquí te dejamos cuatro pautas básicas para conseguir redactar un objetivo SMART:

    1. Evalúa tu nivel de compromiso: Para poder redactar los objetivos con claridad, tienes que estar comprometido con ellos, es decir, si no estás comprometido, no serás constante, y por tanto, no conseguirás llegar al éxito. A la hora de redactar un objetivo tienes que estar completamente implicado en conseguirlo, si no estás convencido, no lo lograrás. 
    2. Divide la meta en submetas: Consiguiendo dividir la meta a la que quieres llegar en varias submetas, lo que estás consiguiendo es formar un plan de acción paso a paso, mediante el cual conseguirás llegar a tu meta final. No puedes olvidarte de que todos tus objetivos son importantes, sean metas o submetas, y por ello todos tienen que seguir el método SMART, deben ser concretos y medibles sin excepción.
    3. Establece una línea de tiempo: Tus objetivos deben tener un tiempo límite para lograrlos, por lo que una gran idea para conseguirlo es crear una línea de tiempo en la que podamos ver cuánto tiempo nos queda para lograr cada objetivo y llevar al día los tiempos de cada uno de ellos. En esta línea de tiempo también tendrás que fijar las submetas, las cuales son igual de importantes que los objetivos. Ya que son el camino para lograrlos. 
    4. Cambia el modo de pensar: No puedes permitirte ser negativo ni sentir que no estás preparado para conseguir algo, si tu yo interior te dice que no puedes, acabará consumiéndote, así que deja atrás los malos pensamientos y comienza a tener el control interno de tu mente, esto te ayudará a conseguir todo lo que te propongas. Con negatividad no se va a ningún sitio. 

Ventajas de redactar objetivos SMART en tu proyecto

  1. Reducen riesgos innecesarios: Gracias a fijar tus objetivos, con el método SMART, lo que estarás consiguiendo es que no existan tantos riesgos a la hora de implantar una estrategia, sabrás dónde quieres llegar y no habrá dudas. 
  2. Mejoran el rendimiento: Al tener bien fijados los objetivos y siendo fácilmente alcanzables, lo que mejorará con ello será el rendimiento de los trabajadores, ya que tendrán muy claro a dónde tienen que llegar y estarán motivados para ello. 
  3. Motivan al equipo: Como decíamos anteriormente, al tener unos buenos objetivos fijados, que sean perfectamente alcanzables (Achievable), el equipo que está a cargo de conseguir la estrategia estará motivado a lograrlo. Es un incentivo para superarse a ellos mismos. 
  4. Reducen tiempos y costes: Al tener claro lo que queremos, no perderemos tiempo en rehacer los objetivos o en añadir diferentes modificaciones. También reduciremos costes al ahorrar tiempo y al no tener que cambiar los objetivos. 
  5. Aumentan la productividad: En cualquier negocio que haya fijados unos objetivos SMART, la productividad aumentará ya que los trabajadores tienen fijadas unas metas que tienen que cumplir en un plazo exacto, por lo que estarán más motivados a la hora de lograr esos objetivos. 
  6. Son fáciles de entender: Los objetivos SMART, al ser tan claros a la hora de redactarlos, son bastante fáciles de entender, no hay complicaciones a la hora de saber dónde tenemos que llegar.
  7. Sirven como guía: Estos objetivos también sirven de guía a la hora de seguir con nuestro proyecto. A lo largo de todo el proyecto sabremos dónde tenemos que llegar teniendo en cuenta los objetivos que vamos siguiendo dentro de nuestra línea de tiempo. 

Redactar objetivos SMART para tu estrategia no solo te ayudará a tener claro dónde tienes que llegar, sino que te ayudará a ahorrar costes y tiempo durante tu proyecto. Así que, sé inteligente y comienza a redactar tus objetivos SMART.

                  Contacta con nosotros

También te pueden interesar...

¿Qué son los objetivos SMART para una empresa? Ejemplos más eficaces
Define los objetivos que quieres lograr en tu estrategia de marketing
Estrategia de Marketing: modelo SMART