Skip to content
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing y Ventas

Cómo nació el marketing online

El marketing online comprende todas las actividades del marketing que tienen lugar en la esfera online. Es decir, aquella parte del marketing que se trabaja con el uso de internet y redes de conexión. 

Origen del marketing online: 

El marketing online surge, como decíamos, de la mano de internet en la década de los 90. Cuando la expansión de la red ha alcanzado a una gran mayoría de personas, que dedican parte de su tiempo a este espacio etéreo que es la red, los trabajadores de marketing comienzan a pensar que puede ser un buen espacio para situar nuevas estrategias de comunicación. Si, al fin y al cabo, hay clientes mirando en una dirección, hacia esa misma dirección debe apuntar el marketing digital. 

Y tenían razón, pues a día de hoy casi 5 billones de personas utilizan internet. Lo que se traduce en que 5 billones de personas pueden estar expuestas a tus campañas. Y es que, si alguna ventaja tiene el marketing online con respecto al tradicional, es su gran alcance. Salvando algunas excepciones de países con límites en las redes o grandes controles gubernamentales, casi todas las páginas webs son accesibles para todo el mundo. Además, la traducción incorporada en los buscadores permite traducir el contenido de una página a casi cualquier idioma en pocos segundos. 

La evolución del marketing va íntimamente ligada a internet. Y la evolución de internet y de la red ha sido bautizada con diferentes nombres para cada una de las dos etapas que ha vivido, y una tercera en la que nos estamos adentrando actualmente. Hablamos de la Web1, Web2, y Web3. 

La Web1 sería la primera forma en la surgió internet. Hace referencia a la manera en la que se organizaba y utilizaban la red en sus primeros años, entre la década de los 90 y los primeros años del 2000. Se trataba de un recurso muy limitado para los usuarios donde la actividad de un particular se reducía a la lectura y la consulta, es decir, acciones muy pasivas. Aún no había grandes herramientas para interactuar ni conectar. 

En lo que al marketing se refiere, ¿qué espacio dejaba esta web 1 para estrategias de comunicación? Acciones enfocadas a la lectura y no a la interacción. En esta web 1 triunfaron las estrategias de boletines de noticias y SEO. Los boletines eran perfectos para este tipo de red, donde el usuario se dedicaba principalmente a la consulta, la búsqueda de información y el enriquecimiento. Pero los servidores y buscadores ya comenzaban a llenarse y pronto surgió la pregunta de cómo hacer que, entre tantas páginas, la nuestra sea la más vista. Ahí aparece el SEO o Search Engine Optimization, cuya traducción más exacta al español sería Optimización del Motor de Búsqueda. Es decir, mejorar las condiciones de nuestras páginas para que resulten atractivas y llamativas para esos motores de búsqueda. Lo que buscan estos motores es dar la página más completa, rica y adecuada. 

Por lo tanto, las primeras estrategias de marketing digital, los primeros pasos, versaron sobre esto. Claro que desde entonces, el posicionamiento SEO ha ampliado sus variables y el desarrollo de nuevos formatos como vídeos o fotos ha pasado a formar parte de estos factores determinantes del posicionamiento, así como links. 

En cuanto a los boletines de noticias, las empresas buscaban incluir en otras páginas información sobre sus marcas, para que esta fuera leída por los usuarios de la red, casi a modo de catálogo online. Estas campañas, en un formato completamente diferente, requieren de nuevos especialistas que conozcan el lenguaje de la red y el de la publicidad adaptada a la red, que recién se ha creado. 

Además, en los primeros años de internet ya se advierte que, como ocurre con libros, música y cine, cada página web tiene un rango de edad que prepondera en sus visitas. Es por ello que se comienzan a segmentar esas campañas, buscando ya desde un primer momento adaptarlas al público que los verá lo máximo posible. 

El segundo paso: la Web 2

Estas innovaciones terminan por crear el llamado marketing 2.0, el marketing de los primeros años del 2000. Coincide, más o menos, con el cambio de la web 1 a la web2 (que se sitúa de manera orientativa en el año 2005). 

Si algo define esta nueva forma de internet es el salto de lo pasivo a lo activo. Al usuario se le ofrece la posibilidad de interactuar, que tanto estaba solicitando. Y este cambio revoluciona por completo lo que se conocía como Internet, sus usos básicos y, por ende, el marketing online. 

Son los años de las primeras redes sociales, como Facebook o YouTube. La participación en la web lleva a la interacción, y así las marcas y empresas llegan a la conclusión que, igual que los usuarios pueden comunicarse entre ellos a través de comentarios, blogs y foros, ellos como entidad también podrían utilizar la red para crear un espacio de comunicación. Este nuevo espacio es mucho más directo, ameno y dinámico que cualquiera de los anteriores. Pero sobre todo es más rápido y eficaz. 

La evolución de este fenómeno la podemos ver a día de hoy, cuando casi nadie llama por teléfono para reservar en un restaurante, o cuando el comercio online es tan popular como la compra en tienda física. 

Esta segunda fase, cercana al inicio del marketing digital es la que se desarrollan  canales como: 

  • Social Media Marketing: Las campañas en redes sociales que, en sus primeros años, distan mucho de ser el mercado de influencers que apreciamos hoy. De hecho, las redes sociales tardaron algunos años en incluir anuncios. 
  • Content Marketing: El llamado marketing de contenido, el marketing online que se dedica a explicarse a sí mismo. Este contenido se distribuye a través de diferentes formatos como el vídeo, blog, email, post, etc. 
  • Email Marketing: sistematizar el envío de correos electrónicos para convertirlos en herramientas eficientes de engagement. 

En esencia, el nacimiento del marketing online es el nacimiento de internet, y viceversa. Las herramientas y estrategias que el marketing digital tiene actualmente pueden parecernos similares a estas primeras ideas pero distan mucho de ser idénticas. Los procesos actuales de captación de clientes son fruto de estudios de mercado, de descubrimiento de nuevas funcionalidades y de haber creado, conjuntamente entre empresas y clientes, un nuevo espacio con un lenguaje completamente diferente que ha revolucionado el marketing tal y como se conocía, al mismo tiempo que se sirve de sus herramientas más clásicas. 

Contacta con nosotros

También te pueden interesar...

¿Tienes un negocio online? Dale vida con el vídeo ¿Tienes un negocio online? Dale vida con el vídeo
La importancia del video en tu estrategia de marketing La importancia del video en tu estrategia de marketing
¿Qué es el performance marketing? ¿Qué es el performance marketing?