Skip to content
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing y Ventas

¿Cómo distinguir entre un blog y un vlog?

Actualmente contar con una página web, un blog personal o profesional es muy frecuente para desarrollar tu marca personal, pero tener un vlog es menos habitual. Al igual que puedes usar las redes sociales para darte a conocer y mostrar tu lado más profesional estas dos herramientas pueden ser de gran ayuda para aumentar tu público. Y ante esta cuestión pueden surgir varias dudas ¿qué es mejor ser blogger o vlogger? ¿cuáles son las diferencias entre un blog y un vlog? sigue leyendo y aprende a distinguir estos dos conceptos.

 

¿Qué es un blog?

 

Los blogs son espacios de creación que a diferencia de los vlogs contienen información principalmente escrita, además de profundizar sobre alguna temática en específico. Normalmente, detrás de un blog suele haber un creador de contenido original que es capaz de escribir y comunicar sus ideas y conocimientos para que estén en poder de todos.

Los blogs pueden ser de infinidad de temáticas. Por lo tanto, debemos quedarnos con el concepto: Blog = Escrito.

El papel de un blog es permitir que los lectores o usuarios participen de forma activa con sus comentarios y puede servir para publicar ideas, emociones y puede estar enfocado al ámbito profesional.

A raíz de estos términos y los avances tecnológicos, nacen nuevas profesiones, como por ejemplo el concepto de blogger o blogueros. Nos referimos a un blogger para definir a aquellas personas que se dedican en su trabajo o tiempo libre a escribir en sitios web o blogs que están estructurados originalmente como artículos, entrelazados entre sí que se actualizan constantemente. Siempre están escritos de forma informal y subjetiva.

 

¿Qué es un vlog?

Por su parte, los vlogs son páginas que fusionan el formato texto con el formato vídeo. En sus inicios, los vlogs eran aquellos vídeos que se incluían dentro de los textos publicados en blogs, pero con el tiempo y con el auge de plataformas como YouTube, un vlog ya no es un extra para el contenido escrito, sino que es la pieza principal. 

Un vlogger se dedica a crear contenidos de calidad con vídeos siguiendo una secuencia cronológica. A diferencia de los bloggers, los vlogger no escriben artículos largos con links y titulares llamativos, únicamente definen en una caja de descripción del vídeo un breve texto y un título. Se puede decir que los videobloggers cambian los párrafos y las palabras y por un vídeo en el cual normalmente se mantiene una conversación con la cámara hablando de temas específicos o se cuenta cómo ha transcurrido un día especial o evento.

 

Diferencias entre blog y vlog

La mayor diferencia que existe entre un blog y un vlog es que en uno se escribe y en el otro el contenido se crea de la mano de los vídeos, en un vlog todo el contenido es 100% multimedia. Sin embargo, nos puede surgir la duda sobre el contenido. ¿Pueden tener los vlogs y los blogs el mismo contenido? En parte sí y en parte no.

Existen multitud de blogs escritos que utilizan YouTube para subir vídeos con el mismo contenido del blog escrito pero contado de una forma más dinámica y diferente. Sin embargo, a pesar de la definición, estos vídeos no son considerados vlogs en sí, sino vídeos con contenido de valor que aportan conocimiento.

Los vlogs son vídeos que cuentan el día a día y la rutina de una persona normal. Todos los que estamos en el mundo del marketing sabemos que lo importante hoy en día, es hacer que las personas que nos leen, nos siguen, nuestros clientes potenciales, tienen que identificarse con nuestro servicio/producto.

Sabemos que debemos entrar más por el corazón que por los ojos, y esta es la clave de que los vlogs triunfen tanto en redes sociales. Porque muestran situaciones cotidianas en las que perfectamente te puedes sentir identificado.

Otra de las diferencias evidentes entre un blog y un vlog es el tipo de canales que se usan para distribuir el contenido. Para crear un blog se usan herramientas como WordPress o Blogger, pero para crear un vlog es necesario otro tipo de herramientas o plataformas como Vimeo, Floor o Youtube de forma que se crea un contenido mucho más visual y atractivo.

Lo más habitual es que los Vloggers estén más expuestos y sean más conocidos, mientras que el autor de un blog puede permanecer en el anonimato. No obstante esto no sucede siempre, cada vez son más los Bloggers que se dan a conocer mediante esta herramienta para trabajar su marca personal y avalar que detrás de sus contenidos está una personal real.

 

Ahora que sabes distinguir el perfil de un blogger de un vlogger no olvides que ambos son creadores de contenidos y que destacan por mostrar contenido de calidad y preparado. Los dos formatos permiten contar las mismas cosas y abordar los mismo temas pero desde puntos de vista diferentes.


A la hora de valorar qué es mejor si un blog o un vlog, debes tener en cuenta que mantener un blog es mucho más sencillo que mantener un vlog que requiere más recursos y tiempo, dado que debes invertir más tiempo en editar y producir los contenidos. Cualquiera de las dos opciones puede ayudarte a conseguir cosas muy interesantes en tu carrera profesional y a crearte una reputación online.

 

 

 

 

Pon un vídeo corporativo en tu vida

También te pueden interesar...

Guía para hacer un plan social media para tu empresa
¿Qué es un Sales Pipeline? Ventajas de tener un funnel definido
¿Cómo hacer un plan para Redes Sociales? Ejemplos