Skip to content
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing y Ventas

¿Qué es una newsletter?

El término newsletter está formado por las palabras inglesas news (noticias) y letter (carta). Así podríamos entender a simple vista que se trata del envío de una carta que contiene noticias. Eso es cierto, pero la newsletter es mucho más que eso. Actualmente, la newsletter es un envío periódico que se hace al email de clientes y prospectos con contenido sobre la empresa. 

La evolución de la newsletter 

Aunque hoy se trate del envío de un email periódico, la newsletter existía antes que el correo electrónico. Previamente a su digitalización, las newsletters eran concebidas como el envío físico y también periódico de un folleto, tríptico e incluso una revista a casa de aquellos suscriptores que hubieran concedido su permiso para ello. 

Además de haber perdido el tinte periodístico con el que surgió, las newsletters actuales se han convertido en uno de los métodos de comunicación con los clientes más baratos. A un lado se han dejado los costes de materias primas, impresión, transporte y reparto. Actualmente se crean con programas de diseño online (no necesariamente de pago) y se envían a través de plataformas específicas de envíos de emails a listas de clientes como mailchamp, aunque también podría realizarse el proceso manualmente. Además, se puede crear una plantilla en dichas páginas de diseño (como Canva) e ir rellenándola con datos pertinentes de cada envío y, a poder ser, que sea ampliable en caso de necesitarlo. 

Si bien es cierto que, en lo referente a eficacia y recepción, el método tradicional y analógico reporta resultados más positivos. El efecto que tenía la recepción del papel impreso y su lectura en casa es mayor de la que actualmente tiene un email más dentro de la bandeja de entrada. Sin embargo, el abaratamiento de los costes compensa esa pequeña diferencia en la tasa de retorno de la estrategia (además del hecho de que la obvia transición tecnológica en todos los aspectos ha obligado a realizar este cambio).  

Sea como fuere, actualmente se trata de una estrategia más del tan de moda email marketing y que, aunque pudiera reportar algo menos de beneficios que el formato físico, actualmente es una gran táctica de comunicación con el cliente. De hecho, en lo referente a las redes sociales, resulta mucho más eficaz enviar una newsletter con una oferta, por ejemplo, pues su tiempo de vida es superior al de una publicación en redes sociales. Es decir, el tiempo que puede permanecer el email en la bandeja de entrada sin ser visto (y que sea abierto con posterioridad) es superior al tiempo de vida efectivo de una publicación en redes. Un correo electrónico, sobre todo si es periódico y consentido, puede permanecer en la bandeja de entrada durante días intacto y que aún así sea abierto con posterioridad. En cambio, un post en redes sociales pierde su notoriedad a las pocas horas de su publicación, pues se pierde entre la marea de publicaciones de cientos de seguidores. No obstante, redes y newsletter pueden ser un combo de comunicación que se retroalimenten entre ellos. 

Cómo funciona la newsletter 

Como decíamos, la newsletter es el envío periódico de un email a una lista de suscriptores. Comenzando por ahí, tenemos que hablar en primer lugar de cómo se ha creado esa lista de suscriptores. 

La lista de contactos de la newsletter se crea con la suscripción a la propia newsletter desde alguno de los canales de la empresa. Sobre todo resultan eficaces las redes sociales y las páginas webs o tiendas online de las marcas. En estas suele aparecer, en forma de reclamo, pop-up o CTA un anuncio invitando al usuario a suscribirse a la newsletter, informándoles desde el primer momento lo que implica la suscripción: el envío rutinario de emails a sus correos electrónicos y del contenido de estos. Sobre todo en las primeras tomas de contacto se resalta el envío de ofertas y descuentos, parte de ellos exclusivos. 

Cuando el cliente acepta suscribirse, aporta su dirección de email como mínimo, aunque suele requerirse algún otro dato como el nombre. Además de la suscripción a la newsletter acaba de producirse una conversión fundamental en el marketing: el posible cliente se ha convertido en un lead, una figura de gran importancia para la empresa que se nutre con estas notificaciones al correo. 

Una vez se ha añadido el email del nuevo cliente a la lista de contactos, esta persona recibirá la siguiente newsletter al igual que el resto de clientes. ¿Con qué periodicidad? Eso dependerá de cada empresa, pero normalmente suelen ser semanales o mensuales, aunque también existen diarias (como briefings de medios de comunicación) o quincenales. 

Este boletín puede ser enviado a clientes, que es su mayor destinatario y del que hemos hablado hasta ahora, pero también existen newsletters dedicadas a socios e inversores, incluso a los propios miembros de la empresa. Es decir, que aunque la newsletter comercial sea el tipo de newsletter más común, este no es el único. 

Tipos de newsletter 

Aunque no existe un decálogo fijo sobre los temas de los que trata una newsletter, estos son los más frecuentes: 

  • Informativo: Aportan información relativa a la temática de la empresa. Por ejemplo, los beneficios del consumo del pan según un nutricionista si tienes una pastelería o panadería, las ventajas del algodón para tu piel si tu compañía es de ropa de calidad.
  • Información corporativa: noticias y novedades sobre la propia empresa, como la apertura de una nueva oficina, la toma de un cargo por alguien, una nueva línea de producto, el éxito de una campaña, etc. Incluso conferencias y participaciones de la empresa en simposios, congresos, actos benéficos, etc. Está pensada sobre todo para los envíos internos al personal, pero también se incluyen en las newsletter de los clientes pues mejoran la calidad de la imagen de la empresa
  • Invitación a la acción: se invita al usuario a realizar alguna acción como suscribirse a un curso, sorteos, etc 
  • Ofertas: Se envía al cliente la notificación de ofertas en las tiendas (online y/o físicas) o se da acceso a descuentos exclusivos. Generalmente estas ofertas suelen ser de carácter personal para ampliar la tasa de retorno del usuario e incrementar el éxito de ventas. 
  • Novedades: Se ofrece un catálogo con las últimas actualizaciones del catálogo de la compañía
  • Campañas puntuales: en momentos especiales como Navidad, el verano, el día de la madre y del padre, San Valentín u otros similares, se suelen mandar newsletters fuera del período usual con este motivo especial, que suele ir asociado a nuevos productos y, sobre todo, a nuevas ofertas. 

Contacta con nosotros

 

También te pueden interesar...

Incorpora YouTube en la estrategia de vídeo marketing Incorpora YouTube en la estrategia de vídeo marketing
¿Cómo afecta el CRO a mi marketing de empresa? ¿Cómo afecta el CRO a mi marketing de empresa?
¿Qué es el marketing conversacional? ¿Qué es el marketing conversacional?