Skip to content
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing y Ventas

Social commerce, qué es y cómo nos ayuda a potenciar nuestra empresa

Índice

El social commerce o comercio social es una tendencia de comercio electrónico centrada en el uso de las redes sociales como canal de venta. Este método fomenta la interactividad entre los usuarios y aprovecha la masificación de las redes sociales para optimizar la experiencia de compra de los clientes y aumentar el alcance de la marca. Permite a los usuarios comprar productos y servicios a través de la aplicación donde pasan más tiempo. Todo el recorrido de compra sucede en el mismo lugar. Esto simplifica el proceso de pago y la posterior reacción al producto. Esta forma de comercio aporta seguridad a los compradores ya que se lleva a cabo en el círculo social del usuario.

Generalmente, las personas pasan mucho tiempo en redes sociales y, gracias al surgimiento del ecommerce también realizan compras por internet. El social commerce va un paso más allá y combina ambos hábitos de consumo para agilizar la experiencia de compra y evitar cualquier obstáculo o distracción que pueda surgir. Se trata de una característica adicional que genera más ventas y reafirma el cliente. El comercio social es un subgrupo dentro del ecommerce. Dependiendo del target de la empresa, será favorable utilizar un método de venta u otro. Por ejemplo, si el público objetivo de la marca son los jóvenes de entre 16 y 24 años, convendrá posicionarse en las plataformas de redes sociales.

social commerce

Ventajas del social commerce

  • Favorece la interacción: Las redes sociales generan una prueba social del producto. Es decir, se obtendrá una prueba de calidad del servicio a través de me gustas, comentarios o publicaciones compartidas. En el mismo lugar donde se realiza la venta los clientes pueden escribir reseñas o escribir preguntas. Además, se puede hacer uso del marketing de influencers para promocionar el producto entre los seguidores de un microinfluencer. Estos se sentirán identificados con la marca y comenzarán a confiar en ella.
  • Optimización de dispositivos móviles: Optimizar la compra por móvil en tu empresa te posicionará entre la competencia. La mayoría de los usuarios de redes consultan las compras a través de su móvil por su inmediatez.
  • Aumentar audiencia: Las tiendas online tradicionales ofrecen muchos beneficios, pero las redes sociales las usan más usuarios. Por lo tanto, se asegura la visibilidad de tu marca entre un gran número de personas en todo el mundo. El social commerce se ha establecido y existe un número de público que utiliza estas plataformas de forma regular.
  • Aprovechar los seguidores: Si tu marca tiene presencia en redes sociales, es probable que ya tengas un número de seguidores. Llevando a cabo una estrategia de marketing digital estos pueden convertirse en compradores si vendes tus productos en estas plataformas.
  • Mejora la conciencia de marca: El social commerce puede generar conciencia de marca y lealtad entre los usuarios por su alta interacción. Al realizar compras de manera inmediata y poder dar su opinión sobre los productos los clientes tendrán una buena experiencia y es más probable que vuelvan a comprar.

Desventajas del social commerce

  • Requiere mayor atención: Para vender en redes sociales debes invertir tiempo y esfuerzo en optimizar tu contenido. Esto es necesario para atraer a la audiencia y lograr que tu marca destaque entre las demás. Conviene crear contenido compartible, interactivo y fácil de consumir.
  • Menor tráfico a la web de la marca: La venta en redes sociales coloca la web corporativa en segundo lugar. Esta consecuencia se puede evitar invirtiendo en publicidad dirigida para conducir clientes a la web.
  • Exposición a las críticas: La prueba social tiene su aspecto negativo. Si un cliente tiene una mala experiencia, escribirá una mala reseña sobre el producto creando una mala reputación a la marca. Se debe prestar atención a las críticas tratando de solventar los problemas más recurrentes.
  • Usuarios limitados: Si centras tu estrategia de marketing digital en el social commerce apuntarás a una audiencia global y versátil en redes sociales, pero renunciarás a aquellos consumidores que no formen parte de estas plataformas. Lo recomendable es tener una tienda online tradicional para llegar a todo el público posible.

Tipos de social commerce

  • Plugins, chatbots y CTA: Son fáciles de implantar y su uso depende del objetivo de tu tienda. Los plugins permiten conectar una tienda online en una determinada red social. Por ejemplo, existe un plugin de WooCommerce que incluye tu tienda en Facebook Marketplace. Los chatbots se utilizan para entablar conversación con un cliente mediante IA ayudándoles a moverse por tu tienda online. Por último, los CTA suelen presentarse como stickers en redes sociales que sirven como enlace para dirigir al usuario a tu página web.
  • Shoppable ads: Las empresas pueden vender sus productos a través de posts patrocinados. Se etiquetan productos en un anuncio para dirigir a los clientes hacia la página del artículo mostrado. Después, se puede realizar un seguimiento del éxito del anuncio para comprobar la funcionalidad de la estrategia de marketing.

    social commerce

  • Pago en redes sociales: El pago en redes sociales facilita el proceso de compra. Desde la plataforma los clientes pueden elegir producto, talla, color y proceder al pago. Además, pueden recibir confirmación de compra y realizar un seguimiento sin salir de la aplicación.

Cómo implementar el social commerce en tu negocio

1. Tener claro un objetivo

Para aplicar el social commerce a tu proceso de ventas conviene saber cuáles son los objetivos que se pretenden alcanzar en redes sociales. Es decir, averiguar por qué necesita la tienda online tener presencia en estas plataformas y en cuáles debería estar.

2. Generar interacción y engagement

Si los contenidos de la marca no son atractivos para el usuario, se perderán en la red social. Siguiendo la tónica del sector y la empresa, el contenido debe ser interactivo y generar engagement. Son recomendables los vídeos e imágenes para atraer tráfico hacia la tienda online.

3. Permanecer activo

En las redes sociales es necesaria una constancia para destacar. Realizar publicaciones con frecuencia garantizará el reconocimiento de la marca y la atracción de nuevos seguidores. Además, la interacción con los usuarios debe ser dinámica e inmediata para proporcionar una correcta atención al cliente.

4. Utilizar campañas de SEM

Los algoritmos de las redes sociales están en constante evolución. Por lo tanto, realizar publicaciones organizas no suele generar ventas. Posicionarse correctamente mediante campañas de SEM adecuará nuestro producto a las nuevas tendencias de marketing digital. Para ello, pueden realizarse acciones como difundir promociones, descuentos o concursos.

Plataformas para hacer social commerce

TikTok: Tiene la mayor tasa de engagement de todas las redes sociales. Por lo tanto, es recomendable que tu marca tener un perfil activo en esta plataforma. Además, cuentan con las funciones de TikTok Shopping para implementar el social commerce en tu negocio. Con el complemento TikTok Pixel se pueden analizar analíticas sobre el comportamiento de los usuarios con la marca.

Facebook: Facebook Shops sirve para posicionar tu tienda online dentro de la propia red social. Permite sincronizar las ventas, interactuar con los clientes y sugerir productos entre otros. Para ello, es necesario crearse un perfil en Facebook Business y disfrutar de sus múltiples ventajas.

Instagram: Instagram Shopping sirve para realizar social commerce de manera efectiva. Es un lugar para comprar y vender productos mediante el que se pueden crear storytellings, posts y shoppable ads. Se necesita tener una cuenta de Instagram Business para disfrutar de esta herramienta.

Pinterest: Pinterest ofrece al usuario una amplia oferta de productos. Esto puede jugar en el beneficio de la marca ya que es una oportunidad de venta. Mediante el catálogo de esta plataforma puede darse a conocer nuestros servicios. Estos deben tener características destacables ya que en esta red social es común realizar listas comparativas antes de realizar una compra.

Ejemplos de marcas que hacen social commerce

  • Pull & Bear: Esta tienda de moda del grupo Inditex tiene una notable presencia en Instagram. Es común encontrar a influencers vistiendo su ropa y etiquetando sus productos. Además, permanece en constante crecimiento por sus actualizaciones. Por ejemplo, incorporaron en sus probadores cámaras que servían para, a través de una aplicación de Facebook, fotografiarte con lo que te estabas probando y compartirlo en la plataforma para recibir opiniones.

  • Amazon: Esta plataforma comercial basa su funcionamiento en vender productos de otras empresas. Así, en sus redes sociales no promocionan sus servicios de forma directa, sino que crean contenido incentivando la compra de una marca dentro de su plataforma. Pese a utilizar una estrategia diferente, logran un alto reconocimiento de marca y confianza por parte de los usuarios.

  • Shein: Esta empresa funciona a través del comercio electrónico. Su nicho de mercado se encuentra en las redes sociales por lo que permanece muy activa en plataformas como Instagram Shopping. Ofrecen un amplío catálogo dotado de etiquetas que incluyen en sus publicaciones. Reciben un feedback positivo por parte de los consumidores y trabajan con fashion bloggers para recibir mayor reconocimiento.

Nueva llamada a la acción

También te pueden interesar...

Qué es Social Commerce y cómo aplicarlo a tu estrategia de negocio Qué es Social Commerce y cómo aplicarlo a tu estrategia de negocio
SEO local para el pequeño comercio SEO local para el pequeño comercio
¿Qué es el Quick commerce y cómo mejora tu empresa? ¿Qué es el Quick commerce y cómo mejora tu empresa?