Skip to content
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing y Ventas

Pasos de diseño de marca más eficaz

Si tienes un negocio, sabrás lo importante que es diseñar tu marca y la entidad corporativa de tu empresa. ¿Te gustaría saber cómo construir el diseño de tu marca de la manera más eficaz? ¡Te lo contamos! 

 

¿Qué es el diseño de marca y la imagen corporativa

 

Seguro que en más de una ocasión te ha pasado que, cuando conoces una marca, acabas reconociendo su logotipo en cualquier sitio, su tipografía e incluso sus colores más representativos. Esto se debe a que esa marca ha elegido un buen diseño de marca, de forma que tu cerebro la acaba identificando en cualquier sitio. 

Aunque pueda parecer una cosa insignificante, trabajar en nuestro diseño de marca es un aspecto fundamental para constituir la identidad de nuestra empresa. 

El diseño de marca o branding es un concepto que engloba a varios elementos y cuya misión es darle una identidad definida y personalizada a la marca, relacionado por tanto con la identidad corporativa visual. Este proceso pasa desde elegir un nombre para nuestra empresa hasta la elección del color del logotipo, el diseño de la tipografía, el eslogan. Por tanto, todos los detalles, sean grandes o pequeños pasan por pretender construir la identidad de nuestra marca. 

 

Es importante, por tanto, trabajar el diseño de nuestra marca  de manera consciente y con mucha calma. Tanto el nombre comercial, como los colores o los logotipos, incluso las tipografías que se elijan, van a formar parte de la imagen global que la empresa proyecta a los clientes. Aunque la finalidad de construir una buena imagen de marca es la de destacar por encima de nuestra competencia,  también debemos de dotar a la empresa de unos valores y filosofía propios, que es recomendable que coincidan con los de su target.

 

¿Qué elementos componen el diseño de marca? 

 

  • Logotipo: Como hemos comentado al principio, es la primera impresión que tienen los usuarios de nuestra marca. Para definir el logotipo podemos recurrir a la famosa frase: “Una imagen vale más que mil palabras”. Así es, con el logotipo tenemos que lograr impactar en el usuario y que este nos acabe recordando. 

Además, hay que pensar en las aplicaciones que tendrá. Habrá un logotipo principal con los colores de la empresa, pero además habrá que realizar las versiones en negativo, en escala de grises, reducida para formatos más pequeños o incluso a una sola tinta para poder ponerlo en sellos o vinilos.

  • Colores: ¿Has oído hablar de la psicología del color? Bien, es muy importante a la hora de elegir los colores que compondrán nuestro diseño de marca. De no ser concretado el color corporativo, se corre el riesgo de que los valores que se intenten transmitir sean confusos. Es importante definir qué color o colores van a representar a la empresa y no moverse de ellos demasiado. Es decir, si elegimos los colores rojo y verde, podemos jugar con sus tonalidades, pero no conviene incorporar de repente un color distinto: como el amarillo. 

  • Tipografía: Al igual que los colores, una vez que hemos elegido nuestra tipografía de marca, conviene no variar demasiado en ella, ya que podríamos confundir al usuario. La tipografía será un sello muy distintivo de nuestra imagen corporativa. 

  • Eslogan: Algunas empresas no lo tienen, pero las que lo han usado han dado a su marca una posibilidad más de ser recordados para siempre. ¿Te suenan algunas frases como: “Just Do It”, “Destapa la felicidad” o “Red Bull te da alas”? Si es que sí, esas marcas han hecho buen uso de sus eslóganes publicitarios. 

  • Aplicaciones: A la hora de diseñar la imagen hay que pensar en dónde van a utilizarse esos colores, logotipos y tipografías. Por ejemplo, la imagen de las redes sociales o de la web, así como la cartelería, la señalética y demás aplicaciones deberán quedar bien definidas en nuestra empresa. 

Pasos para construir el diseño de tu marca de manera eficaz 

Una vez que sabemos qué elementos componen el diseño de nuestra marca, debemos ponernos manos a la obra para diseñar el nuestro. Antes de que te lances a la piscina, te recomendamos una serie de pasos que puedes seguir: 

  • ¿Cómo te gustaría que tu marca sea percibida?: Es la primera pregunta que deberías hacerte, plantearte cómo te gustaría que te vean los demás, cómo te recordarán los usuarios. Si quieres ser un lugar más informal y amigable, si por el contrario buscas proyectar una marca seria y con profesionalidad...Esto te ayudará también a determinar los colores y las tipografías, por eso es importante empezar por aquí. 
  • Estudia a tu audiencia y a la competencia: Cuando diseñamos nuestra marca, queremos causar un buen impacto en los usuarios, por encima del de la audiencia. Por eso, debemos ver cómo se vende nuestra competencia y qué tendencias le gustan a la audiencia a la que queremos dirigirnos. 
  • Establece tu tono de voz: Piensa en cuando conoces a alguien por primera vez. El tono de voz que establece para hablar contigo, ¿no te da más pistas que cualquier otra cosa sobre cómo es la persona? Pues con las marcas funciona igual. Si estableces un tono de voz: más amigable, más profesional...debes usarlo para seguir adelante en tus correos, publicaciones en redes sociales…

Una vez que has seguido estos tres pasos, ha llegado el momento de diseñar el logotipo, elegir los colores, la tipografía y diseñar tus productos tanto físicos como digitales para todas las aplicaciones en las que vayas a exponerlos. 

  • Crear nuestro logo: Los logotipos son exactamente como suenan (un logo que consiste en el nombre de la marca escrito en cierta tipografía). A veces la tipografía se ajusta de alguna manera, y otras no. Suena como algo simple y aburrido, pero los logotipos pueden ser sumamente efectivos, y definitivamente ahorran tiempo si no buscas pasar mucho tiempo ideando un logo ilustrativo. Básicamente, la clave es sólo presentar tu nombre de marca consistentemente de una manera visual.
  • Elegir los colores: Como hemos destacado al principio, el color es una herramienta muy poderosa. El color puede cambiar las percepciones sobre tu marca, generar ciertas emociones y sentimientos, por eso te recomendamos tomarlo con calma. ¡Sabemos que no es fácil! 

Un consejo que te damos es que cuando se trata de desarrollar una paleta de colores lo mejor es acogerse a tres colores o menos para mantener tu diseño limpio y no demasiado sobrecargado, jugando con sus tonalidades. 

  • ¿Cuál es mi tipografía?: Al igual que con los colores, te recomendamos que elijas 2 o 3 tipografías como máximo y que las combines entre ellas. Por ejemplo, usar la tipografía principal para el logo, otra para el eslogan y otra distinta para el resto. Combinar tipografías puede ser complicado, así que elige aquellas que se complementen bien entre sí o que contrasten fuertemente.

 

Una vez que lo tenemos todo, solo nos queda elegir los medios en los que vamos a defender el diseño de nuestra marca y qué aplicaciones vamos a darle. ¿Qué te han parecido estos pasos? Esperamos que te hayan animado y que el diseño de tu marca sea lo más exitoso posible para tu empresa. ¡Suerte!

pasos a seguir para una campana de marketing inbound

 

También te pueden interesar...

Definición: marketing funnel o embudo de ventas
¿Qué colores debo usar para mi campaña de marketing?
Brand Lover, el mejor amigo de tu estrategia de marketing