Skip to content
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing y Ventas

Métrica tasa de rebote, ¿cómo reducirla?

Dentro de una página web, una de las métricas más importantes para entender bien si tu web va bien o va mal es la tasa de rebote. A estas alturas, dentro de internet hay miles de páginas web que actúan como competencia, por lo que tienes que cuidar mucho la conversión de tu sitio antes de que los usuarios se decanten por utilizar otra distinta. Para estos existen miles de métricas, en este post te vamos a contar en qué consiste una de las más importantes, la tasa de rebote. 

 

¿Qué es la tasa de rebote?

La importancia de esta métrica se basa en que te ofrece información de tu web a través de proporcionarte información sobre el comportamiento de los usuarios. Específicamente la interacción de estos con la página. Que el usuario rebote significa que abandona la página sin haber interactuado con ella de ninguna forma. La meta de cualquier sitio web es que los usuarios interactúen lo máximo posible con la página. Por lo que la tasa de rebote es algo negativo para cualquier sitio web. 

 

¿Cómo se calcula la tasa de rebote?

La fórmula para poder calcular la tasa de rebote es bastante sencilla, simplemente hay que dividir el número de usuarios que abandonan la página tras solo ver la landing page, entre el total de usuarios  que han visitado el sitio web, multiplicado por 100 (para así obtener el porcentaje). Si de 100 usuarios, 40 salen de la página web sin interactuar, podríamos decir que la web tiene una tasa de rebote del 40%. 

 

Pero, ¿cuándo se considera un rebote por parte del usuario?

Las más comunes son:

  • El usuario sale de la página porque ha hecho clic en un enlace que le conduce a otra
  • Cierra la propia pestaña de la web
  • Vuelve atrás en el navegador volviendo así a la página anterior 
  • Escribe en el buscador una nueva URL
  • También cuenta como rebote si el usuario deja de interactuar con la página ya que la sesión se cancela por inactividad

 

¿La tasa de rebote es lo mismo que la tasa de abandono?

Suelen considerarse sinónimos la mayoría del tiempo, pero no lo son, lo que puede llevar a un mal análisis. Es cierto que miden conceptos que son muy similares y la confusión es algo normal. Vamos a ver qué mide cada una para entender mejor la diferencia entre ambas:

  • Tasa de rebote

La tasa de rebote, como ya hemos dicho, lo que mide es el porcentaje de usuarios que abandonan el sitio web antes de interactuar con él. 

  • Tasa de abandono

Por otro lado tenemos la tasa de abandono o salida, que a diferencia de la tasa de rebote, mide el porcentaje de usuarios que abandonan el sitio web después de haber interactuado en él. 

Teniendo esto en cuenta, podemos observar que si las tasas de salida son altas, indica que tenemos buenos resultados en nuestra web, si tenemos 3 páginas distintas dentro de nuestra web, y la 1º tiene una tasa de salida más alta que las demás, implica que visitan más esa página que las demás. 

 

Entonces, si la tasa de rebote indica algo negativo...

¿Cuál es un porcentaje de rebote aceptable? 

Esta pregunta no puede responderse de manera genérica, ya que cada sitio web tiene factores diferentes y consigue sus objetivos de una manera distinta. Un ejemplo para entender esto: si dentro de una página web, para que el usuario cumpla objetivos no necesita interactuar con la web, sino, por ejemplo, leer algo, la tasa de rebote no tendría sentido, se analizaría mediante el tiempo que el usuario pasa dentro de la página. 

Si tenemos en cuenta solamente las páginas que necesitan interacción para que los usuarios cumplan objetivos, un marcador de rendimiento para intentar cumplirlo es tener una tasa de rebote entre el 20% y el 50%. 

 

Sabiendo ya todo esto, vamos a lo que nos interesa, que es reducir o mejorar la tasa de rebote. 

¿Cómo reducir la tasa de rebote de mi sitio web?

Ya tenemos claro el concepto de tasa de rebote, cómo calcularla y cuál debería ser una tasa de rebote normal. Así que lo que ahora vamos a llevar a cabo es una lista de consejos para reducir la tasa de rebote de nuestra página web:

 

  1. Mejorar el contenido
    Si mejoras el contenido de tu página web, tanto visual como informativamente, es mucho más probable que a los usuarios les parezca atractiva y les llame la atención como para seguir indagando en ella e interactuando con ella. Si consigues el interés del usuario por tu página, navegará por otras secciones y será más probable que consigas convertir al usuario en cliente. Crear una estrategia de contenidos es una gran forma de asegurarte el interés de los usuarios y que tu tasa de rebote se reduzca. 

  2. Contenido de valor

    No solo sirve con mejorar tu contenido añadiendo elementos visuales a tu web y siendo constante, tienes que darle al usuario exactamente aquello que busca, si se ha metido en tu página web porque ha visto una oferta de que tienes un producto específico a mitad de precio, debe ser sencillo encontrar el producto, y sobre todo, tiene que existir ese producto, no puede ser una promoción anterior ni publicidad engañosa. Así como cuando tu página web es sobre información y el contenido de tu post no resuelve la duda arrojada en el título.

    Si un usuario entra en tu sitio web buscando algo específico y lo encuentra fácil y rápido, la imagen mental que tiene de tu marca mejorará estrepitosamente. 

  3. Diseño responsive
    Que el diseño de tu página web esté muy trabajado y sea visual para el ordenador, no es suficiente, de nada te servirá para mejorar la experiencia del usuario si esa misma página no puede usarse en el móvil. La mayoría de usuarios que reciben las páginas web son desde el teléfono móvil, la tasa de rebote será de casi el 100% si el diseño de tu web no se adapta al formato móvil. 

  4. Keywords
    Para reducir la tasa de rebote se necesitan combinar diferentes tácticas, no solo sirve con uno de estos puntos, sino ser óptimo en todos, uno de los más útiles a la hora de optimizar es utilizar palabras clave que sean relevantes, todo dentro de un contenido de calidad, como hemos visto más arriba. Si usamos las palabras que los usuarios buscan, habrá muchos más usuarios que acaban en nuestra página porque de verdad les interesa interactuar con ella. 

  5. Velocidad
    Uno de los motivos primordiales por los que los usuarios abandonan un sitio web es la velocidad de carga, si tarda mucho en cargar tu web, el usuario no esperará ese tiempo y se irá en busca de otra página que también resuelva sus dudas y no le haga esperar. 

Una vez sabido todo esto, podrás analizar bien tu tasa de rebote, calcularla y sobre todo, saber cómo reducirla. ¡Optimízate!

 

                Contacta con nosotros

También te pueden interesar...

¿Por qué crear un buyer persona para tu empresa?
¿Qué es el Lead Management? Tips para reactivar tus ventas
¿Qué es una landing page o una página de captura de leads?