Skip to content
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing y Ventas

Cómo optimizar mi biografía de Instagram

La biografía de Instagram es la carta de presentación de un perfil. Es lo primero que cualquier usuario verá de tu cuenta y con lo que conformará una primera impresión de ti, tu marca y tus productos. Por ello, es fundamental que una empresa o marca personal dedique parte de sus esfuerzos y logística en crear una buena biografía de Instagram. 

En primer lugar, debemos concretar qué es lo que consideramos parte de la biografía de Instagram. Aunque usualmente se llama biografía solo al texto que aparece en la parte superior del perfil, este no es nada sin una buena foto, nombre y usuario. De esta manera podríamos decir que forma parte de la biografía de Instagram todo lo que aparece en esta imagen: 

Elementos que debemos optimizar

En primer lugar hablaremos de la foto, el avatar. En el caso de que tu perfil se corresponda con tu marca personal, deberías escoger una foto tuya, pero si se trata de una empresa, como es el caso de la nuestra, la mejor opción suele ser el logo de la marca. La foto aparecerá siempre que busquen nuestro perfil, cuando subamos un post o cuando publiquemos una historia. Es importante que nos represente y que sea identificable. Una foto en blanco y negro, por ejemplo, siempre pasará mucho más desapercibida que una en color.

Lo siguiente que aparece siempre junto a la foto es nuestro nombre de usuario. En nuestro caso, @occamagenciadigital. El nombre de usuario es único, no hay dos iguales, por lo que puedes tener problemas a la hora de escogerlo si, por ejemplo, quieres poner tu nombre personal. Es decir, que no contamos con todas las opciones posibles, como ocurre con nuestro avatar. Por lo tanto, debemos procurar, en la medida de lo posible, que nuestro nombre de usuario sea el nombre de la empresa, modificando algún aspecto para que aparezca lo más completo posible si es que ya está cogido. Puede funcionar añadir algún signo como un guión o barra baja en el final, aunque no es recomendable situarlo al principio. Es recomendable, además, que sea el mismo en todas las redes sociales que tengamos. Al fin y al cabo, es como nuestro DNI, la forma de identificarnos en redes sociales, única. Además, forma parte de la URL del perfil. 

Una vez conseguido esto, algunos consejos para diseñar un buen nombre de usuario son los siguientes, siempre orientados a que sea fácil de recordar e identificar:

  • Que sea corto 
  • Que no sea complejo (ni de escribir ni de recordar)
  • Que no obtenga muchos signos o símbolos, siempre es preferible las letras a los números
  • Que sea lo más parecido posible al nombre de Instagram 

El nombre es el siguiente elemento a tratar. En este caso, podremos poner el que queramos, aunque ya esté repetido. No obstante, como acabamos de mencionar, es recomendable que sea el mismo que el nombre de usuario para favorecer la identificación. En el caso de que tu perfil se corresponda a una marca personal, o que trabajes con un pseudónimo, puedes incluir ambas, como hace el escritor Francisco de Paula, a quien se le conoce como Blue Jeans. 

El nombre será de las partes de la biografía que más llamen la atención, pues está en negrita y es lo primero que aparece siempre. Puedes ser todo lo creativo que quieras con los 30 caracteres que Instagram te da para crearlo.  Es de vital importancia, además, porque es una de las opciones de búsqueda que tiene el buscador de Instagram, además de audio, Hashtag o lugar. Es recomendable, por lo tanto, que sea lo más representativo de tu empresa para que, en caso de que alguien quiera encontrarte sin saber tu nombre o usuario, pueda obtener un buen resultado poniendo solo tu nombre. 

Sobra decir que para optimizar tu biografía debes contar con la opción de perfil profesional. Esto te dará varias ventajas que van más allá de la biografía, como acceso a insights y estadísticas. Pero, en lo que se refiere a la descripción del perfi, permite etiquetar tu profesión, como veíamos en el perfil de Blue Jeans "escritor" o en la nuestra, "producto o servicio". 

Entre las opciones que Instagram ofrece están: Artista, Músico, Blogger, Marca de ropa, Comunidad, Creador Digital, Institución, Emprendedor, Escritor, Blog persona,  Producto o servicio, Jugador, Restaurante, Belleza, Negocio alimentario o Fotógrafo. Esta es una buena manera de identificar tu perfil como una clase de empresa, lo que define en líneas generales tu cuenta y orienta a la persona que está mirando tu perfil por primera vez. 

Justo debajo de esta etiqueta clasificatoria comienza la biografía propiamente dicha. 150 caracteres donde puedes definirte en detalle. ¿Qué decir y cómo hacerlo? Estos son algunos consejos: 

  • Ten en mente que te estás dirigiendo a alguien, a una persona en particular
  • Di quién eres y qué haces: Empresa digital, fotógrafo especializado en retrato, batería de un grupo de música
  • Añade algún dato puntual que sea importante y que aporte calidad a la marca: Año de fundación, logros especiales, premios… 
  • Información práctica: horario de apertura y dirección. 
  • ¿Tienes un eslogan? Inclúyelo 
  • Utiliza emoticonos. Son llamativos, desenfadados y, sobre todo, muy descriptivos. No tienen por qué ser informales, sino dar una información rápida y visual. O también puedes utilizarlos para demostrar cierta informalidad, si es lo que deseas. Aquí te dejamos dos ejemplos de empresas que lo utilizan de manera diferente. 
  • No hace falta ponerlo todo. Es necesario encontrar el equilibrio entre definirte y no dejar un caracter libre y amontonarlo todo. 

Ten en cuenta que la biografía debe explicar a la persona que la lee qué clase de perfil tiene debajo. Además, es importante que la información esté estructurada y organizada. Es mucho más accesible a la vista un perfil que tiene la biografía organizada por líneas que uno que escribe con frases seguidas y separadas por puntos. 

Es recomendable incluir Hashtags, ya sean tuyos propios o del gremio. Recuerda que una de las variables de búsqueda de la aplicación son los hashtags, por lo que es recomendable que crees uno propio con el que la gente pueda etiquetarte y se pueda realizar una búsqueda de tu perfil a través de tu hashtag. El mejor sitio para los hashtags es el final de la biografía, pero no como lo último que aparezca. 

Este lugar está reservado para un enganche que ligue con el link, el enlace que Instagram permite incluir al final de la biografía. Lo más recomendable es que sea un enlace a tu web, pero también puede ser a tu último post, a una colaboración… 

Por último, Instagram da la posibilidad de incluir unos botones finales con información como el contacto, la ubicación, la web o el link de compra. Lo curioso de esto, y que también debes tener en cuenta para el resto de apartados de la biografía de Instagram, es que la visualización varía en función del dispositivo que se utilice. Por ejemplo, estos botones no son visibles desde el ordenador, donde aparecen como link, pero sí desde el teléfono. 






En líneas generales, lo más importante para optimizar tu biografía es que utilices todos los recursos que la aplicación ofrece para poder concretar al máximo posible tu página y tu contenido. Recuerda siempre que es la primera impresión que un usuario tiene de tu perfil y que puede cautivar o invitarle a abandonar el perfil. Por último, recuerda actualizarla de vez en cuando, nuevos retos, nuevos horarios, nuevas actualizaciones, o reformular alguna frase.

 

Contacta con nosotros

También te pueden interesar...

4 pasos para promocionar una app con inbound marketing y ASO 4 pasos para promocionar una app con inbound marketing y ASO
¿Qué es el ASO y cómo debo aplicarlo? ¿Qué es el ASO y cómo debo aplicarlo?
¿Qué es el SEO Local? ¿Qué es el SEO Local?