Skip to content
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing y Ventas

Qué son el hosting y el dominio y cómo optimizarlos

El hosting y el dominio son dos de los elementos más importantes de un sitio web. Por dominio se entiende el nombre de la página web, a través del cual podemos encontrar el sitio en el buscador. El hosting es el alojamiento ("to host", del inglés, significa hospedar). Es el espacio donde se encuentra la página web y que permite que esta sea visible para los clientes. Por crear una analogía, el dominio sería la dirección de un negocio físico, y el hosting el local alquilado. 

El hosting

Como decíamos, el hosting es el sitio donde se aloja la página web. Hace posible a los usuarios ver la página, a la que han accedido a través del dominio. El hosting es fundamental para una web, no puede existir ninguna página sin un hosting, mientras que sí existen dominios provisionales de previsualización. 

Lo mejor para optimizar tu hosting es adaptarlo al alcance de tu web y al tráfico que esta sostiene. Para ello, existen diferentes tipos de hosting: 

  • Hosting compartido: ideal para operadores privados o PYMES. Debido a que el alojamiento es compartido, el precio es menor. A nivel visual y de accesibilidad, cada página tiene su dominio, aunque comparten entre todas las herramientas del servidor, por lo que pueden encontrar limitaciones si comienzan a crecer o acumular mucho tráfico.  
  • Servidor VPS. Es un Servidor Virtual Privado. Es más seguro que un hosting compartido, pues obtienes un espacio privado, con software y sistema operativo individual, aunque no llega a ser un servidor completo. 
  • Servidor dedicado: solo tendrás acceso tú, es un hosting donde solo está alojado tu servidor, que puede disfrutar de todos los recursos

erik-mclean-sxiSod0tyYQ-unsplash

Erik Mclean via Unsplash 

El dominio

Para comprender qué es un dominio utilizaremos el nuestro propio: occamagenciadigital.com Cada dominio es único y todos están compuestos por dos elementos: SLD (Second Level Domain) y TLD  (Top Level Domain); también llamados nombre y extensión, respectivamente. El SLD de nuestro dominio es “occamagenciadigital” y “.com” es la extensión.

La elección del dominio es un paso determinante a la hora de crear un sitio web, y uno de los primeros que debe llevarse a cabo. Tener un buen dominio se traducirá en un posicionamiento óptimo, atraerá más clientes y, en definitiva, permitirá a todo el mundo llegar más fácilmente hasta la web. 

Por ello, tener un dominio optimizado otorga una gran ventaja competitiva con respecto a otros competidores que, en lo respectivo al dominio, son todas las páginas webs existentes. Lo primero para crear un buen dominio es acotarlo a algunas normas mínimas: 

  • No más de 63 caracteres 
  • Debe estar compuesto casi en su totalidad por caracteres alfanuméricos (A-Z y 0-9)
  • No utilizar ningún carácter especial que no sea el guion
  • No incluir espacios en blanco 
  • No utilizar un nombre ya escogido. Existen nombres protegidos por la Ley de Propiedad Intelectual, como títulos de libros, canciones y películas, que no es que no puedan utilizarse para una página web, sino que, en caso de que el dueño de la propiedad intelectual decida utilizarlo como dominio, puede y debe reclamarlo. 

A partir de aquí, cualquier recomendación es tan solo para optimizar el dominio. Uno de los mejores trucos es que sea corto, sencillo y representativo. Lo mejor es utilizar el mismo nombre que tenga la empresa, marca o persona para la que se crea el sitio. También ayuda que sea fácil de recordar, pero también de escribir. Algunos consejos para optimizar el dominio: 

  • No utilizar más de 15 caracteres (pueden utilizarse más, pero cuanto más corto sea el dominio, mejor se recordará). 
  • Siempre que se pueda evitar utilizar guiones o puntos, es mejor no ponerlos. 
  • Utiliza las palabras o palabra clave de tu negocio o proyecto para que los usuarios lo encuentren con facilidad. Muchas veces no conocemos el dominio de una página web pero, si sabemos de qué trata, suele ser suficiente con poner una o dos palabras para encontrarlo (como el nombre y alguna especificación). Si, pensando de esta manera no lograrías encontrar tu dominio, es que no es el adecuado. 
  • Apuesta por un dominio premium, o lo más parecido. Hay muchas webs que tratan de temas similares, como música, moda o deporte y existen dominios que funcionan muy bien por lo generales que son, por ejemplo icloud.com. Cuanto más se acerque un dominio a ser premium, más tráfico atraerá a la web. Un dominio premium, además, se puede revender. 
  • No utilices un dominio multilingüe, es decir, con caracteres que no estén incluídos en el alfabeto inglés. Esto incluye letras como la ñ u otros alfabetos como el árabe o el chino. No está prohibido, pero utilizar este tipo de dominios provoca que haya una gran cantidad de personas en el mundo que no podrán acceder a él por no poder teclear su nombre. Por supuesto, utilizar un dominio multilingüe puede ser buena opción si tu target está conformado por personas que hablen un idioma con caracteres diferentes al alfabeto inglés. 
  • Crea un dominio adicional para redireccionar el primero. En caso de que la mejor opción sea crear un dominio multilingüe, siempre se puede crear una segunda opción de dominio en otro idioma o con otros caracteres que dirija al usuario a la misma página. Sería algo así como tener dos nombres diferentes. 
  • Adapta la extensión a tu target y objetivos. Existen tres grandes tipos de extensiones: Generales (.com, .net .org); territoriales (.es, .it .fr), que vinculan la web a un territorio y comerciales como .shop. Elige cuál es la opción que mejor se adapta al target que quieres atraer, ¿es específicamente de un país o esperar conseguir público de todo el mundo? ¿Es una web con artículos específicos solo para una zona territorial? 
  • Añade más de una extensión. En caso de que la mejor opción sea combinar extensiones, como .com.es, puedes hacerlo.Generales: .com .net .org 
  • La extensión debería definir la temática. Un TLD .shop indica una tienda y .org una organización. No es obligatorio utilizar cada uno de ellos en función de la temática del sitio web, una tienda puede contener un TLD que sea .net, pero lo más óptimo es adecuarlo a las diferentes extensiones. 

Aunque el hosting y el dominio son importantes, pueden cambiarse y actualizarse en función de la evolución del sitio web. Por lo tanto, elegir un buen dominio o un buen hosting consiste más bien en seleccionar el punto más adecuado en el que se encuentra el sitio web al que pertenecen. 

Contacta con nosotros

 

También te pueden interesar...

¿Qué es el Pagerank y cómo aumentarlo? ¿Qué es el Pagerank y cómo aumentarlo?
¿Qué es el Pagerank y cómo puedo mejorarlo? ¿Qué es el Pagerank y cómo puedo mejorarlo?
Qué es el opt-in y para qué sirve Qué es el opt-in y para qué sirve