Skip to content
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing y Ventas

Cómo estructurar artículos de blog desde el título hasta la conclusión

Índice

¿Qué pasos debes seguir para estructurar artículos y qué ventajas ofrece esta planificación? En este artículo te lo explicamos

En una estrategia de marketing de contenido, el objetivo es crear materiales interesantes para tus clientes potenciales. Los internautas deberían sentir la necesidad de leer tus artículos de blog, pero la clave está en conseguir que los compartan con su círculo personal. Recuerda que la mayor prueba de que un contenido es enriquecedor y útil para los usuarios es que estos se tomen la molestia de compartirlo con sus conocidos. ¿Y qué puedes hacer para llegar a ese nivel de satisfacción con tus lectores? Una de las respuestas la encontrarás en este artículo y consiste en estructurar artículos pensando siempre en tu público objetivo.

 

Ventajas de estructurar artículos

¿Para qué sirve estructurar artículos? ¿Por qué deberías invertir tiempo en planificar su desarrollo? Desde OCCAM te lo explicamos con estas cinco ventajas:

  • Ayuda a decidir el título. Si sabes de qué vas a hablar en concreto y en detalle, el título que establezcas antes de escribir tendrá más oportunidades de seguir siendo oportuno una vez hayas terminado.
  • Facilita el proceso de escritura. El esquema responde a una tarea de investigación previa. Por tanto, te resultará mucho más fácil escribir teniendo claros los apartados del artículo y las fuentes de información. De lo contrario, podrías quedarte en blanco a la mitad o romper la unidad de la entrada.
  • Ahorra tiempo. Estructurar artículos es una inversión, no una pérdida de tiempo. De hecho, al facilitar que el proceso de escritura sea más fluido, optimiza tus esfuerzos y evita que te enfrentes al papel en blanco.
  • Demuestra la viabilidad de una idea. Puede que te pongas a escribir sobre un tema del que te falta información y que no sea verdaderamente útil para los lectores. En cambio, si elaboras un esquema, te darás cuenta de esto antes de empezar a escribir y no tendrás que desechar tu trabajo.
  • Permite que los lectores comprendan y recuerden mejor el contenido. Una estructura clara dirige la lectura de los usuarios y les ayuda a navegar por el artículo.

Pasos para estructurar artículos

Hay que atender cada mínimo detalle de las entradas de blog, desde la primera palabra del título hasta el punto final de la conclusión. Por ello, descubre cómo estructurar artículos llamativos para tus buyer personas subiendo estos cinco escalones:

  1. Elige el tema

Siguiendo la necesaria planificación de tu estrategia de contenido, tienes que generar ideas de artículos para alimentar tu campaña. Ten en cuenta que tu blog debe ir más enfocado a crear material educativo y didáctico que a escribir sobre tu marca y sus servicios. Por tanto, centra tus esfuerzos en señalar los problemas de tus clientes potenciales y las preguntas que realizan en Internet para resolverlos con tu contenido.

En este sentido, es esencial hacer un estudio de las palabras clave de tu sector y de los temas concretos sobre los que quieres escribir. Así, irás creando contenido general sobre los conceptos esenciales, así como contenido más específico a partir de palabras clave de cola larga. Por ejemplo, uno general sería: “Qué es el inbound marketing”. En cambio, uno específico podría ser: “Las etapas del recorrido del comprador” (en negrita destaco las que serían las palabras clave de cada título).

 

Combina estos dos tipos de títulos y recuerda que todo el contenido debe estar relacionado con los temas sobre los que quieres posicionarte como un referente en tu sector.

  1. Crea el título

El título es el escaparate de tu artículo y de él depende que los usuarios quieran hacer clic, leerlo o ignorarlo. Por ello, debe ser atractivo, pero también directo, conciso y claro. Debe resumir fielmente todo su contenido, ya que nadie quiere sentirse engañado: por supuesto, evita el clikbait.

Primero, escribirás un título provisional que revisarás al terminar de escribir el artículo para comprobar que es fiel a su contenido. En ese momento, ten en cuenta estas recomendaciones: intenta que el título no tenga más de 60 caracteres, incluye siempre la palabra clave (mejor si la sitúas al principio) y utiliza corchetes si lo consideras oportuno. Piensa cómo realizan búsquedas tus clientes potenciales en Internet e intenta adaptar los títulos a ello.

  1. Establece la estructura

Tendrás que estructurar artículos según el tema y el título, pero los métodos más comunes, sencillos e idóneos son estos dos:

  • Lista. Incluye una introducción, una enumeración con los puntos esenciales del artículo que responden a lo planteado en el título y una conclusión. Un ejemplo sería este: “15 consejos para mejorar como community manager”. Aquí, cada consejo es un punto de la enumeración. Estos artículos resultan visualmente atractivos y es fácil que el usuario navegue por ellos.
  • Instrucciones. Incluye una introducción, un párrafo de contexto (por ejemplo, que explique las ventajas de implantar el mailing en una empresa) y una lista con las instrucciones o pasos a seguir. Un ejemplo sería el artículo que estás leyendo ahora mismo.

Aunque estos sean los formatos más recomendados, pueden utilizar la estructura que consideres más apropiada en cada caso. Aun así, recuerda que el objetivo es conquistar al lector para que su experiencia con el contenido (y la empresa en general) sea lo más enriquecedora posible.

  1. Desarrolla el cuerpo del artículo

El cuerpo es la parte más consistente, extensa y resolutiva de un artículo. Según HubSpot, la extensión recomendada para las entradas de blog es de 2.100 palabras, y la gran mayoría pertenecen al desarrollo. Por tanto, veamos algunas recomendaciones para escribir el cuerpo de los artículos:

  • No uses la palabra clave en exceso. Intenta incluirla de manera orgánica a lo largo de todo el contenido. Si no, el usuario considerará que tu artículo es algo oportunista y se puede sentir engañado.
  • Usa subtítulos. Resulta esencial, tanto para el SEO como para estructurar artículos. De esta forma, utiliza la jerarquía de títulos y establece un tamaño y diseño propio para cada uno. Así, los lectores identificarán fácilmente en qué parte del artículo están.
  • Utiliza la negrita para destacar lo más importante. El uso de la negrita es útil para añadir dinamismo al artículo, pero también puede perjudicar la lectura si no se utiliza correctamente. Por ello, evita destacar demasiadas palabras o frases porque es un recurso excepcional para remarcar lo más importante. Si destacadas la mayoría del texto, entonces no estarás destacando nada.
  • Incorpora elementos visuales como imágenes o vídeos. Para enriquecer el contenido y hacerlo más llamativo, incluye recursos visuales. Pueden ser fotografías de archivo, vídeos de YouTube, enlaces sociales, infografías, etc. En estos casos, intenta incluir contenido propio que pertenezca a tu estrategia de marketing.

Por último, no te olvides del diseño web (otorga el protagonismo que merece al espacio en blanco) ni del diseño responsive, que será el que garantice una lectura correcta desde cualquier dispositivo. Recuerda también seguir siempre el plan editorial de la estrategia para mantener la unidad y la concordancia entre todo el contenido de la web.

 

  1. Escribe la introducción y conclusión

Lo ideal al escribir un artículo, es dejar para el final tanto la introducción como la conclusión. Esto es así porque, una vez tengas listo el cuerpo y el desarrollo general del contenido, podrás introducirlo y cerrarlo con mayor acierto.

La introducción, al encontrarse al principio, debe ser atractiva para que despierte el interés del lector. Puedes anticipar el contenido del artículo, utilizar el humor, preguntas retóricas, una curiosidad, una cita… Intenta ser original.

Por su parte, la conclusión debe ser útil, pues su cometido es resumir el contenido y recordar a los usuarios lo más importante. En este sentido, puedes hacer alusión al título o la introducción para recuperar una frase ingeniosa o un concepto esencial que quieras que permanezca en el recuerdo del lector. Volver al principio para cerrar el artículo hace que este sea más completo y parezca un círculo cerrado.

Ahora que ya conoces las ventajas de estructurar artículos y los pasos necesarios para hacerlo, ¡ponte manos a la obra!

Nueva llamada a la acción

También te pueden interesar...

¿Qué es una valoración de desempeño en el ámbito de RRHH? ¿Qué es una valoración de desempeño en el ámbito de RRHH?
¿En qué consiste Live stream shopping? ¿En qué consiste Live stream shopping?
Notificaciones push y pull: principales diferencias y usos Notificaciones push y pull: principales diferencias y usos