Skip to content
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing y Ventas

¿Cómo construir mi inbound marketing funnel?

El inbound marketing es un conjunto de estrategias que están cobrando cada vez más importancia dentro del marketing digital, atraer a tu público voluntariamente es el futuro, dejemos a un lado la publicidad intrusiva y los clientes acudirán a nosotros porque verdaderamente están interesados en nuestra marca o nuestro producto. Para esto existe el inbound marketing funnel, te contamos todo sobre ello. 

¿Qué es el inbound marketing funnel?

Esto consiste en un modelo que describe el recorrido completo de un cliente desde el punto en el que se da cuenta de que tiene una necesidad insatisfecha hasta que adquiere el producto o servicio que va a cubrir dicha necesidad. 

Funnel significa embudo, y esto se denomina de esta forma debido a que durante el camino hacia la venta, el número de usuarios disminuye gradualmente según va avanzando todo el proceso. Lo normal en todo proceso de venta es ir perdiendo por el camino clientes potenciales que en un principio iban a cubrir sus necesidades con nuestro producto. Por ello, el trabajo que se tiene dentro del departamento de marketing es conseguir que el mayor número de clientes potenciales se conviertan en clientes reales. 

Este trabajo cada vez va siendo más difícil puesto que nuestro público cada vez es más inteligente y se comporta de una forma radicalmente distinta a la que se comportaba hace años. Estos usuarios tienen a su alcance muchas más herramientas que anteriormente no tenían y todas ellas mejor equipadas. Por lo que es muy importante identificar al usuario desde el principio del proceso de venta y acompañarlo a lo largo de todo este, si lo hacemos bien, conseguiremos convertir esos clientes potenciales en clientes.

¿Qué es el embudo comercial?

Este embudo comercial o embudo de ventas se divide de forma clara en tres etapas bien diferenciadas:

  1. Tofu (Top of the funnel)
    Aquí estamos ante la parte superior del embudo, donde más tráfico de usuarios tenemos, en esta fase nos dedicaremos a crear y distribuir un contenido que ayude a los usuarios a generar conciencia sobre lo necesario que es tener nuestros productos o lo importante que es contratar nuestros servicios. En esta etapa el usuario aún no se plantea adquirir nuestro producto, pero hemos generado un estímulo en él que le impulsa, al menos, a interesarse más por el tema. Todo esto se consigue publicando todo tipo de contenido, publicación de blogs, post en redes sociales, artículos… todos estos dirigidos directamente al buyer persona correspondiente. 

  2. Mofu (Middle of the funnel) 
    Esta es la parte media del embudo, es la fase de conversión donde los visitantes de nuestro sitio web se empiezan a convertir en leads, ya están familiarizados con nuestro producto y gracias a ello se han convertido en clientes potenciales. Con nuestro contenido en esta fase lo que debemos conseguir es empujar a nuestro usuario hacia la conversión total. Ofreciendo este contenido, lo que conseguimos es intercambiar intereses.

  3. Bofu (Bottom of the funnel) 
    Esta fase es la parte inferior del embudo, aquí debemos diferenciarnos de nuestros competidores, lo que conseguimos con el contenido de esta etapa es dar a entender a los usuarios que nuestro producto o servicio es el mejor para cubrir sus necesidades. A través de todo tipo de estrategias como recomendaciones, muestras gratuitas, y demás, debemos convencer a nuestros clientes y que entiendan que tienen que elegirnos y por qué. 

Etapas del funnel de ventas

No solamente se divide en las tres fases según la parte del embudo en la que se encuentran los usuarios. Puede dividirse en cinco etapas dependiendo de cómo está el cliente:

  1. Captación de leads
    Una vez ya tienes claro quién es tu buyer persona y lo hayas definido correctamente, comenzará la etapa de captación de leads, lo más importante es conseguir que tus futuros clientes te cedan sus datos para que tú puedas utilizarlos en el funnel de venta. 

  2. Prospecto
    Una vez esto pase, lo que tenemos son prospectos, los anteriores leads los clasificamos y segmentamos para poder crear estrategias acorde a ellos, así ahorraremos tiempo y esfuerzo sabiendo en qué parte de nuestro funnel de venta se encuentra cada uno de nuestros leads. 

  3. Oportunidad
    En la siguiente fase debemos dirigirnos a encontrar nuestra oportunidad de venta, es decir, ya sabremos qué producto o servicio le interesa más a nuestro cliente y nos centraremos en mostrarle solo aquello que él considera relevante. 

  4. Calificación
    Tenemos que medir y analizar las interacciones que estos futuros clientes han tenido con nuestros productos, así sabremos qué intereses concretos tienen y qué es lo que les impulsará a realizar una compra. 

  5. Cierre
    Estamos frente a la última etapa del funnel de ventas, en esta el lead ya se ha convertido en cliente, es decir, ha realizado ya una venta, por lo que la empresa consiguió su objetivo principal. 

¿Cómo creamos un funnel de ventas?

Una vez sabemos en qué consiste el inbound marketing funnel, vamos a aprender cómo crear un embudo de ventas paso a paso.

  1. Analiza a tu audiencia 
    Tu embudo de ventas será mucho más efectivo cuanto más sepas de tu audiencia, analizando su comportamiento y teniendo bien definido a tu buyer persona, podrás dirigir hacia él, el mejor contenido de valor, lo que te ayudará a conseguir cumplir tus objetivos de venta. Recuerda, el primer paso en cualquier estrategia es definir a tu buyer persona y fijar tus objetivos. 

  2. Llama su atención
    No solo sirve para nuestra estrategia analizar la audiencia que tenemos, hay que conseguir llamar su atención, sino, no tendría ningún sentido crear el embudo de ventas. Podrás crear contenido de valor, como posts, infografías, videos, etc. Estos formatos atraen a tu público y consiguen que avancen en el embudo de ventas. 

  3. Landing pages
    El siguiente paso a seguir en el proceso de creación del embudo de ventas es crear landing pages o páginas de aterrizaje, tus anuncios o acciones deben dirigir al cliente a algún sitio, y una buena idea para ello es una landing page. Dentro de estas suele existir un formulario en el que el usuario rellena sus datos y se convierte en lead, gracias a esta acción lo que estamos consiguiendo es que nos sea más sencillo guiar a esos leads por las distintas etapas de nuestro funnel de venta. 

  4. Email marketing
    Una vez has conseguido los datos de tus leads, es el momento del email marketing, llegar a ellos con mensajes personalizados mediante el email que han aportado en el formulario es primordial, deben tenerte presente y no olvidarse de ti tras ese primer contacto. Hay que cuidar el contenido de ese email, lo más importante es no ser intrusivo ni aburrir a tu público con demasiada información, si les ofreces aquello por lo que se interesaron, acabarán convirtiéndose en clientes. 

  5. Fideliza
    Por último y seguramente lo más importante, una vez has conseguido convertirlos en clientes, no te olvides de ellos, mantén el contacto mediante el email y fidelízalos consiguiendo que quieran seguir apostando por tu marca. 

En conclusión, si construyes bien tu estrategia de funnel de ventas, conseguirás llevar a tus leads fase por fase hasta convertirlos en clientes fieles, no esperes más y fideliza gracias a tu embudo de ventas.

                   Contacta con nosotros

También te pueden interesar...

Definición: marketing funnel o embudo de ventas
Importancia del CRO en tus proyectos de Inbound Marketing
Importancia del CRO online en una estrategia de marketing