Skip to content
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing y Ventas

Porcentaje de rebote: qué es y cómo se mejora

El porcentaje de rebote, también llamado tasa de rebote o bounce rate representa el tanto por ciento de usuarios que visitan un sitio web y salen sin interactuar con el contenido. Esto se debe a que los visitantes no consideran interesante nuestra página o no han encontrado lo que esperaban. Cuanto mayor sea el porcentaje de rebote, peor es la interacción de los usuarios. Es una métrica esencial para evaluar la eficiencia de una acción en marketing digital. Funciona como input para conocer qué se necesita mejorar y cómo para lograr atraer la atención de la audiencia.

Cada vez que un visitante entra a la página web y no continua su navegación, se contabiliza un rebote. Es importante medir y analizar los datos para estudiar los objetivos. El seguimiento sirve para que la empresa obtenga información sobre sus calls to action y aumente la conversión. Por ejemplo, el porcentaje de rebote en Google Ads supone una pérdida directa de dinero y aumenta el costo por lead (CPL).

Razones que provocan un porcentaje de rebote elevado

  • Error en el código: Si la página web presenta errores en los códigos de seguimiento, la tasa de rebote crecerá. Las herramientas de analítica web funcionan gracias a estos códigos, que deben ser instalados en el código fuente.
  • Página única: Si la web solo tiene una página será más difícil que el usuario navegue por nuestro sitio y que lo haga durante mayor tiempo. Se debe analizar la permanencia de las visitas para medir su satisfacción y comportamiento.
  • Contenido sin valor: Muchas empresas se centran en optimizar su web para lograr un mejor posicionamiento. Esto resulta perjudicial para los contenidos porque los dotan de información irrelevante para el usuario. De esta forma, el visitante pierde interés y la tasa de rebote crece.
  • Mal diseño del sitio web: El diseño de la página será determinante para la navegación del usuario. El diseñador debe prestar especial atención a los fallos de comunicación interna, apariencia, posicionamiento SEO y velocidad de carga.
  • Visitas fantasma: Son visitas falsas que provienen de robots para alterar los datos de medición. Los spammers utilizan programas para que, sin llegar a visitar tu página, se contabilicen los hits que envían. Así, aumentan el tráfico de referencia. Las visitas fantasma también pueden venir del tráfico orgánico, de redes sociales o eventos.
  • Páginas huérfanas: Una URL huérfana no tiene enlaces internos que dirijan al usuario a otro lugar. Esto dificultará que el visitante navegue libremente por la web.

Porcentaje de rebote y porcentaje de salida

Estos dos valores pueden llegar a confundirse, pero son totalmente diferentes. El porcentaje de rebote indica el tanto por ciento de personas que han abandonado el website sin visitar ninguna página: llegan a la página, la ven y “rebotan”. Por otro lado, la tasa de salida muestra el porcentaje de usuarios que han visitado una página y han abandonado el website desde ese lugar. Es decir, indica que esa fue la última página que vieron antes de abandonar nuestro sitio, pero eso no quiere decir que fuese la única. Por lo tanto, el número de abandonos debería ser igual al del número de visitas.

porcentaje de rebote

Existe otra diferencia entre estos dos conceptos: la forma de calcularlos. La tasa de rebote se calcula sobre el total de visitas que llegan a una página concreta; la landing page. Por el contrario, la tasa de salida se conoce dividiendo el número de abandonos de una página específica entre todas las visitas del sitio web sin importar la página de origen.

Porcentaje de rebote positivo

Es importante conocer los valores del porcentaje de rebote de nuestra web para optimizarla en base a los datos ofrecidos. Esta información es valiosa para el inbound marketing pues se centra en la experiencia del usuario. Existen algunos factores que indican si una tasa de rebote alta es positiva y cómo podemos sacarle beneficio:

  • Origen de la tasa de rebote: Si el porcentaje de rebote más alto proviene de una determinada keyword o enlace de tercero es una señal para revisar la estrategia SEO. Indica que se debe conocer de qué manera enlazamos en sitios como Facebook o Twitter nuestro contenido. Aporta información a nuestra campaña de marketing por lo que no es del todo negativo.
  • Página destino: Si nuestra web se ubica en una página destino y la tasa de rebote es alta, no es negativo. No hay otro lugar dónde ir tras este, pero se reciben visitas.
  • Los usuarios conocen tu contenido: Si en tu sitio están pautadas unas publicaciones periódicas, tus usuarios saben cuándo y dónde meterse. En este caso, tampoco sería negativa la tasa de rebote ya que se dirigen de manera directa al contenido que quieren consumir y después abandonan la web.

5 herramientas para medir el porcentaje de rebote

  • Google Analytics: Esta herramienta es la más utilizada en analítica web de empresa. En cuanto al cálculo de este porcentaje utiliza una fórmula sencilla ofreciendo resultados sobre distintas tasas de rebote. Se centra en el origen de las visitas para ofrecer una perspectiva completa sobre el comportamiento de los usuarios. Muestra los resultados de la visión general de la audiencia, los distintos canales (redes sociales, anuncios y terceros), el tráfico de fuentes y medios y la tasa de cada página.
  • Clicky Analytics: Su funcionamiento es similar al de Google, pero su medición considera que si un usuario pasa 5 minutos en una página y después se va no se trata de un rebote. Consta de una versión gratuita y tiene dos plugins adaptables a WordPress.
  • StatCounter: Es un software ideal para webs con poco tráfico que buscan hacer una inversión pequeña, pero obtener resultados fiables. Además, es adaptable a cualquier dispositivo.
  • Open Web Analytics: Esta herramienta se caracteriza por contar con un código abierto. Es decir, permite usarlo de manera profesional colaborando con una donación. Su formato es similar al de Google, pero incluye un mapa de color para rastrear a los usuarios.
  • Matomo: Su principal ventaja es que es capaz de proteger y almacenar los datos en su propio servidor. Además, es de código abierto y cuenta con distintos plugins para adaptarlo a tus preferencias.

5 claves para reducir el porcentaje de rebote

  • Evita los pop-ups: La experiencia del usuario se ve frustrada con la aparición de pop-ups invasivos por su capacidad de distracción y demanda de acciones. Pese a que el uso del pop-up puede ser útil para, por ejemplo, generar ventas; otras alternativas como las campañas de mailing o los banners cumplen la misma función y son menos intrusivas.
  • Usa metadescripciones: Esta información aparece debajo del título de nuestra página en Google. Una buena descripción del sitio puede atraer público de calidad.
  • Usa palabras clave: Para reducir la tasa de rebote conviene averiguar cuáles son las palabras clave que generan mayor tráfico y usarlas creando contenido de calidad para los usuarios.
  • Hazlo legible: No basta con crear contenido de calidad, también debe ser fácil de leer. Los textos deben tener imágenes, listas, citas, títulos… La buena estructuración del diseño invitará al visitante a quedarse.
  • Ponlo a prueba con A/B testing: Servirá para comprobar las modificaciones realizadas en tu sitio web. Con esta campaña de test podrás basar tus decisiones en datos objetivos. Existen distintas herramientas con las que hacerlo como AB Tasty o Google Optimize.

Nueva llamada a la acción

También te pueden interesar...

Tips para reducir el porcentaje de rebote en Google Analytics Tips para reducir el porcentaje de rebote en Google Analytics
¿Qué es el porcentaje de rebote y cómo puedo reducirlo? ¿Qué es el porcentaje de rebote y cómo puedo reducirlo?
¿Qué es la tasa de rebote y cómo mejorarla? ¿Qué es la tasa de rebote y cómo mejorarla?