Skip to content
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing y Ventas

¿Qué significa status code 301 302?

Los status code HTTP son vitales en el mundo del SEO y el marketing digital. Un código HTTP o protocolo de transferencia de hipertextos es una respuesta del servidor web a una solicitud realizada. ¿Qué quiere decir esto? Por ejemplo, existen millones de páginas en internet y, si un usuario quiere visitar una determinada página, necesitará la dirección de internet correspondiente de esa dicha página. Esta hará posible localizar una web en el servidor y esta transmisión de datos es posible gracias al protocolo de transferencia de hipertexto HTTP.

 

Al realizar la búsqueda de un sitio web, se le está haciendo una solicitud al servidor, que responde con un status code o código de estado en forma de cadena de tres dígitos. Con este mensaje el servidor le indica al navegador que dicha solicitud ha sido procesada de forma correcta, si se ha presentado un problema o si se necesita una autenticación. Este código es el transmisor del mensaje de respuesta por parte del servidor web. 




Status code más importantes

 

Existen varios tipos de status code. Por ejemplo, el 200 que quiere decir ok, el 303 que significa encontrado, el 404 que quiere decir no encontrado, el 410 que significa no encontrado permanentemente, el 500 que es error del servidor, el 503 que significa que el servidor no responde. En esta oportunidad profundizaremos un poco en los status code 301 302, muy utilizados para redireccionar de forma permanente o temporal la URL de una página web.

 

Los status code 301 y 302 o redirecciones 301 302 sirven para indicarle al robot de rastreo de Google (crawler) que la URL de una página web ha cambiado de manera permanente o temporal. Cuando un usuario carga la URL antigua de una página, esta redirección lo llevará a la URL actual que se ha aplicado de una forma casi imperceptible. De no hacerse una redirección y si se elimina la URL, todos los usuarios que tengan la URL antigua solo verán un error. 




Las respuestas que dan los códigos HTTP se agrupan en cinco clases:




  1. Respuestas informativas (100–199): Estas indican que la solicitud fue recibida y entendida y se emite de forma provisional mientras continúa el procesamiento de la solicitud. 

 

  1. Respuestas satisfactorias (200–299): Gracias a estos códigos de estado HTTP podemos saber si la solicitud que hemos hecho en una página web fue satisfactoria. Ya saben, los que empiezan con un dos informan de una operación exitosa.

 

  1. Redirecciones (300–399): Aquellos que empiezan con tres indican que la solicitud ha sido recibida por el servidor. Estos aparecen cuando hay redirecciones a otras páginas. Dentro de este rango se encuentran dos de los códigos en los que profundizaremos en este post: status code 301 302

 

  1. Errores de los clientes (400–499): los que inician con cuatro indican errores de los clientes, es decir, el servidor ha recibido la solicitud, pero esta no puede ser realizada. Los usuarios son informados a través de una página HTML que se genera de forma automática.

 

  1. Errores de los servidores (500–599): aquellos empezados por cinco indican errores propios del servidor. Esta respuesta significa que la solicitud o está temporalmente deshabilitada o es imposible de realizar. 



Status code 301 302

 

Status code 301: redirección permanente 

 

Esta redirección es permanente, ya que se utiliza cuando la dirección URL de una página ha sido modificada. Al aplicar una redirección 301 a una URL que ya está bien posicionada, el robot de Google u otro buscador entenderá que la URL ya está desactualizada y la reemplazará por la nueva a la que apunta la redirección. Las redirecciones 301 son necesarias en distintos casos. 

 

Por ejemplo, vamos a necesitar una en el caso de realizar un cambio de dominio o un cambio en las URL para que sean amigables o si queremos resolver o prevenir problemas por contenido duplicado. La necesitaremos también en caso de un mal posicionamiento causado por canibalizaciones entre dos páginas que compitan por tener el mismo contenido o las mismas keywords. Asimismo, el status code 301 será necesario en caso de realizar un cambio de estructura de la arquitectura de la página web, entre otros. 

 

Cabe señalar que no es necesario que estás redirecciones estén permanentemente activas, ya que en aproximadamente seis meses se habrán propagado todas las URL a Google. Sin embargo, es recomendable esperar un año antes de eliminarlas. Gracias a este código, los visitantes de la página web y los motores de búsqueda serán enviados a la nueva dirección URL de forma directa. 




Status code 302: redirección temporal 

 

Esta redirección es temporal. En este caso es importante señalar que no se traspasa la fuerza del SEO a la nueva URL, ya que esta redirección se utilizará únicamente cuando existe la necesidad de redirigir contenido a una página que no será la definitiva. Lo que quiere decir que cuando esta redirección sea eliminada, la página original no perderá su posicionamiento en los motores de búsqueda. 

 

Uno de los casos en los que podríamos vernos en la necesidad de usar el status code 302 es, por ejemplo, cuando detectamos un contenido erróneo en una página. Esto significa que, mientras arreglamos este problema, podemos usar esta redirección para enviar a nuestros usuarios a otra página que pueda interesarles. Esta redirección se activa cuando los robots de Google u otros buscadores solicitan cargar una página específica. Así, se redirige a los usuarios a otra página de utilidad. 

 

Esta redirección garantiza una navegación fluida, ya que tanto los usuarios como los motores de búsqueda se evitan molestias y errores durante sus búsquedas. Asimismo, el status code 302 sirve para tener varias versiones de una página de inicio en diferentes idiomas. La principal puede estar en inglés, pero si los visitantes vienen de otros países, automáticamente el sistema los redirige a las páginas traducidas a sus idiomas. 

 

 

 

A menudo, estos códigos son invisibles para los usuarios que visitan las distintas páginas web. Sin embargo, en caso de producirse un error en la carga, es posible que este error sea visible para el usuario. Estos son dos de los códigos con los que nos encontramos mientras navegamos por la web. La mayor utilidad de los status code 301 302 es que nos ayudan a evitar la pérdida de tráfico en nuestros sitios web, que se actualizan o cambian con el paso del tiempo. 

 

¡En el caso de que quieras redireccionar tu página, ya sabes qué códigos utilizar!

Contacta con nosotros

También te pueden interesar...

¿En qué consiste un tour virtual?
302 redirect: cómo se hace y cómo ayuda al SEO de tu web
Elaborar plan de social media: ¿Cómo hacerlo?