Skip to content
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing y Ventas

Qué es una página web: tipos, estructura y contenido

Las primeras webs surgieron en el año 1992. Se trataban de páginas estáticas, y que sólo podían ser accesibles para ser modificadas a través de código html. En estas webs primaban los colores, las imágenes. Se pretendía que fueran vistosas, pero no se preocupaban por la usabilidad y la accesibilidad.

Si tu empresa todavía no tiene presencia en la red, un escaparate online en el que presentar sus productos y servicios, o simplemente llevas demasiado tiempo sin renovar tu imagen, quizás haya llegado el momento de crear tu página web.

 

¿Qué es una página web?

 

Se conoce como página web al documento que forma parte de un sitio web y que suele contar con enlaces (también conocidos como hipervínculos o links) para facilitar la navegación entre los contenidos.

Las páginas web están desarrolladas con lenguajes de marcado como el HTML, que pueden ser interpretados por los navegadores. De esta forma, las páginas pueden presentar información en distintos formatos (texto, imágenes, sonidos, videos, animaciones), estar asociadas a datos de estilo o contar con aplicaciones interactivas.

Entre las múltiples características que tiene una página web y que sirven para identificarla se encuentran las siguientes: cuenta con información textual y también con material de tipo audiovisual, está dotada de un diseño atractivo, está optimizada y ejerce como la tarjeta de presentación de una empresa, una persona o un profesional concreto.

Teniendo esto en mente, voy a contarte los tipos de web más comunes que te puedes encontrar navegando por Internet:

  • Páginas web estáticas: son aquellas en las que el contenido que se muestra es informativo y no suele cambiar. El usuario no puede apenas influir en ella. Es un tipo de página web muy básica, y que en muchos casos no tiene ni siquiera una base de datos.

  • Páginas web dinámicas: al contrario de las anteriores, las páginas webs dinámicas ya añaden más movimiento: son interactivas y versátiles. Todo el contenido se puede modificar en función de las necesidades de la empresa y de los usuarios que la visitan. 

  • Blogs: este tipo de página nace con un objetivo muy claro: mostrar información de valor actualizada a los usuarios. Se podría ver como un periódico online en el que se van publicando noticias regularmente. 

  • Webs corporativas: dentro de las webs empresariales, la web corporativa suele ser una de las opciones más escogidas. En esta web la empresa vuelca toda la información que quiere transmitir al usuario. El objetivo que persiguen este tipo de webs es el branding de la marca y mostrar al usuario todo lo que ofrecen (productos o servicios), así como su misión, visión y valores.

  • Tiendas online: las llamadas tiendas online o ecommerce son otro tipo de web que puedes encontrar frecuentemente y que se centran en vender productos o servicios a los usuarios de internet sin necesidad de tienda física.

Marketing y diseño web: tu clave del éxito. Haz click aquí para conocer los aspectos más importantes del diseño web. 


DESCARGAR CASO DE ÉXITO

Estructura de las páginas webs

Cuando hablamos de la estructura de una página web, conocida como estructura web, tenemos que diferenciar estas tres partes:

  • Cabecera o header: la cabecera es la parte superior de la página web. En ella se encuentra la información básica de la empresa o marca y es consistente en todo el sitio, es decir, se repite en cada página de la web que visitamos. Los elementos que normalmente se encuentran en la cabecera son:

    • Logo de la empresa
    • El menú de navegación
    • Un cuadro de búsqueda
    • Una pequeña descripción de la web

Estos elementos muchas veces difieren en función de la plantilla de WordPress que utilices, pero son los más comunes.

Es importante que cuando creas tu página web fijes la cabecera. ¿Qué quiere decir esto? Pues a medida que un usuario hace scroll en alguna de las páginas, la cabecera se mantiene fija y tu marca y los accesos más importantes de tu página, como el menú, están siempre accesibles mientras navegan por tu sitio.

  • Cuerpo o body: es la parte de la web que alberga el contenido principal de tu página. Esta parte sí es diferente en cada página de tu sitio. Es decir, no será el mismo contenido el que incluyes en tu página de contacto que en la página principal.

  • Pie de página o footer: el pie de página o footer es la parte inferior de una página web. Al igual que la cabecera, se repite y es consistente en cada página. Además, también incluye elementos básicos como:

    • Menú simplificado
    • Información de contacto
    • Botones de redes sociales
    • Logo de la empresa
    • Enlace a la política de privacidad

Haz click aquí para conocer los pasos para crear tu página web en WordPress desde cero.

 

Partes de una página web en función de su contenido

Las partes en las que se puede dividir una página web para hacerla óptima a la hora de navegar en ella son: 

Inicio o home

Si hablamos de las partes de una web, la página principal, de inicio o la home es la más importante de todas. En ella se incluye la información más importante de tu empresa, ya que es en la que tienes que proyectar tu marca y mostrar a tus visitas a qué te dedicas.

En la página de inicio sueles encontrar:

  • CTA o llamada a la acción: imprescindibles para lograr que tus visitas realicen la acción que tú sugieres: comprar/suscribirse…
  • Resumen de tus productos y servicios: generalmente se suele hacer mención a tus productos mediante una buena imagen o un eslogan, con el objetivo de que tus visitas en solo 3 segundos sepan a qué te dedicas. Sin entrar en mucho detalle, para eso tendrás tu propia página.
  • Ofertas: si tienes una oferta importante y que quieres destacar, la página de inicio suele ser la parte de la web más adecuada para anunciarla.
  • Indicadores de éxito: número de clientes, número de empleados, países en los que operas, años de experiencia… Todo vale para mostrar que tú eres el mejor.
  • Testimonios o colaboraciones: Es muy habitual encontrar también en la página principal algún testimonio, reseñas de Google o los logos de las empresas para las que has trabajado.

Contacto

El teléfono, la dirección y los horarios son tres elementos básicos que deben estar sí o sí en todas las páginas de contacto y, como no, también en la cabecera y en el footer. Pero, además de ello es muy recomendable incluir los siguientes elementos:

  • Formulario de contacto: darás a tus clientes la posibilidad de contactar contigo las 24 horas del día y esto transmite muy buena imagen. 
  • Dirección de correo profesional: crea las direcciones de correo personalizadas con tu dominio y transmite que eres todo un profesional.

Productos y servicios

Cuando creas el contenido de una web, lo ideal es que la información más detallada de los productos que vendes o los servicios que ofreces la incluyas en una página específica.

En esta parte de la página web debes incluir todo lo relacionado con tus productos o servicios: ventajas de tus productos, principales características, a quién están dirigidos, el precio, gastos de envío… Por supuesto, no te olvides de la importancia de una buena llamada a la acción en esta parte de tu web. 

 

Blog

Cuando hablamos de distribución de contenido y partes de una página web, podemos decir que la página del blog es indiscutiblemente una de las más importantes de tu sitio.

Crear un blog puede hacer que tu negocio despegue de una vez por todas. Es indispensable para tu estrategia de contenidos y una pieza clave si quieres mejorar tu posicionamiento orgánico en Google y ganar visitas a tu sitio web.

Los elementos web más comunes que encontrarás en casi cualquier blog son:

  • Buscador: no todas las plantillas de una página web incluyen la función de buscador, pero las plantillas de blog casi todas lo tienen.
  • Formulario de suscripción: incluir una caja de suscripción en un blog es una forma de generar leads de calidad. Aunque no sean clientes, ya tienes su cuenta de correo electrónico para enviarle el contenido que publicas y, poco a poco, puedes ir acercándolos al proceso de compra.
  • Categorías y etiquetas: otro de los elementos que es recomendable incluir en esta parte de tu web es una sección con las categorías de los contenidos de tu blog. Es una buena forma de estructurar el contenido y mejorar la usabilidad de tu sitio.

 

Política de privacidad

Seguramente que es una de las páginas menos vistas de una web, pero uno de los requisitos básicos es proporcionar a tus usuarios toda la información relacionada con el procesamiento de los datos que se recopilan a través de tu sitio web.

Esta parte de tu web no tiene que ir en el menú principal, pero la tienes que incluir sí o sí. Normalmente se incluye en el pie de página o footer, así como en los avisos de cookies o cuando incluyes algún formulario de registro o suscripción.

 

La estructura es un elemento dinámico, no tenemos por qué seguir siempre la misma. Cuanto más diferente sea, más creativa será. Aunque hay ciertos límites. Cuanto más cambiemos el orden de estos elementos, más compleja se volverá la navegación y la comprensión de esta página, lo que reducirá irremediablemente el número de usuarios capaces de navegar por esa página. Esto no significa que siempre tengamos que hacer todas las estructuras iguales, solo que debemos tener en cuenta nuestro público objetivo antes de diseñar la página.

 

Proceso de desarrollo de una aplicación

También te pueden interesar...

¿Qué uso le están dando las empresas españolas a las redes sociales?
Qué medir en tu estrategia de Inbound Marketing
Define los objetivos que quieres lograr en tu estrategia de marketing