Skip to content
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing y Ventas

¿Qué es una campaña de marketing emocional? Definición y ejemplos.

Cada vez más, hay que reinventarse en las estrategias de marketing, pensando cada vez más en el público y en cómo llegar a ellos, y una de las mejores estrategias que puedes seguir para esto es el marketing emocional, mediante el cual puedes llegar a tu público objetivo de forma más personal. 

¿Qué es el marketing emocional? 

Podemos definir el marketing emocional como el conjunto de estrategias que tratan de impactar directamente en las emociones, lo que busca es establecer un vínculo emocional con sus usuarios o clientes, todo basado en la comunicación 360, en conclusión, el marketing emocional busca que la persona se identifique con los valores más humanos de la marca. 

¿Qué son las emociones? 

Para poder entender el marketing emocional, hay que entender las emociones, estas mueven a la sociedad y humanizan a nuestros usuarios. Darwin en 1872, ya empezó a estudiar las emociones, escribió La expresión de las emociones en el hombre y en los animales, en la que explicaba las expresiones y gesticulaciones que han ido influyendo dentro de la evolución de las especies. 

En 1972, Paul Ekman fue el pionero en la expresividad facial, destacando seis emociones básicas. 

  1. Tristeza
  2. Alegría
  3. Asco
  4. Sorpresa
  5. Miedo
  6. Ira

Tras esto, se formaron otros múltiples estudios en los que se ampliaron el número de emociones, pero la universidad de Glasgow estableció cuatro emociones básicas según las expresiones faciales: 

  1. Tristeza
  2. Enfado/asco
  3. Felicidad
  4. Sorpresa/Miedo

¿En qué consiste el marketing emocional?

Volviendo al marketing emocional, lo que logra a partir de esta serie de emociones es un vínculo con los usuarios, clientes o consumidores para que estos sientan que son parte de la marca, que la sientan como una parte de ellos. Esta estrategia es muy efectiva ya que los seres humanos somos seres más emocionales que racionales, esto es debido a las experiencias que hemos vivido y los momentos que recordamos. Por lo que si conseguimos cubrir esas necesidades afectivas de nuestro público, este creará un vínculo afectivo con nosotros. Pero aún así, crear una estrategia de marketing emocional no es trabajo sencillo, y esto es debido a que los consumidores son cada vez más exigentes, el trabajo de las marcas se complica, sobre todo porque en épocas de inmediatez, cualquier usuario puede hacerse con un recurso que le cubra esa necesidad que tiene, por lo que no todo vale en el marketing emocional, hay que ser muy exigente en el contenido. 

El marketing emocional se basa en cuatro pilares fundamentales: 

  1. Vínculo afectivo marca-consumidor

    Si no existe un vínculo entre ambos, no existe el marketing emocional. Antes dijimos que los consumidores viven experiencias, pero no son los únicos, también las marcas lo hacen con ellos y a través de ellos, por lo que consiguen sacarle mucho provecho a ese feedback que el consumidor indirectamente les ofrece. 

    Gracias a la bidireccionalidad existente, el nivel de comunicación entre el cliente y la marca es muy bueno, hay que recordar siempre que los clientes quieren ser escuchados, sobre todo a la hora de opinar sobre los productos y servicios de la marca. El cliente no solo está satisfecho con el producto por que le cubra una necesidad, está satisfecho con las emociones y sensaciones que ese mismo producto le produce. 

  2. Experiencias, sensaciones y emociones
    Esto es precisamente lo que el público espera de ti como marca, estamos expuestos a una sobreinformación constante, nos llegan miles de informaciones y publicidades cada día, y nuestro cerebro no se queda con todo, es más, suele quedarse con menos del 10% de toda esa información, por lo que para una marca es primordial marcar la diferencia con su competencia, sino, pasaremos desapercibidos entre tanta información. Si despertamos una emoción en nuestros usuarios, estos sentirán emociones que les llevarán a tomar decisiones. El objetivo principal de una campaña de marketing emocional es humanizar la propia marca, si la persona se humaniza, la marca se humanizará con ella, al menos ante los ojos del usuario. 

  3. Lovemark
    Estamos ante el objetivo de crear brandlovers, para conseguir que los usuarios lleguen a este punto, necesitamos que nuestra marca sea querida, es decir, que sea una lovemark. Para esto necesitamos que nuestra marca enamore a sus clientes, y, ¿cómo conseguimos esto? mediante las emociones. 

  4. Marketing de contenidos
    El marketing emocional va de la mano con el marketing de contenidos, el uno sin el otro no son nada. No puedes llegar a tus clientes potenciales ni enamorarlos si no tienes muy claro cómo vas a hacerlo, con una estrategia de contenidos sabrás en todo momento qué mostrar, a quién mostrárselo y el momento exacto en el que hacerlo. Además de que los contenidos que mostramos a nuestros clientes deben resultar interesantes, útiles, y sobre todo, tienen que ver que es un contenido de valor. 

Ejemplos de campañas de marketing emocional

Con estos ejemplos, tendrás más claro cómo realizar tu estrategia de marketing emocional, y estarás más motivado a la hora de crear las tuyas propias.

  1. Coca-cola
    Esta publicidad salió a finales del año 2020, en época navideña, en ella puede verse como un padre recorre un gran camino hacia el Polo Norte para llevar la carta de su hija a Papá Noel, no logra conseguirlo y vuelve a casa, leyendo la carta a la vuelta y descubriendo que el regalo que quería su hija, era él mismo. Esto, sin ninguna duda, remueve las emociones de todos, sobre todo mediante la nostalgia por la inocencia de Papá Noel y el afecto que se tiene a la familia. Esta publicidad cautivó a millones de personas en todo el mundo, siendo el título de tu promoción: “Esta navidad, el mejor regalo eres tú”. 

  2. Protex
    No siempre estas campañas se basan en buscar el lado sensible del consumidor para emocionarlo, como vimos anteriormente, existen muchas emociones, y una de ellas es el asco. Es la que utiliza la marca Protex de una forma muy efectiva, se recuerdan todos los peligros que pueden existir por no lavarse las manos, una muy buena estrategia para promocionar un gel anti-bacterial, la cual dio sus frutos al posicionar la marca como líder dentro del sector. 

  3. Campofrío
    Un matrimonio protagoniza el anuncio de navidad de Campofrío 2015, el hombre despierta de un coma y su mujer le cuenta todo lo que ha pasado en su ausencia, mensaje muy positivo que remueve al público haciéndole pasar por una montaña rusa de emociones en la que pasamos de reír a llorar en menos de tres minutos. 

Una campaña de marketing emocional puede dar sus frutos de manera muy positiva, pero requiere un esfuerzo, una inversión de tiempo, y una buena estrategia de contenidos. Y tú, ¿te animas con una campaña de marketing emocional?

                  Contacta con nosotros

También te pueden interesar...

Cómo lograr una mayor conexión emocional con tus clientes
Recorrido por las principales estadísticas del vídeo marketing en 2018
¿Cómo ayuda el marketing emocional a mi estrategia inbound?