Skip to content
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing y Ventas

Principales stakeholders de una empresa

El término stakeholder es un anglicismo que se utiliza para referirse a algunos agentes que forman parte de la estructura de la empresa, ya sea de manera más directa o indirecta y que tienen un gran interés en que esta logre sus objetivos con éxito. 

De hecho, la propia etimología de la palabra nos explica su significado. Stake significa interés y holder, sustantivo derivado del verbo to hold, el que sostiene. Es decir, un stakeholder es quien sostiene interés. Como decíamos, interés en que una empresa tenga éxito. 

Qué son los stakeholders

Son elementos, grupos, y personas que siempre han formado parte del espectro empresarial pero que, con la evolución del mercado, ha surgido la necesidad de denominarlos y agruparlos dada su importancia e influencia. 

El mercado ha sufrido un cambio drástico en el siglo XXI protagonizado por la globalización, la tecnología, la liberalización de los estados, la planificación estatal centralizada en la industria y, entre otros, un incremento de la conciencia social.

Concretamente, se puede situar su nacimiento como tal en la escuela Wharton, de la Universidad de Philadelphia, durante los años 70 y 80, en el contexto de una investigación destinada a revisar los conceptos de “planificación estratégica” o “política empresarial”. 

La creación de este término supone el corte definitivo con la idea tradicional de los negocios como medio para lograr un único fin: maximizar el rendimiento y el beneficio capital. Llamado capitalismo de accionistas. Una nueva forma de entender el capitalismo. 

Una primera aproximación ubica los stakeholders como traslación de cuatro variables de la empresa: 

  • Mercado
  • Estrategia y estructura de la empresa
  • Relaciones de agencia
  • Transacción de costes 

No obstante, a lo largo del recorrido del término, se han dado otras interpretaciones a la palabra, como que pudiera ser la unión de otros dos términos ingleses que guardan relación con este grupo: “stock” (acciones) y “share” (compartir). De hecho, Milton Friedamn escribió un artículo para desterrar cualquier duda sobre las diferencias entre las empresas que se centran en los stockholders y las que lo hacen con los stakeholders, aunque otros teóricos creen que ambas visiones son compatibles. 

La empresa que se centra en los stockholders busca maximizar sus ganancias, mientras que los segundos se centran mucho más en: 

  • Generar excelentes productos y servicios que los clientes deseen
  • Mantener relaciones exitosas y sólidas con los proveedores
  • Permanecer en la vanguardia tecnológica
  • Tener empleados comprometidos con su trabajo 
  • Ser buenos ciudadanos en la comunidad 

Todo esto concebido a largo plazo, pero también en el corto plazo. Como puede comprobarse, hay un interés ético y social del que el stockholder capitalista carece. En cambio, tener en cuenta a los stakeholders supone un nuevo modo de plantear la situación por el que el éxito y la maximización de beneficios se consigue al gestionar esas partes interesadas de manera óptima e interdependiente. 

Cuáles son los stakeholders de una empresa

Se podría concretar, por lo tanto, que los principales stakeholders son:

  • Propietarios y directivos: En función de la distribución del capital de la empresa, serán unos de los más interesados en el éxito de la misma. Suelen ser quienes más poder tienen a la hora de la toma de decisiones, pero también quienes más capital han invertido y, por lo tanto, quienes más tienen que perder (y ganar). Los propietarios, de hecho, deben ser informados con anterioridad ante una incipiente decisión, para obtiene su aprobado aunque no formen parte del panorama directivo de la empresa. 
  • Trabajadores: Son la primera impresión que el mercado y los clientes tienen de la empresa. Debe generarse una comunicación efectiva y tener en cuenta sus intereses. Es fundamental generar una sensación de fidelidad con ellos, como parte de una estrategia a largo plazo. Tienen grandes intereses en cómo las acciones y decisiones internas les puedan afectar, si bien no han arriesgado tanto, ni dependen tanto de ellas, como lo pueden hacer los inversores.
  • Proveedores: Aportan las materias primas con las que se trabaja para ofrecer el producto o servicio lo que les convierte en una pieza clave. Tienen interés en el éxito de la empresa en tanto que se traduce en el triunfo de la suya. Esta relación de intereses, no obstante, es de las más recíprocas. La empresa tiene una clara inclinación por conseguir los mejores proveedores, pues de ello depende en parte el resultado final. 
  • Clientes: Es el grupo más recurrente cuando se piensa en quién está interesado en las decisiones de una empresa. Se ven afectados directamente por la calidad del producto,  por el modelo de distribución, etc. Los clientes son un destinatario importante de las acciones de un negocio, pues serán quiénes otorguen los ingresos que se transformarán en beneficios, aunque el concepto de Stakeholder va más allá. 
  • Organismos públicos: Son los menos bidireccionales. La empresa depende en gran parte de ellos, de sus permisos, concesiones y normativas. Cualquier cambio legislativo puede ocasionar una variación en el ritmo, organización o estructura de la empresa.  Los organismos públicos, no obstantes, también están interesados en las acciones de las empresas, como puede ser en el vertido de los residuos o desechos.
  • Competidores: Sostienen interés en la empresa en tanto que tienen que reflejarse, compararse, superar… Cambios en el precio de venta, por ejemplo, pueden afectar a sus propias acciones, así como la competencia por los proveedores, los inversores o los espacios de trabajo. 
  • Lobbys: Los lobbies son grupos privados con gran poder y capacidad de influencia. De hecho, se les conoce como grupos de presión. Llevan a cabo acciones dirigidas a cambiar el curso del poder político: influenciando en sus decisiones, sin rozar la barrera de lo legal. 
  • Media: Usualmente olvidado como stakeholder. Son un grupo de gran interés sobre todo para la empresa, pues exportan una imagen de ella, una opinión, y son escuchados y leídos por millones de personas que pertenecen, a la vez, a uno o varios de los anteriores stakeholders.

Estos elementos se han clasificado de diferente forma siguiendo perspectivas diversas: 

  • Internos y externos, definidos por Freeman. En función de su pertenencia a la estructura interna de la empresa, como trabajadores o externa como empleados. 
  • Primarios y secundarios, según el pensamiento de Clarkson. En función del grado de interés y dependencia del éxito de la empresa. 

Todos estos cambios, que han afectado al mercado y al marketing, han derivado en una nueva perspectiva de estudio y un paradigma diferente, dentro de la cual han entrado los stakeholders. Es una nueva forma de entender el capitalismo que nace, al mismo tiempo, por el cambio que todas estas novedades ocasionan en las estructuras y el entorno empresarial. 

Contacta con nosotros

 

También te pueden interesar...

¿Necesitas una empresa de desarrollo de software en Madrid? ¿Necesitas una empresa de desarrollo de software en Madrid?
¿En qué consiste el branding digital? ¿En qué consiste el branding digital?
Las mejores metodologías para un correcto desarrollo de software Las mejores metodologías para un correcto desarrollo de software