Skip to content
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing y Ventas

¿El diseño UX de una web está reñido con su estrategia de marketing?

Imagina ir a un supermercado y que te sea imposible encontrar lo que buscas. Probablemente, acabarás abandonando el establecimiento o buscando otro lugar para comprar la próxima vez. Esto ocurre porque los distintos elementos no están ordenados de acuerdo a tus objetivos de compra. ¿No crees que ocurre lo mismo en tus experiencias online?

Integrar el diseño UX en tu estrategia de marketing ayuda a evitar que los visitantes de tu web la abandonen antes de tiempo y puedan satisfacer sus necesidades. Si quieres saber cómo diseñar tu web para adecuarla a tu estrategia de marketing, sigue leyendo este post. 

¿Qué es el diseño UX y qué tiene que ver con el marketing? 

Al igual que en el supermercado, nuestra experiencia como usuario en una web está basada en la disposición de sus elementos y en la facilidad para cumplir nuestros objetivos. El diseño UX (user experience) es el proceso que persigue aumentar la satisfacción del usuario, ya que hace referencia a la forma en la que este interactúa con una web o app. 

Los productos, tanto en el mundo digital como en el analógico, suelen estar creados en base a un estudio sobre las preferencias, gustos y necesidades de los potenciales compradores. El diseñador UX será el profesional encargado de marcar un camino fácil e intuitivo para que el usuario cumpla sus objetivos basándose en la información que ha obtenido sobre él. 

Según Iris Grossman, estratega SEO en FlipSnack, el diseño UX es una parte muy importante dentro del marketing, no solo por el impacto directo que tiene en los ingresos, sino porque también influye sobre la percepción que el usuario tiene de la marca o producto, es decir, en la imagen corporativa de tu marca.

El diseño basado en la experiencia del usuario no se ocupa únicamente de la legibilidad o la optimización de las fuentes, si no que nos da información sobre la psicología de los usuarios y puede ayudar a crear experiencias que el usuario no olvide. Además, pueden influir en la cantidad de veces que visita una web, en su opinión sobre una marca o en las compras o acciones que pueda efectuar.

Sin un uso correcto del UX design, el usuario se sentirá perdido al entrar en tu web y no sabrá qué acciones realizar. Podemos considerar que una web es “user friendly” cuando el usuario la entiende y puede usarla con facilidad. Pero, ¿qué debemos tener en cuenta a la hora de crear una web amigable con los usuarios?

Claves de un diseño web "user friendly"

  • CONSTRUYE UNA WEB SIMPLE Y FÁCIL DE USAR

Una buena experiencia de usuario no se basa en tener una web bonita a la que mirar. Los visitantes de tu web no tendrán la intención de entrar a valorar si el diseño es bonito o no. Sin embargo, sí que querrán satisfacer una necesidad y hacerlo en el menor tiempo posible. 

El diseño de tu web debe perseguir que el usuario no se detenga demasiado a pensar en cómo dar el siguiente paso. Para ello, moverse de un punto a otro debe ser fácil e intuitivo.

Al elegir los elementos que conformarán tu web, no debes diseñarlos pensando en la estética, si no en la usabilidad. Un elemento sin una función concreta y útil, solo genera una distracción para el usuario, que puede sentir que está perdiendo el tiempo. 

> Legibilidad: Elegir una tipografía adecuada facilitará la lectura a los usuarios de nuestra web. Ten en cuenta que algunos estilos tipográficos se leen con más facilidad que otros. La Helvética, por ejemplo, es una de las favoritas para los diseñadores web, precisamente por su sencillez. 

> El uso del color: al elegir los colores de tu web, deberás tener en cuenta la psicología del color y las sensaciones que despierta en el usuario el uso de uno u otro. Además, esa percepción también cambiará según cómo los combines. Se recomienda usar colores que sean complementarios, entre dos y cinco, nunca más,  para así no desviar la atención del usuario. 

  • CONOCE Y OBSERVA A TUS USUARIOS

Tu web debería convertirse en un lugar en constante cambio. Un diseño no tiene por qué ser eterno, al contrario, deberá ir evolucionando conforme se adapta a las necesidades y usos que le den los usuarios. 

Para conocer a los usuarios de tu web, deberás hacerte las siguientes preguntas: 

  • ¿Qué impresión tienen al interactuar con tu web?
  • ¿Pueden encontrar lo que buscan con facilidad?
  • ¿Cumplieron sus objetivos o resolvieron sus dudas?
  • ¿Han disfrutado de la experiencia, o se han frustrado por no encontrar lo que buscaban?

Existen algunas herramientas que pueden ayudarte a conocer mejor a tus usuarios y a entender por qué no se convierten en clientes. Algunas de estas herramientas para conocer la manera de interacción de los usuarios con tu web son Mouseflow, CrazyEgg o Userfeel

  • JERARQUÍA Y ORDEN DE LOS ELEMENTOS 

La jerarquía web es la estructura que abarca toda la información de tu web. Se trata de disponer los elementos de tal manera que los usuarios que visiten nuestra página puedan navegar cómodamente y de manera intuitiva. 

Nuestro objetivo como marca es dirigir al usuario hacia la realización de una acción concreta. La manera en la que elegimos la distribución, el tamaño o el color de los elementos puede ser clave para atraer la atención de unos por encima de otros.

La combinación y el uso de los distintos elementos debe ser coherente. Es decir, si hemos elegido un color y tipografía concretas para destacar, por ejemplo, un producto en oferta, deberemos usar la misma técnica para destacar otros con la misma característica. De esta manera, el usuario entenderá nuestra intención fácilmente. 

  • NAVEGABILIDAD WEB

La navegabilidad web es la facilidad con la que el usuario puede desplazarse de un sitio a otro y ubicarse dentro de una web. Es importante que el usuario sepa de dónde viene, dónde está y cómo llegar hasta lo que busca. Si el usuario se encuentra perdido, ya sea por una posible sobrecarga de información o por encontrar los contenidos de manera desestructurada, es posible que se frustre y abandone la página.

Para facilitar la navegabilidad, debes tener en cuenta lo siguiente:

> Pon a disposición del usuario un menú de navegación. Este suele ubicarse en la parte superior de la página para que el usuario lo encuentre con facilidad, y no debe ser demasiado largo. 

> Utiliza un hilo de Ariadna o migas de pan: se trata de un elemento que muestra al usuario el recorrido realizado, para que pueda volver sobre sus pasos en cualquier momento. 

> No utilices más de tres niveles de navegación. Es decir, intenta no crear una estructura de navegación demasiado profunda. 

> Incluye otros elementos que puedan ayudar al usuario, como un buscador u opciones de navegación a pie de página. 

  • ADAPTABILIDAD

Asegúrate de que tu web cuenta con un diseño responsive, es decir, que se adapta a los distintos formatos que manejamos hoy en día. El usuario no debería encontrar problemas al consultar tu página, ya sea desde su ordenador, su smartphone o su tablet. 

Por otro lado, deberás intentar que tu web sea accesible para el mayor número de personas posible, también para aquellas que puedan tener alguna discapacidad del tipo que sea. Para ello, tendrás que asegurarte, entre otras cosas, de que la web sea operable (la información debe ser accesible mediante el teclado) y comprensible para públicos diversos. 

Como ves, existen muchas maneras de facilitar la experiencia de los usuarios a través del diseño UX. No desaproveches la oportunidad y empieza a aplicar lo aprendido incorporando un diseño UX para tu web en la estrategia de marketing de tu marca.

 

Contacto Occam Agencia Digital

También te pueden interesar...

Estrategias de marketing, ¿en qué te estás equivocando?
Ejemplos y estrategias del neuromarketing
¿Cómo desarrollar una estrategia de marketing inmobiliario?