Skip to content
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing y Ventas

Diseño emocional, conecta con tus clientes desde el primer vistazo

Índice

En todas partes, ya sea en los medios de comunicación, la política o la publicidad, se utilizan las emociones para influir en las acciones del destinatario. Aquellos que son capaces de evocar emociones pueden promover mucho mejor sus intereses. Internet está lleno de titulares "clickbait" en los que todos caemos alguna vez. En política, las emociones negativas se instrumentalizan para difundir ideologías populistas. La publicidad evoca deliberadamente emociones positivas para lograr una mejor percepción del consumidor, e influir en sus acciones.

Es gracias a esta mentalidad que han ido apareciendo nuevos conceptos que buscan ayudarte a ofrecer una mejor experiencia al usuario. Uno de ellos es el diseño emocional, una táctica que busca crear productos o experiencias que despierten emociones positivas y provoquen un comportamiento deseado en el usuario.

¿Cómo podemos utilizar las emociones para diseñar mejores productos? ¿Cómo podemos utilizar las emociones desde un punto de vista ético para influir en el comportamiento de las personas y favorecer su propio interés? Sigue leyendo para descubrirlo.

 

¿Qué es el diseño emocional?

El diseño emocional es el proceso de crear diseños que evoquen emociones y den lugar a experiencias positivas en el usuario. El objetivo de los diseñadores es llegar a los usuarios en tres niveles cognitivos -visceral, conductual y reflexivo- para que solo desarrollen asociaciones positivas (a veces incluso emociones negativas) con productos, marcas, etc.

Esta estrategia no define un estilo de diseño único, se trata más bien de un concepto: el concepto de que el diseño puede y debe hacer que los espectadores sientan emociones específicas. Por eso dos diseños pueden tener un aspecto y una sensación muy diferentes y aun así considerarse ejemplos de diseño emocional.

El diseño emocional es cualquier diseño que evoca intencionadamente una respuesta emocional en el espectador. No le dice al espectador cómo debe sentirse, sino que crea sentimientos en él a través de decisiones de diseño deliberadas.

 

Los tres tipos de diseño emocional

Donald Norman explica en su libro "Emotional Design", 3 niveles diferentes de diseños que pueden plasmar lo que necesitamos para crear productos excepcionales: Visceral, Conductual y Reflexivo.

  • Diseño emocional visceral:

"Lo quiero. Tiene una pinta increíble, así que lo quiero". Esto es algo así como el amor a primera vista. En el momento en que el cliente posa sus ojos por primera vez sobre el producto, empieza a sentir emociones positivas e instintivas y tiene la necesidad de interactuar con él y explorarlo más. El diseño visceral también afecta a la percepción de la credibilidad, fiabilidad, calidad, atractivo e incluso facilidad de uso de un producto.

  • Diseño emocional conductual:

Esta es la fase en la que los diseñadores hacen que los usuarios se sientan inteligentes y en control del producto. No se trata sólo de que tenga buen aspecto, sino también de que funcione bien. Un buen diseño conductual satisface las necesidades y los puntos débiles del usuario de una forma más elegante.

  • Diseño emocional reflexivo:

"Me completa. Puedo contar historias sobre él (y sobre mí)". Esto suele estar relacionado con la personalidad que aporta el producto, que puede resonar con los usuarios de una forma tan positiva que los usuarios estén dispuestos a compartir la historia con el producto.

 

¿Por qué es importante el diseño emocional en el marketing?

El diseño emocional aplicado al marketing - más que ayudarte a crear productos significativos o experiencias emocionales - es clave porque te permite saber quiénes son tus clientes, qué les gusta, qué les funciona mejor y qué objetivos quieren alcanzar. Datos que resultan extremadamente útiles para determinar la paleta de colores, la tipografía, el tipo de contenido y los canales de marketing que debes usar para llegar a ellos. 

Del mismo modo, conocer el perfil de tu cliente ideal es la base para crear contenidos o mensajes que estimulen respuestas emocionales y provoquen reacciones positivas hacia tu marca o empresa.

El diseño emocional es la pieza clave para garantizar que todos tus esfuerzos de marketing consigan dominar el proceso de toma de decisiones de tus clientes potenciales, motivándoles a completar una acción sugerida (compra, suscripción, descarga, etc.) e influyendo en cómo asocian tu marca con eventos o recuerdos específicos.

Es una técnica que busca obtener respuestas positivas de nuestros clientes actuales y potenciales. En otras palabras, un buen diseño emocional consigue:

  • Aumentar las ventas de tu empresa.
  • Aumentar el número de visitantes de tu web.
  • Los clientes se preocupan menos por el precio de tus productos.
  • Los mensajes que compartes son más apreciados por los usuarios.
  • La gente escucha y sigue tus consejos.
  • Tus clientes recomiendan tu marca.

 

Consejos para crear un diseño emocional efectivo

Cuando vayas a crear diseños emocionales, ten en cuenta estos cinco puntos clave:

  • Conoce a tu público objetivo

No puedes provocar una respuesta emocional si no sabes con quién estás tratando. Aprende todo lo que puedas sobre tus clientes. Imagínatelos como si fueran tus amigos y familiares. Utiliza buyer personas para comprender mejor sus necesidades y preferencias visuales. ¿Qué es lo que atrae emocionalmente a este grupo concreto? ¿Qué tipo de diseño funciona para ellos?

  • Haz que los usuarios sientan tu marca como propia

La gente se siente unida a las cosas de las que siente que posee una pequeña parte. Busca formas de hacer que tu público se sienta parte del equipo cuando interactúa con tu marca. Algunas formas de hacerlo son:

  • Dándoles una denominación única que los designe como parte de la "multitud". Esto podría significar empezar cada correo electrónico con algo como "Hola, expertos en moda", o crear un programa de recompensas con un nombre como "sólo para entendidos en café".
  • Ofrecer un servicio de atención al cliente de marca con gran capacidad de respuesta. Piensa en la diferencia entre reparar tu ordenador y llevar tu Mac al Genius Bar. El primero está al alcance de cualquiera. El segundo está reservado a los miembros de la comunidad Apple.

Haz que tu público se identifique fácilmente con tu marca. Cuando la gente se ve reflejada en una marca, la valora más. Piensa en cómo los aficionados a los coches se identifican con las marcas de sus vehículos.

  • Cuenta historias

¿Qué hace todo buen relato?

Suscitar emociones en sus lectores. Una forma de incorporar el diseño emocional a la personalidad de tu marca es convertirte en un experto en storytelling.

¿Qué ofrece tu marca y cómo lo hace? Cuenta la historia de tu empresa a través de un diseño emocionalmente atractivo, por ejemplo, con una cuidada página de Nuestra misión o un diseño que destaque los testimonios de clientes anteriores que han compartido sus experiencias personales con tu marca. Este tipo de diseños dan forma a la percepción que el público tiene de tu marca como personaje y les permiten sentirse parte de la historia al interactuar con ella.

  • Establece una presencia sólida en redes sociales

¿Quieres contar una historia, interactuar con tus clientes y desarrollar una marca fuerte, todo al mismo tiempo? No puedes hacerlo sin una presencia sólida en redes sociales. Sin embargo, crear una presencia eficaz en redes sociales no es tan fácil como parece.

Tendrás que publicar regularmente, ya que las publicaciones intermitentes no consiguen tanta tracción. Y no solo eso, sino que también tendrás que responder a los comentarios que tus clientes potenciales dejen en tus publicaciones. Lo más probable es que recibas preguntas, dudas o quejas en tus páginas de redes sociales, pero sea cual sea el caso, debes responder a todos ellos con calma y rapidez.

  • Sé auténtico

La autenticidad es una palabra de moda en marketing y está perdiendo rápidamente su significado. Pero la idea sigue siendo válida. Olvídate de la jerga del marketing. Deja de tratar a los clientes potenciales como clientes potenciales y empieza a tratarlos como personas. Conoce a las personas y los problemas que intentan resolver. Esta es la base de la creación de relaciones emocionales con tus clientes.

Crear una voz auténtica forma parte de la construcción de la marca, pero también puede extenderse mucho más allá. Los empleados deben mostrar su personalidad en las interacciones con los clientes. Los mensajes y las interacciones en las redes sociales no deben sonar como si vinieran de un robot. Incluso la publicidad puede ajustarse para que parezca menos " comercial".

Empieza a pensar en las emociones de tus clientes, busca formas de conectar con ellos de forma auténtica y verás resultados rápidamente.

¿Quieres empezar a diseñar productos o servicios que evoquen emociones en tus clientes? Puedes empezar por investigar qué es lo que hace una buena empresa de diseño gráfico. Sin ir más lejos, puedes echar un vistazo a todo lo que hacemos desde Occam como agencia de diseño gráfico. Y si tienes alguna duda y necesitas resolverla, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Te ayudamos en lo que necesites.Nueva llamada a la acción

También te pueden interesar...

Cómo renovar contratos siendo partner de HubSpot Cómo renovar contratos siendo partner de HubSpot
¿Cómo fidelizar a mis clientes con marketing digital? ¿Cómo fidelizar a mis clientes con marketing digital?
Cómo lograr una mayor conexión emocional con tus clientes Cómo lograr una mayor conexión emocional con tus clientes