¿Todavía estás dudando de la importancia del vídeo en la comunicación online de nuestros días?

No lo decimos nosotros, lo afirman estudios como los realizados por Cisco Systems: “Para 2021, se necesitarían dos años completos para ver todos los vídeos que circularán en ese momento”.

¿Abrumador?

Presentación de marcas, de productos, comunicar en redes sociales, explicar nuestros valores, nuestra misión y visión, la historia de nuestra empresa… Cualquier necesidad de la compañía puede ser buena para situarla en el escenario de esta herramienta. En este post queremos compartir contigo algunas de las razones por las que las empresas utilizan cada vez más el vídeo, así como algunos de sus aspectos más esenciales. Sabemos que es una técnica que no para de crecer y evolucionar, y por eso queremos profundizar en ella.

El incremento en el uso y la evolución del vídeo han encontrado su justificación en la facilidad con que nos conectamos a internet, el cambio producido en las formas de consumir, en nuestros gustos a la hora de seleccionar un producto o servicio, etc. A continuación, vamos a sumergirnos en un viaje por su papel en las empresas, sus características y su evolución.

¿Quieres acompañarnos?

¿Por qué las empresas utilizan cada vez más el vídeo?

Quizás, convendría preguntarnos qué supone el vídeo para las marcas. No obstante, sea cual sea la pregunta, las empresas se están viendo obligadas, indirectamente, a rediseñar sus estrategias. Las formas de comprar no se basan en estándares fijos e irrompibles, sino en actuaciones que caminan a la par de los cambios sociales.

Por ello, hace años que las compañías comenzaron a notar una transformación en las formas de comprar de los consumidores. En este punto entra en juego la actuación del vídeo y el marketing. Si bien las empresas han utilizado formatos tradicionales anclados al papel, como la fotografía, la red y la digitalización han abierto un mundo de posibilidades de cara a las formas audiovisuales.

Las grandes y medianas empresas han encontrado en el vídeo una forma original, creativa y emocionante de transmitir sus ideas al público. Tanto, que sus razones van más allá de lo imaginable:

  • Para compartir y difundir su contenido de manera viral y llegar a una cantidad inmensa de usuarios por medio de las redes sociales y sitios web.
  • Para apelar a las emociones de la audiencia transmitiendo un mensaje claro y significativo.
  • Para lograr un mayor alcance de manera orgánica, generar interactividad y dar a conocer su marca.
  • Para crear un escenario más personalizado y cercano con el público, así como para diferenciarse de la competencia.
  • Para describir sus productos y servicios, de manera que han encontrado en el vídeo una herramienta de apoyo en sus ventas.
  • Para explicar otros aspectos relacionados con su sector.
  • Para transmitir sentimientos que, de otra forma, sería prácticamente imposible.
  • Para generar una mayor confianza en los clientes.

Podríamos seguir contándote razones por las que las empresas aprovechan cada vez más el marketing audiovisual, pero vamos a hacer una pausa para hablaros de otro aspecto tan relevante como fundamental: el crecimiento de la comunicación visual.

El vídeo: una tendencia al alza

Cierra los ojos por un momento y hazte estas preguntas: ¿cuántas empresas utilizaban herramientas audiovisuales hace cinco años? ¿Cuántas las utilizan en la actualidad? ¿Qué porcentaje de estas se han unido a la tendencia durante 2018?

No busques respuesta, solo piensa en lo que te estamos preguntando. El objetivo no es que respondas, sino reflejar el cambio que se ha producido durante los últimos años. La comunicación visual se ha convertido en una tendencia a la que cada vez se unen más marcas. El fin último de todas ellas es lograr una conexión sin igual con sus clientes. Buscan el dinamismo, la frescura, la originalidad y el impacto, y saben que el vídeo puede ser el instrumento idóneo para conseguirlo.

No es casualidad que más de 100 millones de internautas consuman vídeos cada día. Tampoco lo son las cifras que colocan en un 65% las visitas a la web tras observar algún material audiovisual. Ni que los compartan. No es coincidencia que las empresas hayan comenzado a escribir una historia conjunta entre el contenido y el vídeo. No lo es. Quizás estemos hablando de dos partes destinadas a encontrarse. Dos puntos que venían caminando por separado, pero que ya han encontrado el vértice de unión.

La comunicación creativa es parte de tu estrategia.

Mayor conexión emocional

Esta es solo una pequeña parte del todo, pero quizás la más importante para muchas compañías. Por eso, queremos hablarte de ella. Las empresas han tomado conciencia de que ya no es suficiente con ofrecer productos y servicios de calidad. La oferta es inmensa y el público tiene ante sus ojos un mundo de opciones a elegir. ¿Por qué deberías ser tú su mejor opción y no otro?

En Occam creemos que las emociones forman parte del crecimiento del vídeo. Por eso, en este post hemos mencionado su papel, y, aunque lo trataremos en profundidad más adelante, hoy queremos dar algunas pinceladas. Las historias no pasan de moda, y es que la transmisión sencilla, empática, humana y cercana de los relatos generan una conexión inmediata entre los usuarios y las marcas.

Por eso, no lo dudes, y haz que tus clientes se sientan parte de tu historia.

Occam - contacto