¿De qué sirve tener los mejores productos y/o servicios del mercado si no se los muestras a tu audiencia?

La manera en que las compañías muestran lo que quieren vender es fundamental a la hora de captar la atención de los consumidores. Tus clientes potenciales están ahí fuera esperando ver todo aquello que tienes para mostrarles, así que ¿por qué no aprovechas esta oportunidad para sacar el máximo partido a todo tu potencial?

Ya no basta con presentar un catálogo de productos y servicios. Los consumidores necesitan algo más, y es que la manera en que te diriges a ellos puede cambiarlo todo.

¿Cuál es esa técnica eficaz?

Como no podía ser de otra manera, y teniendo en cuenta los tiempos que corren, esa técnica a la que hacemos referencia en el título de este post es el vídeo marketing. Su carácter real, su cercanía, su confianza, su capacidad de despertar el interés, su sencillez y su humanización hacen que esta sea una herramienta muy efectiva para las marcas.

Y lo mejor de todo es que no requiere grandes inversiones ni desembolsos. Existen agencias y profesionales especializados capaces de ayudarte de manera rápida, económica y sencilla. Comenzar a utilizar esta técnica es más fácil de lo que crees, y más sencillo aún de consumir para los usuarios. Es más, ¿sabías que 9 de cada 10 internautas consumen los vídeos de las marcas que siguen en las redes sociales?

Todas las compañías deberíamos aprovechar este fenómeno, porque no hay manera más efectiva de hacer que el mensaje transmitido sea memorable y claro para los consumidores.

¿Qué opciones tienen las marcas ante el vídeo?

La presentación de sus productos y servicios no es la única razón por la que podrían unirse a la revolución del vídeo. En realidad, muchas marcas también los utilizan para mostrar sus valores, sus instalaciones, a su personal, y, en definitiva, la cultura y la filosofía empresarial. En este caso, nos encontraríamos ante un vídeo corporativo en todos los sentidos. Una tarjeta de presentación, un escaparate en formato audiovisual. Pero no olvidemos la comunicación interna. Departamentos como el de Recursos Humanos pueden aprovecharse también de los vídeos formativos para instruir a los empleados. Marketing puede emplear videotutoriales, para explicar alguna funcionalidad del producto o algún servicio específico. También están los microvídeos para el blog, para tratar un tema de interés o acompañar algún contenido escrito; y los vídeos de eventos, en los que las empresas dan cobertura visual a algún acontecimiento.

Existe una infinidad de opciones en el uso del vídeo por parte de las empresas. ¿Cuál se te ocurre a ti?

Las plataformas más utilizadas para una estrategia de vídeo marketing

Pocos internautas desconocen hoy en día la herramienta de YouTube, pero lo cierto es que no es la única plataforma utilizada. Vimeo Pro, Brightcove, Ooyala o Kaltura también han servido de alternativa para distintas marcas por el carácter profesional y las ventajas que aportan algunas de ellas.

Tras el auge del vídeo, redes sociales como Facebook o Instagram han apostado fuerte por su presencia, lo que ha hecho que los formatos de vídeo evolucionen y se transformen en concordancia con las necesidades de los usuarios.  Ahora, los profesionales del audiovisual ya no tienen la mirada puesta en los ordenadores personales, sino también en las redes sociales y los smartphones.

Sacarle provecho al vídeo marketing es una tarea ardua para quienes no cuentan con el conocimiento necesario, pero si se ponen en manos de agencias especializadas pueden promocionar sus productos y/o servicios. Tienen un potencial increíble, y es una pena que muchas empresas no lo muestren por su desconocimiento o por miedo a salir de su zona de confort.

La atracción social del vídeo marketing es innegable, al igual que sus beneficios sobre la audiencia: la duración de sus efectos, la creatividad del mensaje, su calidad…

Occam - contacto