Skip to content
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing y Ventas

¿Qué son las URLs canónicas?

Índice

Las URLs canónicas son fundamentales para el SEO en caso de tener páginas duplicadas en nuestra web

Una URL canónica es el enlace que Google u otros buscadores consideran predominante entre varias páginas duplicadas. Esto puede ocurrir por dos supuestos:

  1. Si varias URLs dirigen a la misma página. Por ejemplo, si incluye o no el prefijo “www” o si utiliza “HTTP” o “HTTPS”.
  2. Si diferentes entradas incluyen contenido muy similar. En este segundo caso, no se incluyen las páginas con la misma temática, sino aquellas idénticas o casi idénticas. Por ejemplo, si tenemos dos páginas de un mismo producto (como una camiseta) con una mínima variación (como el color o la talla). También ocurre entre las páginas diseñadas para móviles y para ordenadores.

Si no se establece la URL canónica de forma manual, Google selecciona aquella que sus algoritmos consideran más útil y completa entre las páginas duplicadas. De esta forma, el resto pueden recibir un rastreo mucho menor. Para comprobar qué enlace considera Google que es el canónico, el buscador ofrece una herramienta para inspeccionar URLs. Es muy recomendable utilizar este recurso para establecer manualmente la URL canónica, ya que “Google puede elegir otra distinta a la tuya por varios motivos, como su rendimiento o su contenido”, tal y como indica su Centro de la Búsqueda.

¿Por qué son útiles las URLs canónicas?

Aunque Google selecciona automáticamente una URL canónica al encontrar páginas duplicadas, lo cierto es que toman muy en cuenta la preferencia del usuario a la hora de mostrar páginas en sus resultados de búsqueda. Por ello, hay varios motivos por los que deberías establecer un enlace explícitamente como canónico a favor del SEO:

  • Para decidir tu URL preferida a la hora de aparecer en los resultados de los buscadores.
  • Para elegir el texto de la URL. No es lo mismo que tu URL contenga palabras descriptivas del contenido de la página a que muestre letras aleatorias.
  • Para facilitar las métricas de seguimiento. Establecer una URL canónica simplifica la consulta de las métricas unificadas de un contenido en particular para estudiar si se cumplen tus objetivos o no.
  • Para gestionar la sindicalización de contenido. En el caso de querer publicar un mismo contenido en diferentes dominios, es oportuno indicar la URL que prefieras que aparezca en los buscadores.
  • Para optimizar el tiempo del robot de Google. Al elegir manualmente las URLs canónicas de tu sitio web grande, ahorras el trabajo de rastreo de contenido duplicado a Googlebot. De este modo, puede invertir ese tiempo en rastrear páginas nuevas o actualizadas.

 

Recomendaciones de uso

Antes de exponer los diferentes sistemas que existen para indicar la página canónica (de los cuales hablaremos en el siguiente punto), es necesario conocer algunas pautas generales:

  • No recurras a archivos robots.txt.
  • No retires las URLs para seleccionar la página canónica. De lo contrario, esta herramienta elimina todas las variaciones del enlace de la Búsqueda.
  • No se pueden marcar varias URLs como canónicas si dirigen a la misma página, ya sea con la misma técnica o diferentes.
  • No uses directivas noindex para evitar que una página sea predeterminada como canónica por el buscador.
  • Es preferible marcar como canónicas las páginas HTTPS antes que las HTTP, siempre que no haya señales contradictorias.

¿Cómo se establece la URL canónica?

Hay cuatro métodos distintos para llevar a cabo la selección de las URLs canónicas:

  1. Con la etiqueta link rel=“canonical”

Con esta fórmula, es necesario incluir la etiqueta recién mencionada en todas las páginas duplicadas para dirigirlas a la URL canónica. Además, si esta tuviera una página adaptada para móviles, habría que añadirle la etiqueta link rel= “alternate”.

El Centro de Búsqueda de Google tiene publicado un ejemplo práctico con una tienda online de caramelos que puedes consultar antes de utilizar este método.

  1. Con un encabezado HTTP rel=“canonical”

Para utilizar este método, debes tener acceso a la configuración del servidor de tu web. Si es tu caso, puedes establecer la URL canónica de documentos que sean compatibles con la búsqueda con encabezados HTTP (utilizando rel=“canonical”) en vez de etiquetas HTML. Además, no es necesario que sean documentos HTML, pues también funciona con otros archivos (como los PDFs).

  1. Con un sitemap

Aunque Google no garantiza que establezcan como URLs canónicas aquellas seleccionadas en un sitemap, esta fórmula es bastante sencilla (sobre todo para los sitios webs más grandes) para indicar al buscador las páginas más importantes según tu criterio. Si te decantas por esta herramienta, solo tienes que especificar las URLs canónicas, no las duplicadas.

  1. Con redirecciones 301 en URLs retiradas

Si quieres eliminar las páginas duplicadas para mantener únicamente la canónica, puedes recurrir a la redirección 301. Para ello, debes enlazar aquellas URLs que has retirado a la URL canónica. Esta entrada de nuestro blog puede resultarte útil para seguir los pasos necesarios.

Preguntas frecuentes

El tema de las URLs canónicas no es especialmente conocido, aun pudiendo ser de gran utilidad para muchas empresas. Por ello, y para facilitar la comprensión de este concepto que puede ser nuevo para muchas personas, incluimos en la última parte del artículo varias preguntas y respuestas relacionadas con la URL canónica:

  • ¿Esto funciona entre distintos dominios?

No. Con el objetivo de impedir el abuso de una URL canónica, Google reserva su utilidad a páginas dentro del mismo dominio.

  • ¿Y entre subdominios?

Sí, porque están en el mismo dominio.

  • ¿En qué se diferencian la URL canónica y la redirección 301?

Aunque son muy similares, la URL canónica no funciona entre diferentes dominios, mientras la redirección permanente o 301 sí sirve para migrar una URL a otro dominio diferente. Los enlaces canónicos son útiles para mejorar el posicionamiento en los resultados de los buscadores. En cambio, la redirección 301 suele utilizarse cuando una marca cambia de nombre o cuando se elimina una página de la web. Todo esto tiene como objetivo que un enlace antiguo redirija a otro actual para facilitar la navegación a los usuarios y el acceso al sitio web.

  • ¿Puedo utilizar URLs relativas y absolutas?

Sí, se pueden usar ambas. Aun así, Google recomienda utilizar URLs absolutas porque es una herramienta más potente, mientras que las relativas pueden presentar problemas si te equivocas en algún momento.

Nueva llamada a la acción

También te pueden interesar...

Pasos para configurar redirecciones 301 Pasos para configurar redirecciones 301
¿Qué técnicas debo usar para una presentación eficiente de mi empresa? ¿Qué técnicas debo usar para una presentación eficiente de mi empresa?
Por qué utilizar un blog en las estrategias de Inbound Marketing Por qué utilizar un blog en las estrategias de Inbound Marketing