Skip to content
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing y Ventas

¿Qué es el marketing estratégico y para qué sirve?

Desde la llegada del inbound marketing, lo más importante es centrar tu estrategia en el cliente, que es el que verdaderamente va a aportar un beneficio a tu negocio, por eso es necesario seguir reinventándose y creando nuevas estrategias que se enfoquen en el cliente y en satisfacer sus necesidades. En este post vamos a explicar qué es el marketing estratégico y para qué nos va a servir dentro de nuestra estrategia.

¿En qué consiste el marketing estratégico?

El marketing estratégico es aquel enfocado al medio y largo plazo, este emplea una serie de técnicas con las que analiza el mercado para detectar en él oportunidades que hagan crecer a la empresa y destacar ante sus consumidores, esto lo consiguen detectando las necesidades de los usuarios y las oportunidades que tiene nuestra empresa para satisfacerlas. La idea del marketing estratégico se basa en encontrar las necesidades de los consumidores para crear productos o servicios que sean realmente lo que estos buscan o necesitan. 

Marketing operativo

Tenemos otro tipo de marketing que está en contraposición con el marketing estratégico, este es el marketing operativo, el cual, a diferencia del estratégico, se basa en el corto plazo y quiere llevar a la acción estrategias que ya hemos definido previamente. Dentro de este no estaría el análisis de mercado, sino la elaboración de presupuestos o la creación de diferentes acciones de marketing que podemos llevar a cabo para mejorar nuestra estrategia. 

¿Cómo elaborar un plan de marketing estratégico?

Ahora que ya sabemos qué es el marketing estratégico y en qué se diferencia del marketing operativo, vamos a pasar a tratar paso a paso cómo podemos crear un buen plan y ponerlo en marcha:

  1. Estudia el mercado
    Lanzar tus productos o servicios al mercado sin antes analizar cómo está es una verdadera locura, debes ver cuál es el panorama que existe en ese momento. Desde un análisis genérico de cómo está generalmente la economía a un estudio de cómo está la economía en tu sector específicamente. Tienes que buscar qué productos similares al tuyo existen y quién los produce, el éxito que están teniendo y si te conviene crearlos también. Y no solo es importante buscar los productos que ya existen, es también muy beneficioso para nuestra estrategia analizar qué productos no existen, y con ellos tendremos toda la información de esas necesidades no cubiertas que tienen nuestros clientes. 

  2. Segmenta tu público

    En este punto nos tenemos que poner a definir quién es nuestro buyer persona, es muy importante saber a quién nos estamos dirigiendo, cuáles son sus necesidades, sus deseos, y sus problemas. En resumen, sus pain points, junto a esto tenemos también todos sus datos, cómo se comporta, las características psicodemográficas, etc, y con toda esta información ya podemos segmentar a nuestro público, ¿para qué? Para tener más claras sus necesidades y poder dirigir nuestro contenido a distintos sectores, haciendo así un contenido mucho más específico y dirigido a un sector concreto. Segmentar las campañas nos ayudará a llegar de una forma mucho más personalizada y directa a nuestros clientes potenciales. 

  3. Estudia la competencia
    La competencia siempre es un factor más a analizar en el estudio de mercado, incluso uno de los puntos más importantes ya que dependiendo de lo fuerte que sea nuestra competencia tendremos más o menos éxito. Profundizar en este aspecto del análisis puede traernos información de valor que utilizar en nuestra estrategia. Necesitamos saber todo sobre nuestra competencia directa, desde sus precios y productos hasta el posicionamiento que tienen en los diferentes motores de búsqueda. Gracias a estos podemos optimizar nuestra estrategia consiguiendo distinguirnos de ellos y mejorar la oferta que tienen en el mercado. 

  4. Define tu estrategia
    Existen muchas estrategias que podemos elegir una vez ya tenemos todos los puntos anteriores claros. Con toda esta información en nuestras manos tenemos que poder escoger la mejor estrategia para que cumpla todos nuestros objetivos. 

Ejemplos de estrategias

Si aún con toda la información en tus manos no tienes aún claro qué estrategia elegir, te traemos una serie de ejemplos para que no tengas ninguna duda. 

  • Estrategia de posicionamiento: Dentro de esta estrategia lo que vamos a hacer es analizar cuál es el posicionamiento que más nos conviene dependiendo de nuestro sector o nuestras condiciones analizadas anteriormente. Y cómo poder conseguirlo. No solo estamos hablando del posicionamiento dentro de los distintos motores de búsqueda, también consiste en posicionarnos en la mente del propio consumidor. Si los consumidores tienen una buena imagen mental de nuestra marca, tendremos gran parte del camino hecho.

  • Estrategia de fidelización: Esta estrategia se consolida más a largo plazo, busca que los clientes que ya han comprado algún producto o servicio se conviertan en clientes habituales, esto es algo muy beneficioso, sobre todo porque en una estrategia de marketing, es mucho más barato fidelizar clientes existentes que conseguir clientes nuevos. Esto nos ayuda a crear relaciones con los clientes que sean más duraderas y rentables. 

  • Estrategia de crecimiento: Esta estrategia se basa en buscar maneras mediante las cuales se pueda expandir la empresa, también podemos decir que es una empresa dedicada al largo plazo, esto puede hacerse abriéndose a otros públicos, o incluso internacionalizando la marca. 

  • Estrategia de productos: En esta estrategia lo que se busca es definir los productos más adecuados y lanzarlos al mercado con las mejores características y rentabilidad posible. 

  • Estrategia de segmentación: Esta estrategia se basa en dividir al mercado en distintos grupos que tienen necesidades similares y poder ofrecerles una solución sencilla adaptada a cada uno de ellos. A lo que nos ayuda esta estrategia es a descubrir nuevos mercados y poder adaptar nuestra oferta a nuestro buyer persona. 

  • Estrategia funcional: Esta estrategia nos ayudará a tomar decisiones relacionadas con las 4P del marketing mix: Producto, precio, comunicación y distribución. Hay que trabajarlas de forma coherente. Con esta estrategia debemos traducir estas 4 P 's en acciones concretas que sean coherentes las unas con las otras. 

En conclusión, el marketing estratégico, contrario al marketing técnico, consiste en realizar un estudio de mercado que ayude a averiguar cuáles son las necesidades de nuestro público objetivo. ¿Aún no tienes un plan de marketing estratégico? Elige la mejor de las estrategias y sigue paso a paso cómo crear el plan. ¡No esperes más!

                Contacta con nosotros

También te pueden interesar...

¿Qué es la imagen corporativa?
¿Qué es el marketing externo y qué beneficios tiene?
¿Qué es el 11.11 y por qué comprar?