Skip to content
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing y Ventas

¿Qué páginas debo indexar en Google?

Si tienes una página web, es muy importante que tengas tus páginas indexadas en Google. Sencillamente porque si tu página web no está indexada en Google, eres invisible para todos. No aparecerás en los motores de búsqueda, y por lo tanto no adquirirás tráfico orgánico en tu página web.

¿Qué es indexar una web en Google?

Indexar es registrar páginas o URLs en los buscadores de Google. De esta manera, las páginas aparecerán entre los primeros resultados de los motores de búsqueda de Google.

Si nos paramos a pensar qué páginas o URLs debemos indexar en Google, la respuesta es muy sencilla, y es que no tenemos que pensarlo. Es el propio Google, cuando indexamos nuestra página web, el que se encarga de rastrear qué páginas o URLs de nuestra web van a quedar indexadas.

Para entender esto, vamos a responder a una serie de cuestiones acerca del proceso de indexación a Google.

¿Qué URLs debo indexar en Google?

Hay que ser bastante selectivos en cuanto a las páginas que queremos indexar en Google. Somo nosotros los que le decimos a Google qué páginas debe indexar y cuáles no. Esto es importante porque al buscador no le gustará que ofrezcamos páginas que dan una mala respuesta respecto al tráfico de los usuarios. Esto puede jugar una mala partida respecto al posicionamiento de nuestro sitio.

Principalmente, las páginas que deben quedar indexadas deben de responder a necesidades o cuestiones que pueden surgir en el usuario. Google funciona de una manera clara; los usuarios usan los buscadores para encontrar información, curiosidades, resolver dudas, comprar productos o contratar un servicio. Con esto debemos comprender que las páginas que indexemos a Google deben contener información oportuna y relevante, así como nuestros diferentes productos y servicios.

Si el contenido de la página no responde a una demanda del usuario, la página no debería quedar indexada.

Por ejemplo, si dispones de una tienda de maquillaje online, deben quedar indexadas en Google la página principal de nuestro sitio web, nuestras diferentes secciones, nuestro blog o alguna entrada en específico del blog.

Es importante que también mencionemos las páginas web que no queremos que queden indexadas en Google. Es cierto que cada página web presenta una estructura diferente y ofrece productos y servicios de manera diferente. Por eso la tarea de decidir qué debe quedar indexado y qué no, no es tan sencillo. Debemos atender a casos concretos para definir qué debes indexar o no.

Páginas que en principio no se deberían indexar en Google:

  • Páginas de contacto (salvo que seas una marca importante o un personaje famoso)
  • Políticas de privacidad y cookies
  • Páginas de autor sin sentido para el usuario
  • Avisos legales
  • Contenido duplicado
  • Etiquetas
  • Páginas de navegación

¿Google siempre sigue nuestras indicaciones?

Como ya comentábamos anteriormente, es Google el que se encarga de rastrear qué va a quedar indexado en sus motores de búsqueda. Por lo tanto, nosotros podemos decirle a Google las páginas que queremos indexar, pero puede que al final no nos haga caso y publique lo que él decida.

No hay una garantía al 100% que nos asegure que lo que queremos que se quede indexar en los motores de búsqueda de Google vaya a quedar así. Sin embargo, cabe mencionar que normalmente Google sí hace caso y deja indexado lo que le pedimos.

¿Cómo indexar una página en Google?

Previamente habíamos mencionado que Google es el que se encarga de rastrear o indexar las páginas que queremos introducir en los motores de búsqueda. Por lo tanto, no debemos hacer nada más que realizar correctamente el proceso de indexación.

Sin embargo, para dejar claro las páginas que no queremos que queden indexadas sí que debemos recurrir a algunos truquillos.

Si nuestra página web está integrada en un CMS (Content Management System) como WordPress, debes asegurar que en el apartado de `Ajustes´ > `Lectura´, esté marcada la casilla de `Disuadir a los motores de búsqueda de indexar este sitio´. Si quieres que el contenido quede indexado, deberás desmarcar esta casilla.

Para completar el proceso de no indexar una URL, debemos incluir una meta etiqueta robots:

<meta name = “robots” content = “noindex”>

Al introducir esta etiqueta, evitamos que se indexe un contenido que no queremos que aparezca en los motores de búsqueda de Google.

Sitemaps para indexar tus páginas

Las páginas que queremos que queden indexadas, pero que se le resisten a Google, podemos indexarlas utilizando Sitemaps. No es necesario en sitios pequeños, y tampoco obligatorio, pero puede ayudar a indexar esas páginas que Google no quiere que aparezcan en los buscadores.

Un sitemap es el elemento perfecto cuando quieres integrar todo tu sitio web en Google, suponiendo que su enlazado interno sea deficiente o que su estructura impida que Google pueda rastrearlo y encontrar las páginas que se deberán indexar.

Además, el sitemap permite realizar otras funciones más avanzadas, como indicar a Google la frecuencia con la que se cambian o añaden nuevos contenidos, y de esta manera se pueda actualizar el índice correctamente.

La forma más clara y sencilla de crear un Sitemap es utilizar un plugin diseñado específicamente para ello.

Decidir qué páginas de nuestro sitio web van a quedar indexadas en Google es una tarea que recae en manos del propio buscador. Aunque nosotros debemos establecer cuáles son las páginas que deseamos indexar y cuáles no, es Google quien, eventualmente, tiene el poder de decisión. Rastrear o indexar tu página web en Google es un método imprescindible para aparecer en los motores de búsqueda y así aumentar el tráfico de tu página web. En otros artículos hemos dejado claro algunos tips para una indexación eficaz en Google. ¡Esperamos que hayáis disfrutado de este artículo!

Contacta con nosotros

También te pueden interesar...

¿Cómo mejorar la velocidad de carga de mi web?
¿Qué es el Pagerank y cómo aumentarlo?
¿Qué es la tasa de rebote y cómo mejorarla?