Skip to content
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing y Ventas

¿Qué es un Stakeholder?

Los stakeholders son una figura fundamental en la estructura de cualquier empresa, ya que condicionan y marcan el rumbo de sus acciones. De hecho, tienen un gran poder sobre la misma y no reparar en ellos puede perjudicar gravemente a la empresa. Sin embargo, pocas personas conocen este nombre técnico y esto provoca que no se les otorgue la importancia que verdaderamente tienen. 

¿Qué es un Stakeholder?

La palabra Stakeholder proviene del inglés. Es la unión del término “stake” (interés) y el verbo “to hold” (agarrar, sostener). Es decir, un Stakeholder es alguien que sostiene un interés, pero, ¿en qué están interesados? En nuestra empresa. Con los años, se ha especulado también que la palabra stake pudiera ser la unión de otros dos términos ingleses que también guardan relación con este grupo: “stock” (acciones) y “share” (compartir). 

El grupo de los Stakeholders está formado por todas aquellas personas, instituciones o grupos que tienen un interés en nuestro negocio en tanto que nuestras acciones les afectan de una manera u otra. Son un ejemplo de cómo interactúa una empresa con el ambiente en el que se encuadra y de la interdependencia de un negocio con cualquier elemento externo (e interno). 

Concretamente “un stakeholder es cualquier grupo o individuo que puede afectar o que es afectado por los objetivos de una compañía”. Es un término popularizado en 1984 por el filósofo Edward Fremman, pero acuñado por Eric Rhenman, Robert Stweart e Igor Ansoff en 1963. Aunque se utiliza mayoritariamente en economía, también se estudia desde una perspectiva sociológica, política y filosófica, entre otros. 

¿Quiénes son los Stakeholders? 

Si se atiende a la globalización y la interdependencia de la empresa y su ambiente, podríamos decir que las acciones y decisiones de una organización afectan a cada una de las personas de un ambiente, de una sociedad o de un mercado. Por ello, hay que acotar relativamente el término. Los principales stakeholders son: 

  • Clientes: Suele ser el primer grupo que acontece a la mente cuando pensamos en quién está interesado en las decisiones de una empresa. Se ven afectados directamente por la calidad del producto,  por el modelo de distribución, etc. Los clientes son un destinatario importante de las acciones de un negocio, pues serán quiénes otorguen los ingresos que se transformarán en beneficios, aunque el concepto de Stakeholder va más allá. 
  • Competencia: A las otras empresas con un nicho de mercado similar al nuestro les afectan nuestras acciones, aunque de manera indirecta. Movimientos grandes o modificaciones importantes en la estructura empresarial puede generar, en un corto o largo plazo, un cambio en la suya. Por ejemplo, un cambio en el precio de venta, les afecta a ellos casi tanto como a los clientes. 
  • Proveedores: Son, aunque no lo parezca, unos de los más importantes. De ellos depende el rumbo de nuestra empresa en tanto que ellos otorgan la materia prima (ya sea de un producto o de un servicio) que después se lanzará al mercado. Es fundamental ofrecer a los proveedores un mensaje de rentabilidad para que apuesten por nosotros y sus acciones afectan internamente casi más que en el modo contrario. 
  • Inversores: En función de cómo esté estructurada la financiación de una empresa, los inversores, accionistas y bancos pueden ser determinantes a la hora de tomar cualquier decisión. De hecho, es muy probable que sea al primer grupo al que debamos referirnos para consultar, pues existe una dependencia directa con ellos. Una pérdida de beneficios afecta a este grupo en proporciones mayores de lo que puede afectar a un empleado. 
  • Instituciones: Son otro ejemplo de stakeholder del que depende la empresa casi más que el stakeholder de ella. Instituciones públicas como los ayuntamientos son encargados de otorgar subsidios, permisos y otros documentos organizativos fundamentales para el desarrollo de una organización. Sin embargo, este grupo también se ve muy afectado por las decisiones que tome una empresa, por ejemplo, en cuanto a los niveles de contaminación que emita una fábrica o cómo recicle sus residuos.   
  • Trabajadores: Cuidar este grupo también es determinante para el rumbo de una empresa pues son la primera cara que verán de nosotros otros stakeholders como el mercado o los clientes. Generar una sensación de fidelidad con ellos es una inversión a largo plazo. Tienen grandes intereses en cómo las acciones y decisiones internas les puedan afectar, si bien no han arriesgado tanto, ni dependen tanto de ellas, como lo pueden hacer los inversores.
  • Mercado: Es portador de interés en tanto que una empresa es uno de los organismos que lo conforman y, aunque suele ocurrir a largo plazo, acciones de grandes dimensiones pueden terminar por cambiar el propio mercado.
  • Medios de comunicación: Usualmente olvidado como stakeholder. Son un grupo de gran interés sobre todo para la empresa, pues exportan una imagen de ella, una opinión, y son escuchados y leídos por millones de personas que pertenecen, a la vez, a uno o varios de los anteriores stakeholders. 

A modo organizativo, los stakeholders pueden agruparse de diferentes maneras atendiendo a algunos criterios. Por ejemplo,  existe la distinción entre externos e internos, primarios y secundarios. 

Un stakeholder interno es aquel que forma parte de la empresa, por ejemplo inversores o trabajadores. Mientras que uno externo es, por lo tanto, aquel individuo a quien las decisiones de una empresa le afectan pero que no forma parte del grupo ni del organigrama. Hablamos en este caso de clientes, de mercado, etc. 

Atendiendo, desde otra perspectiva,  un stakeholder primario es aquel que tiene un vínculo directo con la empresa, aunque no forme parte de ella. Suelen ser los primeros en ser afectados por las acciones de la misma: accionistas, trabajadores, clientes. Y, de la msima manera, pertenecen al grupo de los secundarios aquellos que se ven afectado de una manera más colateral, como pudiera ser el caso de la competencia o de los proveedores. 

Es fácil llegar a la conclusión de que no todas las empresas tienen los mismos stakeholders. Por ejemplo, un productor de patatas no tiene proveedores pero sí debe rendir cuentas al gobierno y, además, puede que tenga inversores interesados en sus campos. 

¿Por qué son importantes?

Antes de tomar cualquier decisión debemos pensar en cómo afectará a cada uno de los stakeholders. No todos reciben el mismo impacto ante la toma de una decisión, y esto, sin quererlo, crea una jerarquía a la que se debe prestar atención. 

Ser conscientes de quiénes son los principales stakeholders es una gran estrategia que tiene importantes beneficios. Por ejemplo, situar cómo afectará un cambio de dirección a la plantilla y a los clientes puede inclinar la balanza hacia un lado u otro a la hora de tomar una decisión. En función de la estructura organizativa y la financiación de nuestra empresa, puede ser que necesitemos previa aprobación de algunos de ellos (inversores e instituciones) y que, por lo tanto, debamos recurrir a ellos y pensar en estos grupos como primer paso. 

Se deduce, por ende, que no existe una fórmula concreta para dirigirse a cada uno de ellos, sino que debe darse con la estrategia más adecuada para cada uno, y para cada momento. Además, observando quiénes conforman los stakeholders internos y externos se aprecia que la interacción con ellos es una acción transversal al esqueleto empresarial. La interacción con el stakeholder de los medios depende del departamento de comunicación; con los clientes del de marketing, y con los trabajadores de recursos humanos. 

Contacta con nosotros

 

También te pueden interesar...

Incorpora YouTube en la estrategia de vídeo marketing Incorpora YouTube en la estrategia de vídeo marketing
¿Por qué tener un vídeo corporativo? ¿Por qué tener un vídeo corporativo?
Desarrollo de plataformas de inversión descentralizadas Desarrollo de plataformas de inversión descentralizadas