Skip to content
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing y Ventas

¿Qué es un funnel de ventas en marketing digital?

¿Has oído hablar del término “funnel de ventas”? En marketing, se trata de la metodología que se usa para planificar cuáles son los pasos que da un usuario antes de cumplir sus objetivos.

En este post te contamos qué es un funnel de ventas, cuáles son las ventajas de su implantación y cómo incorporarlo en tu estrategia de marketing para impulsar a tu negocio. ¡No te lo pierdas!

Funnel de ventas, ¿qué es?

El funnel de ventas (o embudo de ventas) es la manera en que una empresa o negocio establece métodos para contactar con los diferentes usuarios para lograr cumplir con un objetivo final. Este objetivo puede ser rellenar un formulario, conseguir una venta o cliente etc.

Los funnels son una herramienta utilizada por muchos profesionales, que es aplicable para cualquier tipo de negocio. Sirven para atraer nuevo tráfico, captar leads y vender bienes o servicios a clientes antiguos y nuevos. 

Según Vilma Núñez, se trata de la metodología que usan las marcas para definir y planificar qué pasos tiene que dar el usuario para cumplir uno o más objetivos. Existen varias razones por las que usar funnels, aunque lo más importante para ella es entender que funnel es “sinónimo de planificación y de conversiones”. Alguna de las razones que da son las siguientes:

> Utilizando funnels reduces la cantidad de pasos a realizar por el usuario antes de convertirse en un lead o cliente. 

> Su uso te ayudará a convertir tu sitio web en una “máquina de conversiones”, ya que optimizas sus servicios y generas funnels de captación y ventas online.

> Te permite reducir las comunicaciones a aquellos usuarios que sí estén interesados en el bien o servicio que les ofreces. Además, a estos puedes dotarles de descuentos y ofertas exclusivas.

> Será más sencillo conocer a tus clientes y sus necesidades y aumentar la personalización. 

¿Cómo funciona? Como su propio nombre indica, funciona como un embudo que cuenta con dos agujeros, uno muy grande y otro muy pequeño. Como sabemos, el agujero grande se usa para depositar el material que queremos utilizar, que al salir por el orificio pequeño estará filtrado y será justamente la cantidad que necesitemos. 

En marketing el funcionamiento es el mismo. Contamos con una cantidad muy grande de información acerca de diferentes usuarios captados a través de medios diferentes y necesitamos que esa información sea mucho más específica. Pero, ¿cómo conseguimos esto? Tal y como explica Rockcontent, a medida que las personas van conociendo nuestra marca, nosotros también recopilamos información acerca de ellos. Poco a poco, iremos calificando a los distintos usuarios, evaluando de manera correcta para saber si hay posibilidades reales de que se conviertan en nuestros clientes. 

Según Hubspot, para hacer un embudo de ventas necesitamos: 

> Definir el problema a resolver

> Crear una oferta para generar leads

> Confirmar que los leads tengan interés en el bien o servicio que se les ofrece

> Nutrir a los leads ofreciendo demostraciones o pruebas

> Cerrar el trato con los leads y realizar un seguimiento de los resultados y los datos de ventas

Por lo tanto, para poner en marcha un embudo de ventas se siguen las siguientes fases:

  1. Contacto con los usuarios: identificar y atraer nuevos usuarios.

  2. Generación de leads: recabamos información para poder clasificarlos.

  3. Aprovechar una oportunidad: ofrecer nuestras ofertas cuando los usuarios manifiesten interés.

  4. Determinamos el tipo de producto que el cliente potencial está dispuesto a adquirir: podemos utilizar encuestas, llamadas telefónicas etc.

  5. Cerramos la venta convirtiendo al usuario inicial en un cliente.

Tipos de embudos de ventas

A continuación te mostramos algunos de los distintos tipos de embudos de ventas que existen según la clasificación realizada por Vilma Nuñez

  • Embudos de captación de leads

En este caso la utilización de un embudo sirve para captar leads, es decir, para convertir a cualquier usuario o visitante de la página en un cliente potencial. Para ello, los usuarios deben rellenar un formulario en el que nos dejen sus datos. Para conseguirlo, lo mejor es ofrecerles algo a cambio, por ejemplo: "suscríbete para descargar gratis este informe", o "para acceder a este curso gratuito". 

Los usuarios entrarán al funnel al dejar sus datos en la landing page de captación, después se les dirige a una landing page de agradecimiento y a continuación se les hará llegar un email de descarga con la información que les prometimos

  • Funnels de cultivo de Leads

Este tipo de funnel se usa para mejorar la relación con tus clientes potenciales antes de venderles un producto. Así generamos el interés que necesitamos en algunos de ellos y nos centraremos solo en estos últimos. ¿Para qué invertir esfuerzos en todos los usuarios pudiéndose centrar únicamente en aquellos con posibilidades de cerrar una venta?

Se trata de etiquetar a aquellos usuarios que, por ejemplo, muestran interés en el contenido gratuito que se ofrece en la web a cambio de rellenar un formulario. 

  • Funnel de venta online

Este tipo de funnel debe comenzar con los usuarios que hayan demostrado tener interés durante la etapa de cultivo de leads. 

Los funnels de ventas online deben arrancar con los usuarios que han mostrado interés durante campañas de cultivo de leads. Tal y como explica Vilma Nuñez, se trata de ofrecer ofertas interesantes a aquellos usuarios de una determinada etiqueta. Si tienen interés, acudirán a la página de venta y efectuarán la compra. “Lo interesante de este funnel es que hacemos remarketing automático a los usuarios que han mostrado interés y que no han comprado”.

Una correcta utilización del túnel de ventas puede ayudarte a conseguir más clientes. ¡Te animamos a intentarlo!

Contacta con nosotros

También te pueden interesar...

Así mejora el vídeo el SEO de tu empresa
¿En qué consiste el diseño web centrado en el usuario?
¿Qué es producción audiovisual? Descubre los vídeos corporativos