Skip to content
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing y Ventas

Política de vacaciones en una empresa: todo lo que debes saber

Índice

Las vacaciones son una parte fundamental del funcionamiento de una empresa. Son un gran incentivo para los empleados, que por supuesto quieren disfrutar de ellas para recargar pilas. Pero en ocasiones no quedan claros algunos aspectos sobre todo lo que rodea a las vacaciones. 

Es muy importante para una empresa establecer una política de vacaciones adecuada para obtener el mejor rendimiento posible de sus empleados. Continúa leyendo para conocer todo lo que debes saber sobre la política de vacaciones.

 

 

¿Qué es la política de vacaciones?

Antes de entrar en detalles, es esencial conocer qué es una política de vacaciones. 

La política de vacaciones es un conjunto de reglas que establece una empresa para gestionar las solicitudes de tiempo libre de sus empleados. 

Es esencial para una empresa, ya que facilita la administración y coordinación del tiempo en el que los empleados podrán desconectarse de sus tareas habituales y recargar sus energías. Por lo tanto, es un aspecto fundamental en el área de Recursos Humanos ya que implica velar por el capital humano de la organización.

Se encarga de gestiones como la elección de vacaciones, la acumulación de días y el proceso de solicitud con el objetivo de equilibrar las necesidades de descanso de los empleados con los objetivos de la empresa. 

Además, contribuye a la eficiencia al garantizar que las ausencias no afecten negativamente a la productividad. Por lo tanto, las políticas de vacaciones son una parte esencial de la gestión organizacional de una empresa.

 

Normativa sobre vacaciones en empresas

Cada empresa tiene una política de vacaciones propia, pero siempre sujeta a la regulación nacional del derecho al disfrute de las vacaciones. Dicha regulación la encontramos en el Real Decreto Ley 2/2015 del Estatuto de los Trabajadores. 

Concretamente, en su artículo 38, que establece que las vacaciones son un derecho fundamental de todo trabajador. Por lo tanto, debe reflejarse en todo contrato laboral. 

  • Días de vacaciones según la ley

El tiempo de vacaciones mínimas que puede disfrutar un trabajador se estipula según el tiempo efectivo de trabajo, a razón de 2,5 días naturales de vacaciones por mes trabajado. 

En otras palabras, la ley fija que el periodo mínimo de vacaciones en una empresa es de 30 días naturales (23 días laborables) por año trabajado. Los trabajadores tienen derecho a pedir sus vacaciones en dos periodos de al menos dos semanas consecutivas. 

Hay que tener en cuenta que el Convenio Colectivo o el contrato pueden ampliar este periodo, pero la empresa nunca puede reducirlo. Además, los 30 días mínimos se deben disfrutar durante el año en curso, aunque existen algunas excepciones por las que podrían acumularse para el próximo año.

  • Retribución de las vacaciones

La política de retribución de las vacaciones en una empresa es muy clara. El Estatuto de los Trabajadores regula que cada trabajador debe cobrar lo mismo durante las vacaciones que durante los periodos laborales. 

Por lo tanto, la empresa debe abonar, además del salario habitual, los pluses, comisiones o bonos que el empleado venía recibiendo. Eso sí, se exceptúan pagos específicos como los gastos de transporte o alimentación.

Igualmente, si se termina la relación laboral entre empresa y empleado sin que este haya aprovechado sus vacaciones, la compañía está obligada a abonar una compensación económica. En definitiva, durante sus vacaciones, los empleados seguirán recibiendo su compensación de la misma manera que cuando están trabajando.

  • Coincidencia con un periodo de baja

La ley establece que, en caso de que las vacaciones coincidan con un periodo de incapacidad laboral, se suspenden hasta el fin de la baja. El trabajador tendrá el derecho de disfrutar las vacaciones después del periodo de baja, aunque en algunos casos se podría pactar con la empresa un nuevo periodo para el descanso.

El fundamento sobre el que se basa esta normativa es que un período de enfermedad no coincide con un período de descanso, por lo tanto, no se logra el propósito de las vacaciones cuando un empleado está en proceso de incapacidad.

  • ¿Cómo fijar las vacaciones en una empresa?

Conforme al artículo 38.2, las vacaciones se fijarán de mutuo acuerdo entre empleador y trabajador. En caso de que esto no sea factible, el ámbito jurídico laboral determinará la fecha de las vacaciones. Esta determinación será definitiva.

Además, cada empleado deberá ser informado con un mínimo de dos meses de anticipación acerca de sus vacaciones.

 

4 beneficios de establecer una política de vacaciones

Es de vital importancia para una empresa saber gestionar las vacaciones de sus empleados. Si se quiere asegurar un funcionamiento fluido en cualquier momento, es clave implementar un gestor de recursos humanos que incluya un administrador de días libres.

La importancia de establecer una política adecuada se debe a los múltiples beneficios que ofrece.

1. Bienestar de los trabajadores

Quizás el mayor beneficio de una buena política de vacaciones en una empresa es que repercute directamente en el rendimiento de los empleados. Los días libres son en muchas ocasiones una motivación para los trabajadores, que aumentan considerablemente su rendimiento ante una gestión accesible y comprensible.

Una política de vacaciones proporciona a los empleados un valioso tiempo para desconectar y cuidar su salud física y mental. Cuando regresan al trabajo después de un período de descanso, están más preparados para enfrentar nuevos desafíos en el trabajo. 

2. Simplicidad en la gestión

Implementar en el funcionamiento de una empresa un gestor como puede ser Dayfice, ayuda a mejorar la gestión de las vacaciones de sus empleados. Gracias al uso de sistemas de gestión, el calendario de trabajo se refleja de forma clara y organizada. 

Además, se ahorra tiempo y recursos al permitir realizar tareas como la solicitud o la concesión de vacaciones de forma automática. 

3. Planificación de la empresa

Una política de vacaciones bien establecida impulsa la planificación y la organización tanto para los empleados como para la empresa. Cuando los trabajadores conocen con anticipación cuándo pueden tomar sus vacaciones, la empresa tiene la oportunidad de planificar sus ausencias de manera eficiente. 

Por otro lado, la empresa puede gestionar mejor los períodos de mayor demanda. Esto facilita la asignación de recursos y evita conflictos en los que múltiples empleados solicitan vacaciones al mismo tiempo. En definitiva, una política de vacaciones estructurada contribuye a un ambiente de trabajo más organizado y eficiente

4. Compatibilidad con el teletrabajo

El auge del teletrabajo ha transformado la dinámica laboral. Lo que comenzó como una respuesta a circunstancias excepcionales se ha convertido en un modelo de trabajo cada vez más consolidado. En este contexto, es crucial que las empresas adopten una política de vacaciones que sea compatible con el teletrabajo.

Además, promueve un equilibrio saludable entre el trabajo y la vida personal, lo que a su vez aumenta la satisfacción de los empleados y su productividad. En resumen, la compatibilidad con el teletrabajo en una política de vacaciones es esencial en la actualidad, ya que asegura un ambiente de trabajo más efectivo.

 

Tipos de políticas de vacaciones

Existen múltiples tipos de políticas de vacaciones en empresas, pero sobre todas ellas destacan tres modelos. El tipo de política a implementar dependerá de las necesidades, situación y objetivos de cada empresa.

1. Política tradicional, en la que los empleados disponen de un número fijo de días disponibles al año. Este número suele aumentar dependiendo de la antigüedad en la empresa, y los días deben solicitarse con anticipación suficiente.

2. Política flexible. En este modelo, los trabajadores tienen cierta autonomía para decidir cuándo tomar sus vacaciones siempre y cuando cumplan con las responsabilidades que demande la coordinación de la organización.

3. Política libre, en la que el equipo tiene libertad para tomar los días que deseen. Esta política se basa en la confianza entre empleado y empresa para gestionar su tiempo libre mientras cumple con sus objetivos laborales.



En resumen, la normativa en cuanto a la política de vacaciones en una empresa está muy marcada por el Estatuto de los Trabajadores, pero resulta beneficiosa para la empresa. Esta política establece reglas claras para la solicitud y gestión de tiempo libre, cumpliendo con la regulación laboral nacional, y resulta esencial para garantizar un equilibrio entre las necesidades de los empleados y de la organización.

Si todavía no tienes claro cómo implementar una política de vacaciones en tu empresa, puedes contactar con los expertos de Occam Agencia Digital, quienes resolverán todas tus dudas. 

Dayfice Software recursos humanos

También te pueden interesar...

¿En qué consiste el canal denuncias para una empresa? ¿En qué consiste el canal denuncias para una empresa?
Automatiza los procesos de tu negocio con un ERP de Recursos Humanos Automatiza los procesos de tu negocio con un ERP de Recursos Humanos
6 claves para la gestión de nóminas con un ERP de recursos humanos 6 claves para la gestión de nóminas con un ERP de recursos humanos