Skip to content
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing y Ventas

¿Para qué sirve un plan de marketing?

¿Para qué sirve un plan de marketing?, ¿para qué sirve un plan? Si buscas conseguir resultados, necesitas un plan para lo que te propongas conseguir en esta vida. Si eres deportista necesitas “un plan de entrenamientos”, si quieres mejorar tu salud necesitas “un plan nutricional” y si eres un prisionero que por casualidad cayó en este blog, te contamos que también necesitas “un plan de fuga”. Y como era de esperarse, el mundo del marketing no es ajeno a esto. Si buscas satisfacer las necesidades del consumidor ya seas una gran, mediana o pequeña empresa, necesitan un “plan de marketing”. Así es, no importa el tamaño de tu organización o si eres una sola persona, el objetivo siempre será cumplir con las expectativas del consumidor. 

 

¿Para qué sirve un plan de marketing?

 

En el mundo del marketing, la organización es fundamental. Entonces, ¿para qué sirve un plan de marketing? Para fijar los objetivos, establecer un calendario, determinar cuánto tiempo tomarán determinadas acciones para alcanzar determinados objetivos, etc. Dentro de este plan, todo debe estar especificado al milímetro, por ejemplo, las acciones operativas previstas deben establecerse para un periodo determinado que podría ser de un año.  Asimismo, dentro del plan se detallan los medios que se utilizarán, las cifras de negocio que se alcanzarán y los plazos correspondientes. 

Si aún te sigues preguntando para qué sirve un plan de marketing, te contamos que, al ser un análisis estratégico de la empresa, permite programar las distintas acciones y objetivos, determinar la meta, la combinación de productos y el presupuesto. No solo sirve para el lanzamiento de productos, sino también para el seguimiento de los objetivos después del lanzamiento. Tiempo, presupuesto y esfuerzo son los tres recursos esenciales que el plan de marketing ayudará a optimizar dentro de una organización.

 

¿Cuáles son las características esenciales de un plan de marketing?

Luis Ángel Sanz de la Tajada, doctor en Ciencias Económicas y Empresariales, define el plan de marketing como un documento en el que se definen los objetivos a conseguir en un periodo de tiempo determinado. Asimismo, es un documento donde se detallan los programas y medios de acción que son precisos para alcanzar los objetivos enunciados en el plazo previsto. Luego de esta definición, veamos algunos rasgos característicos del plan de marketing:

  • Es flexible y de rápida implementación. Permite hacer un testing de mercado de forma muy rápida.
  • Aporta gran información sobre la competencia.
  • Posee un contenido estructurado y enfocado sistemáticamente.
  • Contiene los programas y medios de acción para alcanzar los objetivos establecidos.
  • Define los campos de responsabilidad y establece los procedimientos de control.
  • Es analítico, ya que permite a las empresas saber almacenar, interpretar y clasificar datos para tomar decisiones más inteligentes.

 

3 fases para elaborar un plan de marketing 

Antes de ver para qué sirve un plan de marketing, es importante que entiendas su estructura. Un plan de marketing se divide en 3 fases y cada fase en etapas. Cada una tiene una misión y todas son importantes, así que presta mucha atención a la siguiente información:

 

  • Análisis y diagnóstico de la situación: ¿Dónde estamos?

Esta primera fase se divide en dos etapas. La etapa de análisis y la de diagnóstico de la situación. En la primera etapa se realiza un análisis de la situación tanto interna como externa de la organización. Para ello, es necesario analizar el entorno para conocer cuál es la situación y las perspectivas sobre el sector económico en el que se va a trabajar. Luego de ello, se realiza un análisis del consumidor a fin segmentar al público objetivo. Finalmente, se realiza un análisis de la competencia. Una vez culminada esta primera etapa, podemos pasar a la etapa de diagnóstico de la situación realizando un análisis DAFO (debilidades, amenazas, fortalezas, oportunidades).

 

  • Decisiones estratégicas de marketing: ¿Cuáles son nuestros objetivos?

Esta segunda fase se divide en dos etapas: formulación de los objetivos del marketing y en trazar las estrategias de marketing. Es fundamental definir los objetivos de la organización en la primera etapa y no se debe olvidar que deben ser SMART: específicos, medibles, alcanzables, realistas y oportunos. Estos son claves para medir los resultados y funcionan como una guía para el crecimiento de la organización. Una vez definidos los objetivos SMART, ya podemos trazar las estrategias, que permitirán que la organización se centre en los recursos disponibles y los utilice de la mejor manera.

 

  • Decisiones operativas de marketing: ¿Cómo lo haremos?

Esta tercera fase solo tiene una etapa y es el plan de acciones. Aquí se deben establecer los plazos de ejecución de las estrategias y se deben asignar los recursos financieros, materiales y humanos. Estas acciones deben estar detalladas en el plan de marketing y cada acción debe contener información como la descripción de la acción, sus objetivos, la fecha de principio y fin, el presupuesto destinado, el responsable y el plan de control para evaluar su impacto. 

 

¿Para qué sirve un plan de marketing? 5 beneficios de realizarlo 

 

  • Maximiza el impacto de las acciones

Planificar las acciones de marketing significa pasar por una fase de observación, evaluación comparativa, análisis de datos e incluso estudios realizados con la ayuda de sondeos, encuestas o grupos de discusión. Gracias a esto se puede saber quiénes son los consumidores y clientes potenciales, cómo compran, dónde y por qué. Asimismo, permite conocer cómo les hablan sus competidores, en qué tono y qué es lo que funciona. Gracias a esta información se podrá diseñar acciones que maximizarán su impacto.

 

  • Define su producto y su objetivo

Es importante que te preguntes "¿Cómo voy a posicionarme con mi oferta en un mercado competitivo? Una vez que definas cuál será tu posicionamiento, deberás registrarlo por escrito en tu plan de marketing para tener un material físico al que recurrir en caso de que la estrategia no esté funcionando. Así podrás comparar si existe alguna falla entre el plan de marketing y su ejecución.

 

  • Identifica mejor sus oportunidades

El mercado está en constante evolución, todos los días salen nuevas tendencias y el plan de marketing no debe ser ajeno a esto. Por ello un plan de marketing debe estar en constante evolución a fin de ajustar la marca a las necesidades actuales del mercado. Las métricas permiten tener un conocimiento preciso del comportamiento de los clientes y permiten modificar el plan según estos datos. 

 

  • Aumenta la reputación y credibilidad

Tener un plan de acción brinda mucha tranquilidad y confianza tanto interna como externa. Conocer dónde se está, saber cómo hablar con tus clientes, cómo hacer que vengan a ti y compren tus productos. Todo esto refuerza la credibilidad de la organización no solo con los clientes, sino también con los actores internos como proveedores, socios, inversores, etc. 

 

  • Saber cómo actuar en el futuro

Un plan de marketing permite medir, analizar y planificar de forma constante. Se ajusta a medida que avanza el tiempo y según las nuevas necesidades y expectativas de los consumidores. Permite tener un esquema y poder modificarlo o actualizarlo según lo que se presente o los imprevistos. Un plan de marketing anual es muy útil, ya que, al planificar, existen menos posibilidades de llegar al fracaso. 

 

Y no olvides que, ¡si éxito quieres tener, tu plan de marketing debes hacer!

Contacta con nosotros

También te pueden interesar...

Guía para hacer un plan social media para tu empresa
¿Cómo orientar mi estrategia de marketing al cliente ideal?
Cómo hacer un plan de marketing digital paso a paso