Skip to content
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing y Ventas

Cómo gestionar la baja por estrés laboral y burnout

Índice

En el mundo laboral contemporáneo, el estrés laboral ha surgido como un desafío significativo que afecta la salud mental y el bienestar de los trabajadores. La baja por estrés laboral, avalada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), se ha convertido en un mecanismo crucial para aquellos empleados que se ven enfrentados a un estrés prolongado en el entorno de trabajo.

Sin embargo, comprender en profundidad qué implica este recurso y cómo se gestiona es esencial para empleados y empleadores por igual. A continuación te contamos todo lo relevante que tienes que saber sobre la baja laboral por estrés y cómo gestionar este proceso.

 

¿Qué es la baja por estrés laboral?

La baja por estrés laboral se posiciona como un recurso indispensable en el ámbito laboral contemporáneo. Proporciona un espacio de relevancia significativa para los empleados que se enfrentan a un estrés continuo y significativo en su entorno de trabajo.

Este fenómeno se caracteriza por una acumulación de presiones laborales que generan una carga emocional y física, impactando negativamente en la salud mental y el bienestar general del trabajador.

El estrés laboral trasciende más allá de la presión de las tareas diarias, abarcando factores diversos como la cultura organizacional, la interacción con compañeros, el reconocimiento insuficiente, la sobrecarga de responsabilidades o la falta de equilibrio entre la vida laboral y personal. Esta presión constante puede manifestarse a través de una variedad de síntomas físicos, emocionales y cognitivos, desde fatiga persistente, insomnio y cambios en el estado de ánimo, hasta ansiedad y dificultades de concentración.

La baja por estrés laboral se convierte, entonces, en un recurso esencial al ofrecer un espacio temporal para que el individuo pueda recuperarse, cuidar su salud mental y física, así como abordar las causas profundas del estrés. Este período de descanso proporciona una oportunidad invaluable para restablecer el equilibrio emocional y regresar al entorno laboral con una mayor capacidad, energía renovada y bienestar general.

 

Causas del Burnout

El agotamiento laboral, conocido como burnout, no se reduce únicamente a las características individuales, sino que puede estar influenciado por la gestión del personal y la cultura empresarial. Aquí te revelamos algunos de los factores que contribuyen al desarrollo del burnout:

  • Carga de trabajo inmanejable

Cuando la carga laboral es excesiva o los plazos para completar tareas son inadecuadamente cortos, los empleados experimentan un deterioro en su productividad. La presión constante puede llevar a un cambio rápido de optimismo a desesperanza.

  • Falta de claridad en el rol

Las modificaciones frecuentes en las responsabilidades y expectativas de los colaboradores pueden causar desgaste. La ambigüedad en las funciones puede generar confusión y afectar negativamente la motivación.

  • Limitadas oportunidades de crecimiento

La falta de perspectivas de desarrollo profesional puede ser perjudicial. Realizar constantemente las mismas tareas sin opciones para avanzar puede afectar negativamente la satisfacción laboral.

  • Trato injusto

Desde parcialidades y favoritismos hasta malos tratos por parte de colegas o políticas injustas de la empresa, estos aspectos pueden erosionar el sentido de justicia y equidad en el entorno laboral, generando desconfianza.

  • Falta de comunicación y apoyo

Los líderes con un estilo confrontativo pueden generar un ambiente en el que los empleados se sienten desinformados, solos y a la defensiva, lo que afecta la confianza y el bienestar.

  • Factores adicionales

Además, un factor que hay que tener en cuenta, existe una brecha de género en la incidencia del burnout laboral. Las mujeres tienen más probabilidades de sufrirlo, sobre todo en roles de liderazgo, trabajo remoto o profesiones autónomas, debido a la carga adicional de responsabilidades domésticas y de cuidado, que aún recae principalmente sobre ellas.

También se observa una mayor prevalencia del burnout en profesiones que implican contacto directo con personas, como personal sanitario, docentes, policías, trabajadores sociales y periodistas.

El reconocimiento de estas causas y la implementación de estrategias para abordarlas son fundamentales para prevenir y gestionar el burnout en el entorno laboral.

 

Cómo gestionar la baja por estrés laboral

La gestión de una baja por estrés laboral implica cumplir con varios requisitos específicos. Es indispensable estar afiliado a la Seguridad Social y contar con un historial laboral que cumpla con los días cotizados necesarios. Pero hay más factores que los empleados y los recursos humanos tienen que tener en cuenta. Los pasos más importantes a continuación:

  • El proceso de baja

El proceso para solicitar una baja por estrés laboral generalmente comienza con una consulta médica. El médico, tras evaluar la situación, puede ser el encargado de autorizar y seguir la baja. Un diagnóstico detallado y respaldado es crucial, especialmente si el estrés está relacionado con el trabajo. En estos casos, el médico de la mutua o el médico de cabecera puede estar a cargo del seguimiento y autorización.

  • Duración y tratamiento durante la baja

La duración de la baja por estrés laboral varía según la gravedad y las necesidades del individuo. Durante este tiempo, la atención principal debe centrarse en la recuperación. Se pueden recomendar tratamientos específicos, incluyendo terapias y seguimientos con profesionales de la salud mental. Además, adoptar hábitos de vida saludables como ejercicio regular, una dieta equilibrada y técnicas de manejo del estrés puede ser fundamental en el proceso de recuperación.

  • Comunicación y apoyo durante la baja

Es esencial mantener una comunicación abierta y clara con el empleador durante el proceso de baja por estrés laboral. Informar sobre la situación, compartir actualizaciones sobre la evolución de la salud y discutir posibles ajustes para facilitar la transición de regreso al trabajo son aspectos esenciales.

La comprensión y el apoyo del empleador pueden ser cruciales para el bienestar emocional del empleado durante este período.

  • Planificación del retorno al trabajo

Antes de reincorporarse al trabajo, se recomienda establecer un plan de retorno progresivo. Comenzar con horarios reducidos o adaptados, permitir una reintegración gradual y mantener una comunicación continua con el empleador pueden ser medidas útiles para facilitar una transición exitosa.

 

Optimiza la gestión de ausencias de tus empleados con Dayfice

Sobre todo en los procesos relacionados con los RR. HH. es vital tener los recursos adecuados para gestionar mejor los procesos y brindar el mejor servicio a la empresa y a los empleados.

La mejor herramienta que está a nuestra disposición para administrar nuestros recursos humanos y gestionar las bajas de nuestros empleados es un software ERP. Cuando se trata de encontrar el ERP más adecuado para enfrentarse a los retos de tu empresa, Dayfice es el software que estás buscando para tu empresa. 

La supervisión de los procesos de tu empresa y la gestión de las bajas se verá enormemente beneficiado con la implementación de Dayfice.

 

Conclusión

El estrés y el burnout de los empleados son factores importantes cuyo efecto hay que considerar en las empresas, debido a los problemas laborales que pueden implicar. La gestión eficiente de la baja de los empleados por esas causas puede ayudar enormemente en mejorar la situación laboral de los afectados. Si quieres obtener más información sobre cómo mejorar la situación laboral en tu empresa, visita Occam.

Dayfice Software recursos humanos

También te pueden interesar...

Cómo funciona la firma digital de contratos y cómo implementarla Cómo funciona la firma digital de contratos y cómo implementarla
¿Cómo realizar una encuesta de clima laboral en tu empresa? ¿Cómo realizar una encuesta de clima laboral en tu empresa?
Enfermedad profesional: el estrés laboral o síndrome de burnout Enfermedad profesional: el estrés laboral o síndrome de burnout