Skip to content
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing y Ventas

Cómo ahorrar costes con un Smart contract

Ahorrar costes es el gran reto, objetivo y sueño de las empresas, pero no el único. Mejorar la calidad de los datos, aumentar la productividad y ser más eficientes también son deseos reseñables. Pero lo cierto es que gracias a los Smart contracts, o contratos inteligentes, ni siquiera necesitamos una diversidad de aplicaciones para conseguir tales metas, sino que estos contratos pueden hacerlo por ti. Su carácter automático, su capacidad de auto-ejecución, su información almacenada en blockchain y su carácter inmutable lo convierten en un sistema perfecto para ahorrar costes y dar un paso más en la transformación digital de tu compañía

¿Quieres saber cómo lo consigue? ¡Vamos, acompáñanos!

Ahorrar costes con un Smart contract ¿se puede?

La respuesta es SÍ. En los últimos 10 años, tras la creación de la primera criptomoneda de la historia, Bitcoin, han sido muchísimos los proyectos que han despegado con la tecnología Blockchain, o cadena de bloques, con el fin de crear un mundo más descentralizado, accesible por cualquier persona, independientemente de su nivel económico. Porque una de las grandes ventajas de esta tecnología es la posibilidad de reducir la pobreza financiera en el mundo. 

¿Cuántos contratos has creado o firmado a lo largo de tu vida? Bien por un puesto de trabajo, bien por una vivienda en alquiler, o bien por cualquier otra cosa. No es más que un acuerdo entre dos o más partes donde se especifica lo que se puede hacer y lo que no, las condiciones, y qué pasaría si algo no se realizara en función de las reglas del juego. Hasta ahora, los contratos han venido siendo documentos verbales sujetos a leyes y jurisdicciones, lo que implica costes, tiempo y la intervención de terceras personas. 

Los contratos inteligentes siguen la misma esencia, pero cambia la metodología. Es decir, su objetivo sigue siendo el mismo, pero ahora se ejecuta y se cumple por sí mismo de forma automática, sin necesidad de intermediarios. Gracias a estos factores, los nuevos contratos evitan las dificultades para interpretarse, no da lugar a errores y se basan en ‘scripts’. Es decir, códigos informáticos que son escritos con lenguaje de programación.

Con ellos, no tendrás que preocuparte por su cumplimiento, ni tendrás que pasarlo por un notario u otro profesional, lo que implica el ahorro de costes. Puede ser creado por personas físicos o jurídicas, pero también pro máquinas u otros programas automáticos. Es totalmente válido sin necesidad ni dependencia de las autoridades, algo que se consigue gracias a su naturaleza. La blockchain hace de los Smart contracts un código visible para todos que no puede ser modificado, gracias a la tecnología blockchain

¡Aumenta la transparencia y la descentralización mientras ahorras costes en tus contratos!

¿Qué otras cosas podemos hacer con un Smart contract?

Quizá, convendría más hacer la pregunta a la inversa: ¿Qué puede hacer un Smart contract por nosotros? En cualquier caso, esta tecnología es consecuencia de la cadena de bloques, ese famoso avance del que tanto se habla en sectores como el financiero, la automoción, la salud, el turismo, la logística y un largo etcétera. Los Smart contracts pueden hacer muchas cosas por nosotros, además de ahorrar costes. He aquí algunas de ellas:

  1. Reducen el número de intermediarios, ya que un contrato inteligente elimina la intervención de terceras personas, como bancos o notarios que brindan confianza al acuerdo. 
  2. Actualizaciones en tiempo real, lo que aumenta la rapidez en los procesos. 
  3. Reducen el riesgo de ejecución, ya que es prácticamente imposible de modificar, lo que aumenta su transparencia. 
  4. Mayor precisión, lo que a su vez disminuye la posibilidad de cometer algún error en la ejecución o en el cumplimiento del contrato. 

Los contrato inteligentes son una tecnología con muchísimo potencial, a través de la que realizar transacciones financieras, transferir derechos y obligaciones, automatizar donaciones o herencias, gestionar derechos de autor, utilizar sistemas de pago… Gracias a su carácter automático y confiable, cada vez son más las personas que apuestan por estas transacciones contractuales. 

¿Aún no está entre tus alternativas? ¿Tienes dudas? Estaremos encantados de resolverlas contigo. Te escuchamos sin compromiso, recuérdalo.

¿Conoces los primeros contratos inteligentes?

La primera vez que se tuvo constancia de los Smart contracts fue a través del jurista y criptógrafo Nick Szabo en 1995, pero no sería hasta 2009 cuando se haría realidad esta tecnología a través de la cadena de bloques. El padre de esta idea sintetizó algunos términos relacionados con la blockchain que nos ayudarían a comprender mejor esta tecnología. Conceptos como agente, contrato, partes, distribución de claves contractuales y seguridad contractual cambiarían su significado para siempre. Establecerían un nuevo paradigma basado en la automatización, en la seguridad y en el cumplimiento.

Algunos de los términos más utilizados en la actualidad para comprender los contratos inteligentes son:

  • Protocolo criptográfico, que usa principios matemáticos y diferentes claves para cumplir con los principales objetivos de estos contratos. 
  • Nym, o identificador que funciona como nexo de unión entre una pequeña cantidad de información relacionada con un sujeto. Se trata de algunos datos que el titular del nick cree relevante para la comunidad.
  • Criptografía simétrica, o de clave secreta, y criptografía asimétrica, o de clave pública. 
  • Firma digital, un protocolo criptográfico basado en criptografía asimétrica que comprueba que un objeto está en contacto activo con la clave privada.
  • Flujo de caja. Aunque es un término muy utilizado en las formas de pago tradicionales, también forma parte de los contratos inteligentes, ya que el flujo de caja es la secuencia esperada de pagos en función de los términos de un contrato.

Smart contract, “una propuesta simple y comprensible que ofrece una representación esquemática de la estructura y el potencial del blockchain”.

También te pueden interesar...

Cómo lograr una mayor conexión emocional con tus clientes
¿Ya conoces el papel del storytelling en el vídeo marketing?
¿Qué es el remarketing? Cómo hacerlo con Google Ads