Skip to content
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing y Ventas

¿Qué es una DApp?

Un sistema descentralizado… Una aplicación que utilizamos habitualmente… ¿De qué se trata exactamente?

En este post, te vamos a explicar qué es una aplicación descentralizada o DApp. Antes de empezar y descubrir en qué consiste, primero necesitas saber con claridad qué es una aplicación centralizada. Se trata de aquellas aplicaciones que utilizas en internet de forma habitual, un sistema controlado por una entidad única o central, como puede ser una empresa, una institución o un individuo. En cualquier caso, esta entidad aloja el sistema en sus instalaciones y ofrece un servicio a través de la nube. La institución tiene el control total de todos los componentes y capas de la arquitectura, por lo que el usuario tiene que valorar si esta entidad es confiable o no.

Sirvan de ejemplo las aplicaciones que utilizas cuando accedes a tu banco o compras ropa en una tienda online. Eso por un lado. Ahora, lo que nos interesa es saber en qué consiste la DApp.

Venga, anímate a seguir leyendo, que ahora viene lo mejor. ¡Empezamos!

 

¿Qué es una DAPP y para qué sirve? La pregunta del millón

Son aplicaciones descentralizadas que usan la tecnología blockchain (cadena de bloques) para que los usuarios puedan relacionarse directamente entre ellos, cerrar acuerdos sin la presencia de una entidad central y con múltiples ventajas para el usuario:

  • Es un sistema muy seguro gracias a la encriptación de la tecnología blockchain, por lo que evita la manipulación de los datos o el robo de información. Al no alojarse en una base de datos central, es muy difícil sufrir un ciberataque de estas características, por lo que la seguridad es mucho mayor que en cualquier aplicación centralizada. 
  • Es un sistema estable gracias a la presencia de los nodos. Si una parte de la red se cae, no afecta al resto, dado que se encuentra distribuida y no en un servidor central.
  • La información no puede ser rastreada por ninguna entidad central, por lo que evita el spam de las empresas para lanzar campañas u ofertas comerciales.
  • Facilita la creación de acuerdos a través de Smart contracts o Contratos inteligentes en los que se cumplen las cláusulas o condiciones automáticamente.
  • Proporciona registros de datos de manera mucho más fiable, dado que los usuarios pueden acceder a la blockchain para hacer seguimiento de sus transacciones.
  • Puede utilizarse en ordenadores personales, smartphones, tablets o en sitio web.

El origen de las DApps se remonta al año 2001, cuando se lanzaron las primeras aplicaciones descentralizadas con el fin de compartir archivos, así como redes P2P: BitTorrent, eMule, etc.

Pero ¿qué convierte a estas aplicaciones en un sistema descentralizado?

 

4 características de las aplicaciones descentralizadas 

Tras conocer en qué consiste una DApp, es el momento de dar el siguiente paso y hablar de sus características:

  • Descentralización

Descentralizar una aplicación significa eliminar su dependencia de un sistema o servidor desde el que se controla todo, lo que permite a las aplicaciones trabajar con mayor tolerancia a los errores.

  • Seguridad

Gracias al carácter distribuido de los nodos, atacar la información almacenada en la cadena de bloques es prácticamente imposible. Se asegura que los datos solo pueden ser vistos por quienes los crean, así como el resto de usuarios que intervienen para verificar su validez.

  • Código abierto

Significa que el código fuente se pone a disposición de todo el mundo de forma gratuita para facilitar su adaptación a diferentes contextos. Esto abre un abanico inmenso de posibilidades y convierte a las aplicaciones en sistemas muy transparentes.

  • Blockchain 

Las DApps interactúan sobre esta tecnología para ejecutar su contrato inteligente, lo que genera una entrada de información en la cadena de bloques. Estos datos son encriptados con el fin de aumentar la transparencia y se almacenan en la blockchain. 

 

Aplicaciones centralizadas (Apps) VS aplicaciones descentralizadas (DApps)

Sentimos decirte que no hay una varita mágica que vaya a ayudarte a decidir entre App o Dapp, pero puedes conocer sus principales diferencias, el secreto está en seguir leyendo y dar el siguiente paso:

  • Backend: lógica de la aplicación

Está centralizada en las aplicaciones tradicionales y descentralizada en las DApps. En este último caso, el backend se relaciona con un contrato inteligente ejecutado sobre la cadena de bloques. Es la programación del contrato inteligente quien garantiza el funcionamiento de la aplicación descentralizada.

  • Frontend: la interfaz 

Permite que los usuarios puedan interactuar con la aplicación. Cuenta con multitud de recursos gráficos que pueden ser utilizados por ambos tipos de aplicaciones, desde framework como QT hasta interacciones escritas en HTML5. 

Además de estas dos características principales, debes de tener en cuenta el almacenamiento de la información. En las aplicaciones tradicionales está centralizada. Es decir, está almacenada en servidores que son controlados por terceros. Sin embargo, en las DApps, el almacenamiento es descentralizado y las interacciones se alojan en los bloques de la cadena de forma criptográfica. Aportan mucha más seguridad, hasta el punto de que si tu ordenador se estropea, puedes recuperar toda la información con solo utilizar la aplicación descentralizada en otro dispositivo. 

 

3 tipos de aplicaciones descentralizadas: ¿los conocías?

Ahora que ya sabes qué son, cuáles son sus ventajas y sus características, es el momento de clasificar las aplicaciones descentralizadas:

  1. DApps con una blockchain propia. Tienen su propio sistema y no necesitan depender de otra cadena de bloques para su ejecución. ¿Quieres algunos ejemplos? Ahí van: Litecoin, Ethereum y Monero, entre muchas otras.
  2. DApps que dependen de una cadena de bloques para su funcionamiento. Utilizan tokens propios o de la blockchain sobre la que funcionan y dependen de una cadena de bloques para poder ejecutarse. Un ejemplo: Golem.
  3. DApps que usan aplicaciones descentralizadas que dependen de una cadena de bloques (tipo anterior) para poder funcionar. Ahí va el ejemplo: Safe Network, apoyado en Omni Layer para poder generar la Safecoin. 

¿Todo claro hasta aquí?

 

Información complementaria sobre las DApps

Pongamos un caso práctico como ejemplo del uso de las DApps:

  • “Cuando se acercan las Elecciones Generales de mi país, me pongo nervioso, no me fío de mi gobierno y me da tal bajón que no pienso más que en no volver a votar, te lo juro”.
    • Quizás, debería plantearse la votación de todos los ciudadanos por internet.
  • “¿Y qué se solucionaría con eso si el recuento de los votos lo haría un sistema central controlado por el gobierno?”.
    • Tienes razón, es muy inseguro. Cualquiera podría manipular estos servidores y cambiar los resultados. Si el gobierno que controla esta entidad no es confiable, las elecciones no serían limpias. 
  • “¿Y cómo puede evitarse este problema?”.
    • Podría utilizarse una aplicación descentralizada.
  • “¿Ah sí? ¿Y cómo se hace eso?”.
    • Se crea una aplicación descentralizada para votar con el siguiente funcionamiento: existe una red de computadoras distribuidas por distintas localizaciones del mundo que tienen una copia de la aplicación. Si un ciudadano vota a través de internet con una DApp, todas las computadoras del sistema repartidas tendrán una copia del mismo. Esto se consigue con una red Peer-to-Peer, gracias a los mineros y los nodos.
  • “Claro, así sería prácticamente imposible manipular los votos, pero ¿cómo funciona un nodo y un minero?”.
    • Un nodo verifica que los votos recibidos en una transacción son correctos y los envía al resto de nodos. Es decir, va a replicar la información en toda la red. Los nodos mineros, sin embargo, van a operar matemáticamente para incluir los datos que los ciudadanos ingresan en la copia de todas las votaciones. Estos mineros irán introduciendo bloques en la blockchain, donde se incorporan las transacciones o conjunto de votos de los ciudadanos. En definitiva, los mineros introducen en la copia oficial de la red estos votos y los nodos envían la información a toda la red”.
  • “¿Pero no es demasiado complicado?”.
    • Al principio, puede parecer complejo, pero es un proceso seguro realizado por profesionales. Todas las computadoras tendrán una copia de los votos de los ciudadanos. Y si alguien intentara alterar una de las copias, el resto de nodos se darían cuenta de que “tú tienes una copia que no coincide con la del resto”. Por tanto, identificarán que hay un nodo que introduce votos falsos.
  • “Es fantástico. Este sistema aporta la seguridad, la integridad y la transparencia que todos necesitamos en este país”.

¿Y tú? ¿Tienes dudas acerca del funcionamiento de las DApps? ¿A quién debes acudir si quieres crear una aplicación descentralizada?

Consulta todas tus dudas con el equipo profesional de Occam Agencia Digital.

Contacta con nosotros

También te pueden interesar...

Lo que no se comunica no existe
Ahora me ves, ahora no me ves
Descubre todo sobre el ciclo de ventas y cómo acelerarlo