Skip to content
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing y Ventas

¿Qué es el CRO?

Índice

CRO, en inglés Conversion Rate Optimization o lo que es lo mismo en castellano Optimización de la Tasa de Conversión. Es un término utilizado en marketing para designar el proceso que lleva a cabo el equipo de marketing para aumentar la audiencia en un sitio web o una red social.

CRO es un conjunto de tecnologías y herramientas para conseguir mayor cantidad de visitantes del sitio web y clientes de la marca. El objetivo de la optimización de la tasa de conversión es incrementar el porcentaje de visitantes del sitio web que realizan una acción específica probando metódicamente las barreras de una página o proceso alternativo y mejorando la velocidad de carga de la página.  Al hacerlo, las empresas pueden generar más clientes potenciales o ventas sin gastar más dinero en el tráfico del sitio web, lo que aumenta el ROI de marketing y la rentabilidad general. 

La significación estadística ayuda a comprender que los resultados de las pruebas no son solo aleatorios. Gracias al análisis del CRO, muchas empresas ya están mejorando sus resultados de ventas en Internet, así como sus cifras de facturación.

¿Cómo se calcula el Ratio de Conversión?

Ratio de conversión

El Ratio de Conversión es el porcentaje de usuarios que realizan una actividad dentro de la web, como una acción de compra o de descarga. Aunque pueden ser otras acciones, como completar un formulario, suscribirse, leer un artículo de blog… La tasa de conversión o ratio de un sitio web es el porcentaje que obtenemos al dividir el número de objetivos alcanzados por el número total de visitas al sitio. En otras palabras, es una medida del éxito de un sitio web. Como vemos, se calcula dividiendo en número de leads (quienes realizan la acción), partido el número de visitas a la web y multiplicándolo por 100, para que sea un porcentaje.

Un CRO puede ayudar con la transición, para aumentar la presencia de nuestra marca en Internet y mejorar nuestro SEO, así como nuestro ROI. Aunque, no solo estamos hablando de más ventas, encontramos distintos tipos de conversiones: por ejemplo, puedes seleccionar ventas o leads. La optimización de la tasa de conversión intenta aumentar la tasa de conversión incluso si el tráfico permanece constante.  

Cuánto más alto es el ratio de conversión, mejor son los resultados en ventas. Ese tiene que ser nuestro objetivo, para ello nos preguntamos: ¿qué puedo hacer para cambiar mi tasa de conversión? 

¿Cómo optimizar la tasa de conversión? 

  • Identificar y analizar el problema: el fallo puede estar en un abandono prematuro de nuestra página web por parte de los usuarios o una tasa alta de rebote. Analiza cuáles son las páginas más visitadas desde el canal orgánico —al ser el canal que habitualmente supone un porcentaje más elevado del tráfico de la página— y revisa tus métricas. Si, por ejemplo, detectas que tienes una baja conversión en el canal móvil y, además, la mayoría de las visitas a la web vienen por este tipo de dispositivo, tendrás que optimizar la página pensando en este factor. Presta atención al diseño: ¿está clara la oferta?, ¿se entiende que es una oferta?, ¿es invasiva y puede causar rechazo? Debes ser crítico con tu estrategia.
  • Detección de áreas de mejora: ¿qué debes hacer con la información de los análisis? El CRO, te ofrece una información cualitativa y cuantitativa con las que puedes establecer tablas de objetivos de extremo interés para mejorar la conversión de tu web.  En esta fase tendrás que plantearte: ¿responde esta landing page a lo que el usuario pensaba que iba a encontrarse?, ¿funcionan mis diseños?, ¿responden a mis formularios? Cuatro claves para mejorar podrían ser: 
      1. Informar sobre la política de privacidad. 
      2. Evita los formularios largos o con preguntas innecesarias.
      3. Anunciar el tiempo y esfuerzo deseado, para la actividad.
      4. Evita las distracciones y busca sencillez. 
  • Comprobación de nuestra hipótesis: si ya planteado una posible hipótesis, es importante contrastarla y contrastarla para comprobar si es correcta o no hemos considerado la hipótesis adecuada.
  • Ofrecer una solución: nuestra hipótesis resulta ser correcta, es el momento de ofrecer una solución. Si sabemos cuál es el problema, pero no hacemos nada para solucionarlo, entonces no podemos solucionar nada. Es necesario poner alternativas a nuestros fallos. Si tenemos un problema en el diseño, debemos cambiar y remodelar nuestra estética, si el problema es de comunicación, tendremos que modificar nuestra manera de relacionarnos con los clientes o un cambio en la redacción de los mensajes o web. Te recomendamos: 
      1. Crea diseños adaptables.
      2. Agrega imágenes y videos de alta calidad. 
      3. Ofrece promociones y descuentos.
      4. Otras experiencias de clientes e historias positivas. 
      5. Proporcionar recursos gratuitos.
      6. Da a conocer a tus clientes o proveedores. 
      7. Actualiza tu blog y/o redes sociales.
      8. Mejorar la legibilidad.
  • Análisis de los resultados logrados: después de aplicar las mejoras, es necesario comprobar si son efectivas, es decir, si hemos conseguido aumentar la tasa de conversión utilizando los indicadores más adecuados. Volver a calcular el CRO y hacer una comparativa entre los resultados actuales con los anteriores. 
  • Implementación de un ciclo de mejora continua: recomendamos no cerrar el proyecto después de que se hayan descubierto y corregido algunos errores, sino iniciar un ciclo de mejora continua para identificar otros errores o puntos de mejora.

Por supuesto, el principal beneficio de optimizar su tasa de conversión es que los clientes realizan una acción específica en nuestra página en lugar de abandonarla, generalmente un visitante que realiza una compra. Sin embargo, existen otros beneficios de tener un sitio web mejorado que optimice las tasas de conversión, como puede ser conseguir nuevos clientes; reducir el Costo de Adquisición de Clientes (CAC); mejorar el retorno de la inversión (ROI); y obtener enlaces al sitio web. 

Por último, recuerda que cada usuario es diferente y que la navegación es diferente para diferentes personas, es importante probar qué te funciona y qué no y adaptarte a las necesidades del usuario. Escuchar a tus usuarios y realizar mejoras basadas en ellos aumentará tu ROI. La optimización de conversión es un proceso de mejora continua que te dará mejores resultados conforme vaya pasando el tiempo y mejore tu estrategia. 

Nueva llamada a la acción

 

 

También te pueden interesar...

La importancia del marketing emocional para tu estrategia La importancia del marketing emocional para tu estrategia
Fenómeno influencer: cómo monetizar en Instagram contando tu vida Fenómeno influencer: cómo monetizar en Instagram contando tu vida
¿Cómo cierra las ventas el equipo de ventas desde HubSpot? ¿Cómo cierra las ventas el equipo de ventas desde HubSpot?