Skip to content
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing y Ventas

¿Qué debo tener en cuenta en el desarrollo de aplicaciones web en Madrid?

No es solo programar. No es solo desarrollar. También es analizar las necesidades del cliente, crear un diseño y una experiencia de usuario (UX) únicos. Por eso, en Occam Agencia Digital trabajamos codo con codo, porque queremos ofrecerte el mejor desarrollo de aplicaciones web en Madrid. Pero ¿qué es eso de las aplicaciones web? ¿Para qué sirve? ¿Y si necesitases una y todavía no lo supieras?

Salgamos de dudas.

 

¿Qué es una aplicación web?

El desarrollo de aplicaciones web en Madrid se ha convertido en un servicio cada vez más consumido por las empresas en España. No solo te permite tener una aplicación accesible para cualquier navegador y dispositivo, sino que no requiere descarga, como sí sucede con las App móviles. Podría decirse que las aplicaciones web son una versión de páginas web optimizadas por un equipo especialista en desarrollo.

Entre sus principales características encontramos:

  • Accesibilidad desde cualquier navegador y dispositivo con un solo desarrollo.
  • Forman parte de los resultados de búsqueda de Google y otros buscadores.
  • No requieren descarga, por lo que ahorran espacio y se alojan en un servidor. 

Permítenos hablar de las aplicaciones como la gran revolución, desde el punto de vista moral, y de la informática ejecutada en Smartphone, tabletas y otros dispositivos, desde la ética.

Ahora que ya sabes en qué consiste este servicio, vamos a mostrarte qué tipos de aplicaciones web podemos hacer por ti.

 

¿Qué cosas deberías tener en cuenta en el desarrollo de tu aplicación web?

Lo primero, la idea. Puede que sea la propia empresa quien diseñó la solución en su mente, o que acuda a una consultoría con expertos en desarrollo a medida. En cualquier caso, existe una idea a partir de la que se desarrolla todo el proceso. Y puede nacer de una necesidad, como podría ser la organización y la gestión de la contabilidad de una empresa. 

Después, necesita conocer el mercado, analizarlo y pensar en su competencia directa. ¿Qué ofrece? ¿Cómo resuelve estos problemas? ¿Cuáles son sus puntos fuertes y débiles? Y a partir de ahí, analizar la forma en que influiría tu aplicación, quién va a acceder al sistema, etc.

En definitiva, nos reunimos con el cliente para saber qué necesita y poder comprender las claves del proyecto. Para ello, requerimos un briefing. Y planificamos. Asentamos todas las bases del trabajo y nos reunimos para explicar cómo se va a realizar. Diseñamos, hacemos test de usabilidad y todo lo que necesita la App para estar a punto. Los gráficos y prototipos también se incluyen en esta fase. Desarrollamos e implementamos todas las funcionalidades. Lanzamos el proyecto en el servidor de la compañía y hacemos seguimiento con analíticas. Y por supuesto, mimamos su mantenimiento para que la aplicación no se quede atrás. El soporte técnico es esencial.

¿El resultado? Tu idea materializada, mejor experiencia para los usuarios, sencillez y crecimiento. Hace 20 años, casi seguro, nadie se hubiera preguntado si necesitaba o no una aplicación para su empresa. Ahora, sucede todo lo contrario, pues se ha convertido en un planteamiento más en las ideas de negocio. Sobre todo, si quieres caminar a la par de los usuarios, mejorar la comunicación, modernizarte, mejorar tus servicios y las acciones comerciales del negocio.

 

5 tipos de aplicaciones web

Todo proyecto comienza en una idea. Es la base de todo cuanto haces en tu vida, aquello que te permite caminar sobre un suelo seguro y dejar a un lado la improvisación. Lo que más le gusta al ser humano es imaginar, soñar e idealizar cómo sería tal cosa. En Occam hacemos todo lo posible por hacerlo realidad. 

Toma nota de los principales tipos de aplicaciones web:

  1. Aplicación web estática. No suele cambiar mucho a lo largo de su vida, de ahí su nombre, y aporta poca información. HTML y CSS son las principales herramientas utilizadas en su desarrollo, aunque también pueden aparecer elementos en movimiento, como GIF, vídeos o banners. Un portfolio podría ser el ejemplo ideal de aplicación web estática.
  2. Aplicación web dinámica. Si hablamos desde la técnica, es mucho más compleja que la anterior aplicación. Los contenidos suelen actualizarse con mayor frecuencia y usan bases de datos para cargar toda la información. Es por eso que suelen disponer de un CMS o panel de administrador para gestionar los cambios.
  3. Tienda online o eCommerce. El desarrollo cambia, dado que una tienda online requiere la presencia de las pasarelas de pago u otros sistemas de pago electrónicos.
  4. Aplicación web con gestor de contenidos (CMS). Son aquellas páginas donde el contenido se actualiza constantemente, como un blog. WordPress, Joomla o la plataforma de HubSpot son buenos ejemplos de gestores de contenido.
  5. Portal web App. En este tipo de aplicaciones, la página principal deja paso a otras categorías o secciones, como los buscadores, chats o foros.

En resumen, te ofrecemos un desarrollo de aplicaciones web en Madrid perfectamente adaptado a tus necesidades. 

Desarrollo de APIs a medida para hacer integraciones con otros sistemas, desarrollo de backoffice para digitalizar y automatizar procesos, desarrollo web a medida, desarrollo web con el CMS de HubSpot para clientes que necesitan un servicio integral de desarrollo de Inbound Marketing e integraciones con el CRM de HubSpot.

Occam, agencia de desarrollo de aplicaciones web en Madrid. ¡Te estamos esperando!

También te pueden interesar...

¿Qué importancia le estás dando a tus clientes potenciales?
Cómo han cambiado las aplicaciones la vida de las personas
El papel de JavaScript en el desarrollo de Apps móviles