Skip to content
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing y Ventas

¿Qué es el CPM, cómo se calcula y en qué casos aplicarlo?

Una parte fundamental dentro del marketing digital es la publicidad de pago. Para llevar a cabo con éxito tus campañas en necesario calcular y medir las acciones que llevas a cabo, porque además, todo aquello que no se mide no se puede mejorar.

Hoy te contamos todo sobre el CPM o coste por mil impresiones, una de las métricas principales para el SEM. ¡Continua leyendo para no perderte nada sobre este tema!

¿Qué es el CPM?

El CPM o coste por mil es un modelo de publicidad online donde el anunciante paga cada vez que el anuncio se muestre 1000 veces, independientemente de si los usuarios han hecho clic o no.

La diferencia con otras maneras de publicidad, se paga cuando se alcanzan las 1000 impresiones, y lo más importante, no hace falta que el usuario haga clic en el enlace del anuncio, solo es necesario que lo vea para que cuente.

El objetivo principal de hacer una campaña utilizando el CPM es crear notoriedad en internet, una manera rápida de que los usuarios sepan de la existencia de tu marca, productos o servicios. No es tan importante generar tráfico hacia la web, lo principal es que la gente lo vea y conozca tu existencia.

¿Cómo se calcula?

Como todo dentro del marketing digital para garantizar el éxito de las campañas es necesario calculas las acciones, porque ninguna publicidad se deja al azar.

La fórmula para calcular el coste por mil es muy sencilla:

(Coste / Impresiones) x 1000

Te mostramos un ejemplo más visual para entenderlo del todo. Imagina que has pagado 20€ por 4000 impresiones, entonces el cálculo sería el siguiente: (20/4000) x 1000 = 5

El CPM es de 5, lo que quiere decir que por cada mil impresiones tu anuncio cuesta 5€. Y si quieres sabes lo que cuesta cada impresión es fácil, ya que es la división de 20/4000, es decir, pagas 0,005€ cada vez que un usuario ve tu anuncio.

Como_Establecer_Presupuesto_Proyecto_TI_Facebook

¿Cuándo aplicar el CPM?

Al inicio te mencionábamos que este es un modelo que se suele aplicar a campañas que buscan generar notoriedad y presencia en internet, el objetivo principal no está en llevar tráfico hacia la web, generar leads o una conversión por parte del usuario.

Por tanto, si tu objetivo es el de crear notoriedad, entonces si debes aplicar este modelo CPM o coste por mil, para que los usuarios vean tu anuncio cuando naveguen por internet.

Al igual que otros modelos de pago, como el CPC o coste por clic o el CPA o coste por adquisición, no es mejor ni peor, se aplica dependiendo de las necesidades y los objetivos que tenga tu empresa.

Ventajas y contras del CPM

Ya te hemos mencionado, que no hay modelos de publicidad buenos o malos, simplemente unos se ajustan a unos objetivos u otros. Si tu meta es generar leads, entonces el CPM no te sirve de mucho, mientras que si lo que quieres es tu marca se conozca o alguno de tus productos, entonces si te interesa aplicar este modelo.

Entre sus beneficios se encuentra que es un modelo rentable, por lo general el coste por impresión es bajo, y la inversión inicial no es elevada. Es ideal para empresas que están empezando, que buscan que se les conozca de manera rápida y que no cuentan con un presupuesto alto. Al igual que es muy ventajosa para lanzar un producto o servicio nuevo, por lo general cuando se lanza algo nuevo al mercado se quiere dar a conocer lo antes posible. Gracias al coste por mil, puedes crear una campaña que te permita inundar la web con ese nuevo lanzamiento.

Pero como todo, encontramos desventajas como que es un modelo de publicidad más invasivo que otros, ya que estas enseñando un anuncio que el usuario no te ha pedido. Además con el CPM es complicado medir el impacto real de la campaña, es decir, que el anuncio se muestre no significa que el usuario le haya prestado atención. Y otro contra a tener en cuenta es que vincular el CPM con el ROI es difícil, puesto que no se busca que el usuario realice una acción concreta, como una compra o dejar sus datos de contactos, simplemente que vea la publicidad.

En conclusión, este tipo de campañas publicitarias te van a originar visibilidad en la web por un bajo coste, asique te la recomendamos si quieres posicionar tu marca o productos, o simplemente darte a conocer.

Ahora ya conoces qué es el coste por mil o CPM, cómo calcularlo y en qué casos es mejor aplicarlo, te animamos a que examines si este modelo se ajusta a tus objetivos y lo apliques en tu empresa.

Al igual que otros métodos para hacer publicidad en internet, este se ajusta a unas necesidades en concreto, por lo que si tu principal objetivo es darte a conocer te animamos a que lo uses y calcules. Si no es así, esperamos haber resuelto tus dudas.

¡Esperamos que hayas disfrutado de esta lectura!

Contacta con nosotros

También te pueden interesar...

Todo lo que debes saber sobre las campañas PPC o Pay Per Click
Qué es la publicidad nativa y cuáles son sus ventajas
¿Qué es el performance marketing?