Skip to content
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing y Ventas

¿Qué es el churn rate?

El churn rate o tasa de cancelación es una de las métricas imprescindibles que debes aplicar en tu empresa si quieres conocer el dato de cancelación de tus clientes. Ahora te contamos más.

¿Qué es el churn rate?

El churn rate indica el porcentaje de clientes o suscriptores que dejan de utilizar los servicios o se dan de baja de una lista de suscripción o base de datos. Esta tasa no solo mide la tasa de abandono de clientes, también la capacidad de tu empresa de retenerlos.

Es una métrica básica para conocer la satisfacción de los clientes y así evaluar el éxito de tu marca, ya que el resultado de calcular esta tasa te indica todos los clientes que se han perdido, y que por lo tanto, ya no están dentro del embudo de conversión. 

En otras palabras, la tasa de cancelación hace referencia al porcentaje total de clientes que se dieron de baja de un servicio en tu empresa durante un periodo determinado. Esta tasa se puede calcular de manera mensual, trimestral e incluso anual, dependiendo de tus necesidades. 

¿Cómo se mide el churn rate? 

La fórmula del churn rate o tasa de cancelación es el número de clientes o suscriptores perdidos entre el número de clientes o suscriptores en total multiplicado por 100.

Como puedes observar la fórmula no es complicada, pero recuerda que se calcula durante un periodo de tiempo, es decir, los clientes perdidos durante el último trimestre, por ejemplo.

Es difícil determinar entre qué porcentajes es ideal mantener el churn rate, ya que depende mucho del sector, de la empresa y de las circunstancias en general, pero se suele considerar que más de un 15% de tasa de cancelación es un indicador alarmante. 

¿Qué es el churn rate?

¿Cómo puedes reducir el churn rate?

Lo ideal sería tener esta tasa a 0, pero es algo casi imposible, por lo que lo ideal es conseguir que esté lo más baja posible. A continuación te contamos algunas prácticas que puedes llevar a cabo para conseguir que el churn rate esté cerca de cero:

  1. Identifica tus debilidades. Está claro que cuando un usuario se suscribe a tu newsletter, a tu base de datos, o a donde sea, es porque le interesa lo que ofreces. Pero cuando este se da de baja es porque ya le has dejado de interesar, es decir, es porque tu producto, tu servicio, tus ofertas, tu contenido, o lo que sea ya no tiene la misma calidad o le resulta igual de interesante. Analiza qué está fallando y compara e investiga a la competencia.
  2. Averigua el motivo de las cancelaciones. Para poder triunfar con tu negocio tienes que identificar el problema para poder mejorarlo. Puedes preguntar directamente a tus clientes a través de encuestas para conocer su opinión. Así serán estos mismos los que te den las claves del por qué estás fallando. 
  3. Haz una buena segmentación. Es un paso imprescindible para conocer las necesidades, gustos y dudas de tus clientes. No puedes hacer campañas para todos, tienes que dirigirte a tu cliente ideal, por eso es importante que crees el perfil de tu buyer persona, porque es a él a quien diriges tus productos y servicios. 
  4. Actualízate. Puede que lo que ofreces hoy funcione, pero dentro de unos meses ya no. Es importante que estés al día con las nuevas corrientes y ofrezcas valor. Cambia el diseño, añade nuevos contenidos, busca nuevas maneras de comunicar, etc.
  5. Mejora lo que ofreces. Un cliente se suscribe a una lista de una empresa, marca o negocio porque le interesa lo que ofrece. Pero si siempre es lo mismo, o tus campañas y tus acciones ya no están a la altura de tus productos, el cliente se cansará y se dará de baja si no obtiene niada interesante nuevo.
  6. Encuentra la frecuencia ideal. Una de las principales causas para darse de baja de una lista de contacto de una marca es por recibir demasiados email o notificaciones por parte de estas. En este punto muchas empresas mandan tantos email que llegan a considerarse spam, y otras por evitarlo, se quedan muy cortas. Tienes que encontrar el momento, la cantidad y el diseño adecuado. 

¿Qué es el churn rate?

Para concluir, te recomendamos que no te agobies con el resultado del churn rate. En ocasiones no es tan malo perder clientes, ya que si estos no se adaptan a tu negocio y no van a pasar de fase en el embudo de conversión, mejor que dejen de pertenecer a tu base de datos. Recuerda que el churn rate es un indicador importante por lo que no hay que dejarlo de lado, pero tampoco frustrarse por el resultado. Tienes que buscar la manera de captar nuevos suscriptores pero nunca dejar de lado a los que ya tienes. Además, mantener un cliente es mucho más rentable que hacer uno nuevo. ¡Gracias por leernos!

Contacta con nosotros

También te pueden interesar...

¿Cómo posicionar tu blog en Google? ¿Cómo posicionar tu blog en Google?
Churn rate o tasa de cancelación: qué es y cómo mantenerla a cero Churn rate o tasa de cancelación: qué es y cómo mantenerla a cero
Cómo crear un buen email personalizado para tus leads Cómo crear un buen email personalizado para tus leads