Skip to content
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing y Ventas

Guía básica de cómo firmar contratos con certificado digital

Índice

Los avances de la tecnología han cambiado la realidad del ser humano en los últimos años. Por lo tanto, también han afectado de manera definitiva al mundo empresarial. Actualmente es impensable que una empresa tenga éxito sin integrar herramientas tecnológicas. Un ejemplo de ello es el certificado digital. Esta es una guía básica de cómo firmar contratos con certificado digital.

 

 

¿Qué es el certificado digital?

El certificado digital es una herramienta esencial en el ámbito digital que garantiza la verificación de la identidad de un individuo al realizar trámites con la administración pública en línea. Funciona como un sustituto de los tradicionales nombres de usuario y contraseñas en las sedes electrónicas públicas. Este sistema proporciona un nivel más elevado de seguridad.

Existen dos tipos principales de certificados digitales: los integrados en el chip del Documento Nacional de Identidad electrónico y los emitidos por la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre. Ambos son aceptados por la mayoría de las páginas de la administración.

Para obtener un certificado digital, especialmente el emitido por la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, el usuario debe acceder a la web y después de seguir los pasos indicados, completar la acreditación presencial en una oficina autorizada. 

El certificado digital permite realizar diversos procesos de manera segura y eficiente, como la cumplimentación de datos del censo, consultas de multas, trámites de subvenciones y muchos otros.

Esta herramienta se instala como una aplicación en dispositivos tecnológicos, facilitando el acceso rápido y seguro a las sedes electrónicas. En definitiva, el certificado digital se convierte en un componente fundamental para la realización segura de trámites.

 

¿Para qué documentos sirve el certificado digital?

El certificado digital cumple un papel fundamental al permitir a los usuarios realizar trámites de manera segura con la Administración Pública o con entidades privadas a través de Internet. Estas son algunas utilidades:

  • Liquidación de impuestos: facilita la realización de trámites tributarios de forma segura.
  • Realizar reclamaciones: permite presentar recursos agilizando el proceso.
  • Actualización de datos demográficos: simplifica la actualización de datos.
  • Consulta de multas y su gestión.
  • Consulta de trámites y solicitud de subvenciones.
  • Conocer la asignación de colegios electorales.
  • Firmar electrónicamente documentos como formularios, contratos u otros.

 

8 pasos para firmar contratos con certificado digital

En un primer momento puede parecer complicado conseguir el certificado digital y ponerlo en funcionamiento. Sin embargo, el trámite es más sencillo de lo que se podría imaginar. Esta es una guía básica de cómo firmar contratos con certificado digital.

1. Obtener el certificado digital

Como es de esperar, obtener un certificado digital es el primer paso para firmar contratos de manera segura. Para ello se debe acudir a la web de la entidad emisora y seguir las instrucciones. Una vez aprobado, servirá como su firma digital, que permite llevar a cabo trámites en línea de manera autenticada y segura.

2. Instalarlo en tu equipo

Después de obtener el certificado digital, el siguiente paso es instalarlo en tu equipo. Descarga el software proporcionado por la entidad emisora, siguiendo las instrucciones específicas para tu sistema operativo. 

Asegúrate de asociar el certificado con tu navegador web, lo que facilitará su uso en plataformas en línea. Este proceso suele ser directo y es indispensable para garantizar que tu certificado esté listo para ser utilizado al firmar contratos electrónicos. 

3. Comprobar la compatibilidad

Antes de proceder con la firma del contrato, se debe verificar la compatibilidad del certificado con el formato del documento. Asegúrate de que el contrato esté en un formato adecuado para la firma digital, normalmente en PDF con capacidad de firma. 

Si el contrato está en un formato incompatible, considera convertirlo o ajustarlo para asegurar una firma electrónica exitosa. La compatibilidad es esencial para mantener la integridad del documento y la validez de la firma digital.

4. Acceder al contrato

Una vez que tu certificado digital está instalado y listo, accede al contrato que deseas firmar. Utiliza un navegador web seguro y accede al documento desde una fuente protegida. Asegúrate de que tengas permisos adecuados para visualizar y firmar el contrato. 

Verifica que estás utilizando una conexión a Internet segura para proteger la confidencialidad del proceso. Como ves, la seguridad es la base de todo el proceso.

5. Iniciar sesión y seleccionar el certificado

El siguiente paso para firmar un documento con certificado electrónico es iniciar sesión en tu cuenta utilizando tus credenciales. Busca la opción para firmar el contrato con tu certificado digital. 

En este paso, el sistema te pedirá seleccionar el certificado digital que previamente has instalado. Asegúrate de escoger el certificado correcto en caso de tener varios instalados en el sistema. Este proceso garantiza que la firma digital esté vinculada a tu identidad de manera segura.

6. Firmar el contrato

Una vez que hayas seleccionado tu certificado digital, busca la opción para firmar el contrato. El sistema te guiará a través del proceso de firma, y generalmente te solicitará ingresar tu PIN o contraseña asociada al certificado. 

Es muy importante revisar cuidadosamente el contenido del contrato antes de confirmar la firma. Al completar este paso, tu firma digital quedará incorporada al documento. Este proceso confirma tu aceptación del contrato y proporciona una capa adicional de seguridad a la transacción. 

7. Confirmar la firma y hacer una copia

Después de firmar el contrato, el sistema te pedirá que confirmes la finalización del proceso. En este paso es importante seguir cualquier indicación adicional proporcionada por la plataforma. 

Una vez confirmada la firma, realiza una copia del contrato firmado para tus archivos. Esto garantiza que tengas una versión respaldada del documento con tu firma digital. Algunas plataformas también pueden enviar notificaciones de confirmación por correo electrónico. 

Tras todo esto, asegúrate de que la copia descargada sea completa y legible, y que cuentas con la documentación necesaria para futuras referencias y cumplimiento de acuerdos. Para poder gestionar todas esas copias de documentos es recomendable implementar un software de gestión como Dayfice para facilitar el almacenamiento de documentos.

8. Verificación del proceso

Después de completar la firma y obtener tu copia del contrato, realiza una verificación del proceso para asegurarte de que todo se haya ejecutado correctamente. Se debe comprobar la fecha y hora asociadas. 

Además, no olvides de confirmar que la copia descargada del contrato sea idéntica al documento original. Si la plataforma proporciona herramientas para verificar la autenticidad de la firma, utilizalas para mayor seguridad. Este último paso asegura que tu firma digital sea válida y que el contrato esté listo para ser utilizado según lo acordado.



En conclusión, el certificado digital se presenta como una herramienta fundamental en el entorno empresarial actual, permitiendo la firma segura de contratos electrónicos. Es una herramienta esencial para la autenticación en trámites en línea, que ofrece un nivel elevado de seguridad. En definitiva, se consolida como un componente clave para la realización segura de transacciones en el ámbito digital.

Si quieres firmar tus contratos con certificado digital pero todavía no tienes claro cómo hacerlo, puedes contactar con los expertos de Occam Agencia Digital para que te ayuden a resolver tus dudas en el proceso.

Dayfice Software recursos humanos

También te pueden interesar...

6 pasos para implementar una firma digital en contratos contractuales 6 pasos para implementar una firma digital en contratos contractuales
¿Usar una firma tradicional o una firma digital para los contratos? ¿Usar una firma tradicional o una firma digital para los contratos?
Cómo gestionar la baja por estrés laboral y burnout Cómo gestionar la baja por estrés laboral y burnout