Skip to content
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing y Ventas

Los digital marketing KPIs que debes tener en cuenta

Seguro que has oído hablar de los KPI pero sin embargo no sabes lo que significan o para qué nos pueden servir en nuestra estrategia de marketing digital. Si te pasa a ti también, quédate a leer este post. ¡Te lo contamos todo!

¿Qué son los KPI y para qué sirven? 


Traducido directamente del inglés vendría a significar Indicador Clave de Desempeño o Medidor de Desempeño (Key Performance Indicator). El término KPI hace referencia a una serie de métricas que se utilizan para sintetizar la información sobre la eficacia y productividad de las acciones que se lleven a cabo en un negocio con el fin de poder tomar decisiones y determinar aquellas que han sido más efectivas a la hora de cumplir con los objetivos marcados en un proceso o proyecto concreto. Los KPI también son conocidos como indicadores de calidad o indicadores clave de negocio que podrían resultarnos muy útiles en el marketing digital. Por tanto, los KPIs nos pueden permitir medir el rendimiento de un proceso o presentar un valor relacionado con una meta que se ha establecido anteriormente. 

En lo que se refiere al marketing digital, los KPI son los valores que puede utilizar nuestro negocio para medir el rendimiento de las campañas de marketing que estamos realizando y si realmente están funcionando. De esta forma, los KPIs nos permiten analizar las herramientas que estamos usando en nuestra estrategia de marketing online y la eficacia de cada una de ellas. De esta forma y gracias a ellos podremos medir con  más facilidad tanto la efectividad de las medidas como los resultados que estamos obteniendo de ellas.

Cómo establecer KPIs

Una vez que sabemos qué es un KPI y para qué nos puede servir en nuestra empresa, debemos establecer y fijar nuestros propios KPIs para que nos ayuden a medir los logros de nuestra campaña de marketing digital. A la hora de fijar un KPI existen tres aspectos clave

  1. La decisión de la variable a medir.
  2. La identificación del objetivo estratégico general a largo plazo.
  3. El establecimiento de las metas específicas a corto plazo. 
  • Probablemente la parte más difícil a la hora de fijar KPI es decidir qué medir. Es importante establecer qué partes de la campaña queremos monitorizar y establecer un seguimiento sobre ellas. El primer paso para esto será identificar tu objetivo estratégico a largo plazo. Por ejemplo, si tu objetivo principal es doblar tu número de clientes en los próximos 3 años, has establecido ahí tu objetivo global. Este objetivo global te guiará para determinar otras metas menores que deberás conseguir previamente. A partir de aquí, simplemente necesitas dividir este objetivo global en pequeños objetivos anuales y trimestrales.
    Esta división puede llevarse a cabo de diferentes formas, que dependerán de los plazos que te hayas fijado, los requisitos de negocio y los recursos disponibles:
  • Mejora lineal: Si crees que la consecución del objetivo global se producirá gracias a una mejora constante, simplemente deberás dividir el objetivo por el número de períodos, atribuyendo a cada meta el mismo nivel de importancia.
  • Quick wins: Literalmente viene a significar algo como metas rápidas. Con este método de trabajo aceptas alcanzar algunas metas de forma rápida, aunque el efecto de los resultados disminuya a lo largo del tiempo. Suele ser una alternativa a tener en cuenta cuando es necesario introducir mejoras para solucionar algún problema existente y que ya hemos focalizado. 
  • Inversión a largo plazo: También podemos encontrar el caso contrario a lo anterior. Deberemos invertir en un proceso que nos dará resultados en el futuro. Este ejemplo representa el caso del inbound marketing, para el que no podemos esperar grandes resultados el primer año (a excepción de las empresas que cumplan con los requisitos necesarios para aplicar técnicas de inboundización), pero en el que los beneficios empiezan a acelerarse a partir del segundo. 

Por último, no te olvides de que, para poder fijar buenos KPI, es una buena práctica intentar que sigan la filosofía SMART. Esta filosofía trata de cumplir los siguientes principios en tus KPI: 

  • Específicos: deberían ser KPI concretos y específicos. Por ejemplo: en lugar de visitas, visitas orgánicas a nuestra página de producto.
  • Medibles: deberían poderse medir o cuantificar fácilmente. Por ejemplo: en lugar de engagement, tiempo medio en página por visita.
  • Alcanzables:  deberían ser alcanzables aunque, a la vez, suponer un reto. Por ejemplo: en lugar de 2 millones de followers, 2.000 followers. Es más realista y sabemos que lo podemos alcanzar de manera más fácil que lo anterior.
  • Relevantes: deberían tener un impacto relevante en el negocio. Por ejemplo: en lugar visualizaciones de un vídeo en nuestro canal de YouTube, conversiones a cliente en nuestra landing.
  • Temporales: deberían estar relacionados con un horizonte temporal. Por ejemplo: en lugar de ventas, ventas del primer trimestre de 2021, acotando el espacio de tiempo solo a unos meses. 

Los digital marketing KPIs que debes tener en cuenta 

Tener demasiados KPI puede hacer que el equipo pierda el foco, a la vez que te complican el seguimiento del progreso de los distintos indicadores. Lo más habitual es tener un único KPI principal y, como mucho, otro secundario y un último terciario. Así, de esta forma, nos enfocaremos en lo que realmente queremos medir y dejaremos de lado todo aquello que no nos aporte nada a nuestra estrategia de marketing online. 

Existen decenas de posibles indicadores con los que medir tus campañas. Algunos de ellos dependen del canal concreto por el que establezcas la relación con los usuarios. Lo importante es que para que los KPIs de marketing digital sean eficaces deben ir acompañados de un valor. Sólo si sabes qué quieres conseguir podrás analizar los caminos adecuados para lograrlo. 

Algunos de los KPIs más utilizados y que debes tener en cuenta son: 

  • Número de visitas: El número de visitas que recibe tu blog o página web será un indicador básico para saber cuánta gente atraes, de dónde provienen y cuáles son sus intereses.
  • Tiempo de permanencia: La permanencia en el sitio web o el blog es uno de los KPIs de marketing digital de mayor valor. Muestra el interés que genera tu contenido, así como de las posibilidades de conseguir clics y conversiones en la propia página.
  • Emails leídos: El número de aperturas de email que tiene tu campaña de emailing será imprescindible para saber a cuántos ha llegado y cuántos de los receptores de emails se han mostrado interesados en el contenido. Así como los clics que hace en el mail, que nos permitirá saber qué es lo que más ha interesado al usuario de nuestro correo. 

  • Seguidores: Es una métrica muy importante si desarrollamos parte de nuestra campaña de marketing en redes sociales. Los seguidores, likes o fans son el indicador perfecto para saber el alcance de tu perfil. Para poder valorar efectivamente esta métrica, es necesario fijar un umbral de seguidores que se quieren obtener, ya que no siempre un número más elevado es más positivo.
  • Comentarios: El número de comentarios que genera el contenido entre los usuarios es un dato esencial. Este es uno de los KPIs de marketing digital que se centran en el valor del contenido. De hecho, indica si el contenido es suficientemente importante para generar debate y comentarios entre los usuarios.

  • CTR: El Click-Through Rate (CTR) o proporción de clicks muestra la frecuencia con la que los usuarios que ven una acción de marketing online acaban pulsando sobre los enlaces que se les muestran.

    El CTR es uno de los KPIs de marketing digital básicos para evaluar el rendimiento de una campaña en cualquiera de los canales del marketing digital. 

En resumen, estos son algunos de los KPIs que puedes tener en cuenta para el seguimiento de tu campaña de marketing. Sin embargo, hay algunos más. Lo importante es que sepas qué quieres medir con cada uno de ellos y aproveches la herramienta para conocer la relevancia de tu campaña de marketing online. 

Descarga ahora nuestro eBook

 

 


 

 

También te pueden interesar...

Desarrollo de app: ¿Por donde empiezo?
Todo lo que debes saber sobre el Marketing de Eventos
Producción audiovisual: nueva fórmula de conseguir clientes