Skip to content
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing y Ventas

Fases de un desarrollo a medida

¿Tu empresa tiene un problema muy concreto? ¿Te gustaría tener una ventaja competitiva sobre tus competidores? ¿Has probado multitud de soluciones y ninguna termina encajando?

Cualquiera que sea tu situación, lo más probable es que necesites el desarrollo de un software a medida que se adapte exactamente a esa necesidad particular que te quita el sueño. No creas que cualquier tipo de diseño y desarrollo va a terminar con el problema. Menos aún cuando gran parte de los desarrolladores de nuestra sociedad ponen casi toda su atención en la construcción del software, dejando a un lado el análisis y la discusión del problema. 

“La inteligencia no consiste en encontrar soluciones, sino en no perder de vista los problemas” – Nicolás Gómez 

 

¿Cuáles son las fases del desarrollo de software a medida?

Antes de contarte el proceso que sigue la creación de software, queremos decirte algo. ¿Sabías que el software a medida genera a menudo un impacto positivo en la empresa donde se implanta? Esto se debe a la cantidad de ventajas que genera por parte de expertos en desarrollo que garantizan un buen resultado. Entre los principales beneficios están:

  • Mayor flexibilidad y escalabilidad. 
  • Implementación de mejoras adaptadas a las necesidades de la empresa.
  • Fácil integración con la infraestructura TI de la compañía.
  • Mayor seguridad y mejor soporte técnico. 

Ahora sí, es el turno de las fases del desarrollo de software a medida:

  • Consultoría

Implica hacer un estudio estratégico del proyecto, entender las necesidades del cliente, su empresa y el contexto de la misma. Cualquier decisión que tomes, influirá de una manera u otra en el éxito de tu idea. Por eso, el primer paso para el desarrollo de software es el asesoramiento experto. La imparable evolución tecnológica en la que estamos inmersos nos impulsa hacia la transformación digital y nos invita a disponer de herramientas y dispositivos informáticos para agilizar los procesos de nuestro trabajo. Por ejemplo: una aplicación corporativa, un CRM para la gestión comercial y seguimiento de clientes, un ERP para mejorar la productividad, un RPA para la automatización de procesos, o un software de gestión documental. 

Todo depende de tus necesidades.

  • Análisis

Es una etapa vital para comprender el problema a resolver con el proyecto.  Es donde se definen los requisitos y las funcionalidades que el usuario quiere que tenga el software, se crea el briefing con todas las especificaciones y requerimientos necesarios. Este documento contendrá toda la información necesaria para esquematizar por fases y ejecutar más tarde el proyecto. Contar con esta información ayudará muchísimo al desarrollador, y algunos de los datos que deben aparecer son: objetivos, medios de los que se dispone para conseguirlos, descripción de la empresa, necesidades específicas, público al que se dirige, especificaciones técnicas, presupuesto y plazo.

Este documento debe estar muy bien detallado para evitar cualquier tipo de retraso en la ejecución o invertir más tiempo del debido.

  • Diseño y arquitectura

En esta fase se determina cómo va a funcionar de forma general el sistema, pero sin entrar en demasiados detalles. El proceso consiste en especificar algunos requisitos de la implementación tecnológica, como la red o el hardware. Además, deben definirse los casos de uso para las funciones del software. Finalmente, se obtiene un modelo de programación basado en objetos e interacciones con el fin de diseñar el sistema. ¿Sabías que la programación orientada a objetos se hizo popular a principios de los años 90?

  • Desarrollo

Se construye el sistema por parte de los programadores. No obstante, no existe un único modelo de desarrollo, por lo que cada equipo o empresa puede tener los suyos propios para producir el mismo tipo de software. En cualquier caso, hay una serie de características comunes que no deben perderse de vista: la facilidad del soporte, la fiabilidad del proceso, la visibilidad con resultados claros e identificables, la claridad, la rapidez para obtenerlo a partir de la especificación y el mantenimiento, para poder incorporar nuevos requisitos o modificar los ya existentes.

  • Pruebas 

Es el momento de asegurarse de que no existen fallos funcionales y que cada indicación definida al principio ha sido cubierta. Para ello, es importante comprobar que el software realiza correctamente todas las tareas y que funciona a la perfección. Sin embargo, ¿qué tipo de pruebas podemos hacer para verificarlo? Una técnica muy empleada para ello es la de probar por separado cada módulo, y después hacerlo de forma integral.

Es recomendable que las pruebas sean realizadas por una persona distinta al desarrollador. En definitiva, puede organizarse un área compuesta por el personal inexperto, o por parte de programadores con amplia experiencia y capaces de detectar los errores de la aplicación. 

  • Documentación y mantenimiento 

Este proceso nos servirá para enfrentar posibles errores descubiertos, así como incorporar novedades o requisitos en el software. ¿Sabías que el mantenimiento puede llevar incluso más tiempo que el propio desarrollo inicial de la aplicación? De hecho, la mayor parte de la arquitectura y trabajo está enfocada en la construcción del mantenimiento, pues no hay mejor forma de invertir en un sistema que apostando por mejoras continuas. Solo así se garantiza la calidad del producto. El objetivo es satisfacer las necesidades del cliente al tiempo que se garantizar la calidad.

  • Metodología

Todo proyecto implica unos pasos. Seguir una metodología es parte del proceso de desarrollo de software a medida, pues es un trabajo que implica riesgos y control. Prescindir de una metodología de trabajo solo provocaría insatisfacción en el cliente. ¡Ojo! No sirve con usar cualquier metodología, las más conocidas son:

  • RUP. Puede que sea la más adaptable para los proyectos realizados a largo plazo.
  • XP. Ideal para un software de corto plazo. 
  • MSF. No importa cuál sea la dimensión del proyecto, se adapta perfectamente.

¿Ya tienes claro el alcance de tu proyecto?

 

Desarrollo, desarrollo, desarrollo

Estamos viviendo la transición hacia la transformación digital. Y eso, como no podía ser de otra forma, está teniendo sus consecuencias. La popularidad del desarrollo de software a medida para empresas es una de ellas, el perfecto intermediario entre la inteligencia humana y la información, la vía de comunicación directa entre empresas y clientes, el medio ideal para mejorar la presencia en internet, etc. 

Es imparable por varias razones: garantiza la calidad de los resultados, ahorra tiempo, facilita el mantenimiento, es un traje a medida, es una solución ideal para la integración de programas y permite el apoyo técnico eficiente y fiable. 

¡No tengas miedo al desarrollo de software a medida y explora nuevos mundos con el consultor adecuado!

También te pueden interesar...

Social Media Intelligence para la toma de decisiones
Desarrollo a medida ventajas y desventajas
¿Cómo debo redactar una nota de prensa? Estructura y tips