Skip to content
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing y Ventas

Claves para mejorar tu análisis de la competencia

Un análisis de competencia consiste simplemente en analizar las estrategias, las fortalezas y las debilidades de aquellas empresas que trabajan en el mismo sector del mercado al que pertenece tu negocio. Es muy importante realizarlo ya que te aporta todos los datos necesarios para que tu negocio crezca rápidamente conociendo cómo se encuentran los demás de tu sector. Hoy te contamos las claves para realizarlo de la mejor manera.

¿Por qué hacer un análisis de la competencia?

  • Ayuda a reconocer cómo mejorar tu estrategia empresarial.
  • Muestra cómo superar a tus competidores en áreas, por ejemplo, de atención al cliente.
  • Determina quiénes son tus competidores más directos y si comparten el mismo público objetivo.
  • Detecta el nivel de interacción y compromiso que tienen ellos con todos sus clientes.
  • Consigues actualizarte en las tendencias del mercado. Aprovechas el análisis como una herramienta en la que tomarás como referencia las estrategias que les brinden los mejores resultados para implementarlas en tu negocio.
  • Mejoras la experiencia de compra de los consumidores. Al entender cómo trabaja tu competencia debes buscar mejores formas para ofrecer tu producto o servicio y brindar una experiencia de compra única.
  • Descubres nuevas oportunidades para tu negocio. Con el análisis puedes aprovechar las debilidades de los demás para crear una estrategia que te permita destacar tu producto o servicio.

Claves para mejorar tu análisis de la competencia

¿Cuáles son los puntos clave para mejorar tu análisis de la competencia?

Antes de empezar con los puntos recuerda que cuando hablamos de competencia podemos distinguir entre competencia directa y competencia indirecta. La competencia directa engloba todas aquellas empresas que se dirigen al mismo segmento de mercado y ofrecen tú mismo producto y/o servicio y la competencia indirecta destina sus productos y/o servicios a los mismos clientes, pero dichos productos son sustitutivos al tuyo. Ahora, ¡vamos a ello!

  1. Identifica a tus competidores principales. Antes de comenzar el análisis, tu prioridad es saber cuáles son las marcas que trabajan para el mismo sector del mercado hacia el que te diriges. Eso sí, debes realizar una lista de los competidores principales utilizando criterios como los canales de interacción y distribución, la zona geográfica en la que están activos, las coincidencias entre las imágenes empresariales (como logotipos, colores o conceptos), los valores que representa cada marca, etcétera.
  2. Compara el contenido de tu competencia. Una vez que tengas una lista de las empresas que parecen ser tu competencia principal y más directa te conviene analizar su contenido, así verás más elementos en común, como la visión o valores que los impulsan a ser parte del mercado.
  3. Analiza los datos con herramientas especializadas para auditar la competitividad. Una vez que hayas realizado una primera evaluación del contenido puedes realizar una segunda ronda con una herramienta específica, como un software o una plataforma en línea. Algunas de las herramientas para realizar estos análisis especializados son Ahrefs, Quick Sprout, Moz Link Explorer, Alexa y Buzzsumo. Quick Sprout, por ejemplo, ofrece un análisis general, en cambio, Buzzsumo te dice el alcance que tienen tus páginas o artículos en redes sociales.
  4. Estudia su estrategia SEO. La estrategia SEO que tenga tu competencia puede ser realmente determinante cuando se trata de evaluar y comparar los lugares que ocupa dentro de una clasificación en motores de búsqueda. Asimismo, identificar las palabras clave es de suma importancia, ya que utilizar keywords diferentes mejorará la visibilidad de tu sitio.
    Claves para mejorar tu análisis de la competencia
  5. Realiza un análisis DAFO. El análisis DAFO es imprescindible para cualquier estrategia empresarial pues ayuda a saber qué acciones debe seguir para aprovechar las oportunidades, reducir las amenazas, analizar sus fortalezas y debilidades. Es importante saber que una fortaleza de tu competencia puede llegar a ser la tuya si la analizas bien y una debilidad bien estudiada puede ayudarte a mejorar tu negocio. Igualmente, solicita al Registro Mercantil las cuentas anuales de tus empresas competidoras. Eso te permitirá conocer el volumen de sus compras y ventas, así como realizar informes sectoriales de negocio.
  6. Analiza todas las redes sociales de tus empresas competidoras. Del mismo modo que las páginas web, las redes sociales pueden dar mucha información de una empresa. Normalmente las empresas publican en ellas ofertas, novedades y posibles cambios que puedan producirse. Al ser un medio interactivo y público, puedes observar qué empresas siguen estos perfiles y cuáles son las opiniones de sus consumidores. Esto puede ayudarte a saber qué es lo que la gente opina de tu competencia, evitar errores que ellos hayan cometido y posicionarte mejor en el mercado.
  7. Compara tus ventajas competitivas y genera una buena estrategia. Como último paso a seguir debes considerar hacer una comparación global de todos los datos que recolectaste de las empresas que son tu competencia e identificar en cuáles aspectos tu negocio o marca los supera. Este paso será el que definirá el tipo de estrategia que utilizarás para mejorar el rendimiento y reforzar los elementos distintivos de tu marca o negocio, ya sea porque cuentas con una mejor calidad en un área o porque sabes que reúnes los elementos necesarios para destacar.

Contacta con nosotros

También te pueden interesar...

¿Cuáles son las nuevas 4Ps del marketing mix?
Cuáles son las 4ps del marketing mix
Cómo realizar un buen análisis de la competencia