Skip to content
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing y Ventas

Cómo hacer un análisis DAFO y CAME paso a paso

Antes de comenzar explicando cómo hacer los análisis DAFO y CAME tienes que saber que el análisis CAME es el siguiente paso que debes realizar cuando concluyes el DAFO. Ya que aunque creas que con toda la información recopilada de los aspectos internos y externos tienes todo lo necesario, el CAME te permite potenciar esos elementos obtenidos en la matriz DAFO.

Análisis DAFO

El análisis DAFO, también conocido como análisis FODA, es una técnica que emplean las empresas para conocer su situación interna (debilidades y fortalezas) y externa (amenazas y oportunidades). El objetivo de este es conocer la situación real para obtener una ventaja sobre los competidores.

Análisis interno

  • Fortalezas. Para el análisis interno hay que considerar los factores positivos que tiene una organización para generar una gran ventaja frente a sus competidores.
  • Debilidades. Con los elementos, recursos de energía, habilidades y actitudes de una organización se puede determinar las barreras que tiene para conseguir resultados positivos. También se pueden incluir elementos relacionados con finanzas, mercado, organización y control. Después de identificar las debilidades de la organización, es preciso llevar a cabo una estrategia para eliminar de inmediato los problemas internos.

Cómo hacer un análisis DAFO y CAME paso a paso

Análisis externo

  • Oportunidades. Son una serie de factores positivos y favorables para la organización. Es importante saber cuáles son para aprovecharlos y proporcionar factores positivos a la marca. En este apartado hay que tener en cuenta varios factores:
  1. Circunstancias que pueden mejorar la situación de la organización
  2.  Oportunidades de mercado que pueden resultar ser beneficiosas
  3.  Novedades vinculadas a la tecnología en el mercado.
  4. Cambios en la normativa legal/política
  • Fortalezas. Situaciones negativas vinculadas al proyecto que pueden perjudicar el funcionamiento de este. Para solventar esta circunstancia, es imprescindible diseñar una estrategia adecuada. Para ello, cómo gestor de marca o responsable de estrategias deben tener en mente algunos conceptos, tales como:
  1. Obstáculos a los que se enfrenta la empresa.
  2. Las acciones y campañas que está desarrollando la competencia.
  3. La posible existencia de problemas de presupuesto
  4. El rendimiento y engagement que tienen los rivales de mercado.

¿Cómo hacer un buen análisis DAFO?

  1. Construcción de estrategias. Para ejecutar este análisis en tu organización, necesitas primero trazar un plan. Es preciso reconocer las características y los factores externos e internos de la organización.
  2. Emparejamiento y conversión. Este segundo paso consiste en buscar la ventaja competitiva frente a los competidores juntando las ventajas y las oportunidades de la organización. También es posible convertir las debilidades o amenazas en oportunidades y fortalezas para aprovecharlas en el mercado.
  3. Marketing. Por último, los responsables de marketing de las organizaciones deben utilizar el análisis DAFO para estudiar los puntos fuertes y débiles de la competencia. Estudian multitud de factores: estructura de costes de cada competidor, las fuentes de beneficios, recursos, posicionamiento competitivo y la diferenciación de productos, entre otros.

Cómo hacer un análisis DAFO y CAME paso a paso

Análisis CAME

El análisis CAME es una herramienta complementaria al DAFO que se utiliza para sacar un mayor partido a las conclusiones extraídas en ese análisis. El objetivo es determinar la estrategia de una manera más clara. Para ello, se cogen como base diferentes aspectos que se obtienen en el análisis DAFO. El significado de las siglas de esta herramienta se desgrana de la siguiente manera: corregir, afrontar, mantener y explotar.

¿Qué estrategias hay para hacer un buen análisis CAME?

Cuando se plantea un análisis DAFO y CAME hay que tener siempre la mirada puesta en futuras estrategias. Los tipos que puedes aplicar pueden ser algunos de estos:

  • Ofensiva. Esta estrategia, también conocida como de ataque y posicionamiento de mercado, trabaja la explotación de fortalezas de tu negocio y aprovecha las oportunidades que brinda el mercado. Son una oportunidad para PYMEs y start-ups que ofrecen gran competitividad. Gracias a su flexibilidad en los procesos y estructura, pueden aprovechar las oportunidades que ofrece el sector.
  • Supervivencia. La estrategia de supervivencia surge cuando la empresa no reconoce las amenazas que han surgido en el mercado. Normalmente se debe a que los jóvenes comienzan a trabajar con nuevas ideas y una mayor flexibilidad, lo que supone un gran acierto teniendo en cuenta la gran competencia que hay.
  • Defensiva. Las estrategias defensivas son aquellas que deben utilizar los negocios consolidados que tienen grandes factores de fortaleza y necesitan hacer frente a los competidores. El objetivo principal consiste en trabajar todas las fortalezas o ventajas competitivas del negocio para poder hacer frente a las amenazas que surgen en el mercado.
  • Reorientación. Por último, la estrategia de orientación se utiliza para cambiar el camino que está siguiendo la empresa. Incluso, a veces ocurre que se cambia radicalmente el modelo de negocio como última oportunidad para sobrevivir en un mercado tan competitivo. El objetivo de este método consiste en reconducir la empresa hacia otro objetivo para aprovechar las nuevas oportunidades que ofrece el mercado.

Cómo has podido comprobar, los análisis DAFO y CAME son dos elementos que todas las empresas han de tener en cuenta en Inbound Marketing para mejorar sus negocios y hacer frente a competidores.

Contacta con nosotros

 

También te pueden interesar...

6 pasos de una estrategia inbound marketing para sector IT
Desarrolla tu buyer persona paso a paso
Cómo hacer un plan de marketing digital paso a paso