Skip to content
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing y Ventas

¿Qué es un troll y cómo puedo esquivarlo?

En Internet un troll es un usuario que busca provocar, ofender o empobrecer la conversación dentro de una comunidad online, como puede ser un blog, un foro o un perfil en redes sociales. Su principal motivación suele ser la búsqueda de atención, por lo que la mejor forma de atajar este tipo de comportamientos normalmente es ignorándolos.

¿Qué es el trolling?

El trolling se define simplemente como la actitud que toman los trolls, es decir, buscar la provocación de los otros usuarios. Por regla general, el trolling suele estar dirigido a una empresa, una compañía o una marca, pero también puede realizarse hacia una persona en concreto, ya sea famosa o no. 

En caso de que esta acción de trolling sea repetida y muy persistente, estaríamos hablando de cyberbullying o acoso, una acción mucho más grave que debería tratarse de otra manera totalmente diferente para que la acción cesase de inmediato.

¿Cómo esquivar a los trolls?

Aunque no hay una respuesta clara a cómo esquivar a los trolls, los medios de comunicación y algunos blogs corporativos ya están añadiendo sistemas de bloqueo o de moderación que limiten el impacto del problema. Asimismo, las redes sociales intentan también acabar con ellos con grandes sistemas de filtrado. Aunque esto a veces se llega a considerar también un problema ya que se hace referencia a la censura.

Otro método simple pero eficaz para esquivarlos simplemente es ignorándolos. Es una práctica que requiere de gran fuerza de voluntad, pero si lo haces bien harás que eventualmente desaparezcan y ganarás por defecto. 

Por último, si se trata de un número limitado y controlado de trolls, siempre podrás optar por la opción de bloquearlos. Además, las redes sociales Twitter, Instagram, Facebook y Tumblr tienen excelentes funciones de bloqueo que ocultan tu contenido de aquellos que no quieres ver.

¿Qué tipos de troll existen?

  • Trolls sádicos. El objetivo de estos trolls sádicos es humillar y hacer daño, para ello centran su ataque sobre una persona o unas pocas, sacando de contexto cualquier respuesta que les den a sus comentarios y tratando de hacerles quedar a ellos como los malos, para que otros usuarios les ataquen también.
  • Trolls zombies. El troll zombie es aquel en cuyos mensajes siempre insiste sobre los mismos temas, repitiendo los mismos textos una y otra vez. No es el tipo de troll más brillante, pero resulta igual de molesto que todos los demás.
  • Trolls vampiro. Este troll se obsesiona con algunas de sus víctimas y comienza a seguirlas y rastrearlas por Internet, irá allí donde estas tengan presencia y las atacará continuamente.
  • Trolls disruptivos. Los trolls disruptivos son aquellos que interrumpen la conversación que se está dando y comentan algo que nada tiene que ver con el tema que se está tratando. Emplean diferentes técnicas, desde usar imágenes muy grandes en sus respuestas que puedan llegar a ocultar otros comentarios, hasta publicar comentarios ofensivos o insultantes o realizar spam.
  • Trolls eruditos. El troll erudito es fácil de reconocer, porque emplea sus comentarios con un tono superior y condescendiente para demostrar sus conocimientos sobre un tema o temas en concreto. Lo que no quiere decir que dichos conocimientos y comentarios sean útiles o tengan sentido dentro de la propia conversación, porque lo que este tipo de troll quiere es dejar claro que sabe mucho sobre algo.

¿Qué es un troll y cómo puedo esquivarlo?

  • Haters. A los haters les mueve el odio hacia cualquier cosa, persona o entidad con la que no estén de acuerdo, no les guste, no comparten puntos de vista o por el simple hecho de odiarlo. Asimismo, sus ataques son muy agresivos y se basan en el insulto y la mentira, siempre queriendo quedar por encima de quienes les contestan, a quienes contestarán con desprecio y más insultos.
  • Trolls novatos o despistados. Este tipo de troll se está iniciando en su carrera de trolleo y no suele ser muy efectivo, de hecho, lo habitual es que sus primeros intentos pasen desapercibidos o sean completamente ignorados. 
  • Troll «buscafollows». El troll «buscafollows» no suele tener una opinión o ideología concreta sobre nada y lo único que persigue es conseguir nuevos seguidores con sus comentarios. Por lo tanto, defenderá una posición u otra en función de aquello que él crea que le puede conseguir y aportar más seguidores.
  • Trolls sarcásticos. El troll sarcástico usa la ironía o el humor para crear enfrentamientos. Por ello, emplea memes más o menos divertidos, y, aunque es molesto como el resto, muestra tener bastante más ingenio que el resto de los tipos de trolls de los que te hemos hablado para sembrar el conflicto en la sección de comentarios.
  •  Trolls suplantadores de identidad. Los suplantadores bien se hacen pasar por otra persona para perjudicarla publicando en su nombre o bien crean un perfil falso de esta para humillarla y/o atacarla.

¿Qué es un troll y cómo puedo esquivarlo?

Por último, recuerda que no todo está permitido en redes. Desde un artículo a un comentario, pueden ser juzgados como delito, así que no temas en denunciar si los trolls se pasan de la raya.

Contacta con nosotros

 

También te pueden interesar...

¿Qué es producción audiovisual? Descubre los vídeos corporativos
¿Qué es el marketing inmersivo y cuáles son sus ventajas?
Qué es el smarketing: descubre como alinear marketing y ventas