La tecnología cambia continuamente, ya nada permanece. Un ejemplo de ello son las fotografías panorámicas. Ya existían, pero ahora han dado un giro de 360 grados gracias a nuevas cámaras que posibilitan captar todo lo que está a su alrededor, permitiendo una experiencia mucho más realista e inmersiva.

Y al igual que ocurre con la fotografía, los avances tecnológicos nos han traído el vídeo esférico o vídeo 360º. Estos vídeos se crean utilizando varias cámaras, cada una de las cuales graba un fragmento del campo de visión total, fragmentos que, posteriormente, se procesarán para crear el vídeo de 360º.

Al principio, sólo había cámaras dentro del ámbito profesional (Nokia OZO), con precios desmedidos, pero ahora los usuarios no profesionales también tienen a su alcance cámaras con las cuales grabar contenido en 360 grados y que empiezan a usarse de un modo similar a como se vienen empleando las cámaras de acción en los últimos años.

La primera plataforma en empezar a distribuir este contenido en vídeo fue YouTube, tendencia que posteriormente siguió Facebook. La única diferencia que existe entre estas plataformas es que en YouTube podemos emitir en directo los vídeos 360º, mientras que en Facebook por ahora los vídeos son sólo en diferido.

Esta novedad hace que se vea el mundo audiovisual de manera distinta, emocionante y sensacional, ya que permite al usuario revivir la experiencia casi como si estuviese allí. Y así lo quiso demostrar Nescafé, marca pionera en hacer uso de esta técnica o Tomorrowland, uno de los mayores festivales del mundo que emitió sus conciertos en 360º.

Y os preguntaréis: ¿Qué puede aportar este vídeo esférico a mi empresa que no aporte una cámara normal? Bien, a continuación os dejamos algunos de los beneficios del vídeo esférico:

  1.   Ayuda a la marca a seducir al consumidor.
  2.   Crea una mayor experiencia para el usuario, lo que nos permite  diferenciarnos y adelantarnos a nuestra competencia.
  3.   Su utilización crea valor añadido.
  4.   Apela más a las emociones de los consumidores.
  5.   Permite vincular mejor los valores de marca, siendo más visibles y cercanos.
  6.   Las experiencias serán recordadas por todo su público potencial.
  7.   Grabar un evento en 360º será más atractivo que con una cámara tradicional.
  8.   Genera engagement por parte de los consumidores con los productos.

Por eso, el objetivo de Occam Agencia Digital es crear memorables secuencias VR en vídeo para que los usuarios puedan sumergirse cuando quieran en ellos. También creamos Tours Virtuales de la mano de Google Street View (somos Trusted Photographer de Google), perfectos para mostrar tu negocio, lugares icónicos, exposiciones, etc. En Occam entendemos y conocemos el potencial de la realidad virtual y las distintas posibilidades de negocio que da a nuestros clientes. Por ello, te ayudamos a construir tu sueño, para que lo puedas disfrutar sea donde sea.

Si quieres saber más y darle un giro de 360º a tu marca entra en nuestra página e informarte de nuestro servicio.
¡Te esperamos!

banner-occam-blog